Domingo 07/01/2018.

Mundo

Reino Unido: el ganador se lo lleva todo

  • Las distorsiones que provoca el sistema electoral británico pueden agravar el desencanto de muchos ciudadanos con la política.
  • Las elecciones británicas dan una sobrada victoria a David Cameron AFP

Ni gobierno en minoría ni de coalición, como predecían las quinielas de antes de las elecciones. El viernes 8 de mayo, los conservadores de David Cameron ganaron 331 escaños de los 650 de la Cámara de los Comunes, frente a los 232 de los laboristas. El líder tory consigue la mayoría absoluta que no logró en 2010, cuando se vio obligado a pactar con los liberal-demócratas para formar gobierno. 

La mayoría absoluta ha sido posible gracias al declive de los laboristas (pierden 25 escaños respecto a 2010) y de los liberal-demócratas (pierden 49). Pero también ha influido el sistema electoral británico conocido como “first-past-the-post”. Otro de los beneficiados por este sistema ha sido el Partido Nacionalista Escocés (SNP), que ha obtenido 56 de los 59 escaños escoceses. 

A diferencia de lo que ocurre en los países con sistemas proporcionales, donde todos los partidos reciben escaños según sus votos, en el Reino Unido los escaños de la Cámara de los Comunes van a los candidatos que reciben la mayoría de votos en cada una de las 650 circunscripciones en que se divide el país. El resto de votos no computa. Por eso se dice que en este sistema el ganador se lo lleva todo. El UKIP ha quedado segundo en 118 circunscripciones, pero esos votos no le sirven para nada. 

Tanto se han llevado los conservadores y los nacionalistas escoceses en estas elecciones que queda patente, de un vistazo, la distorsión que provoca en las preferencias de los votantes el sistema mayoritario uninominal. Dos ejemplos: 

  • Los conservadores ganan la mayoría absoluta con solo el 36,9% de los votos (11,3 millones). De ahí que algunos piensen que a la victoria de Cameron le falta legitimidad popular: el líder tory va a imponer su programa de gobierno al 63,1% de ciudadanos que no le han votado.
  • El UKIP y los Verdes suman juntos el 16,4% de los votos (algo más de 5 millones), pero solo se llevan un escaño cada uno. El SNP gana el 4,7% (1,4 millones), pero se queda con 56.

Visto de otra forma: si el Reino Unido tuviera un sistema de representación proporcional, explica Mark Townsed, el UKIP habría ganado 82 escaños; y los Verdes, 24. En cambio, el SNP perdería 25 y los tories 90

Para Martin Smith, politólogo de la Universidad de York, estas distorsiones pueden agravar aún más el desencanto de muchos ciudadanos con la política: si el voto de castigo al bipartidismo es irrelevante ¿para qué votar? “Lo paradójico es que mientras el clima antipolítica parece haber llevado a muchos votantes a rechazar a los partidos tradicionales, el resultado es que ahora están menos representados que nunca”.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31