Lunes 19/11/2018.

Mundo

La Policía de Colombia halla cianuro en el baño de un testigo clave del caso Odebrecht tras su muerte

La Policía de Colombia ha hallado cianuro en el baño de la vivienda de Jorge Enrique Pizano, un testigo clave del caso de corrupción en torno a la constructora brasileña Odebrecht que murió el pasado 8 de noviembre presuntamente a causa de un infarto de miocardio.

La Fiscalía General de Colombia, que ha iniciado una investigación penal por la muerte de Pizano y de su hijo, que falleció tras ingerir cianuro de una botella que estaba en el escritorio del despacho de su padre, ha anunciado el hallazgo.

El fiscal delegado para la Seguridad Ciudadana, Luis González, ha señalado que se realizó una inspección en la casa de los Pizano "en búsqueda de evidencias", ante la presencia de familiares y delegados de la Procuraduría General.

"En un baño auxiliar se encontró en el módulo debajo del lavamanos, se encontró allí en la parte de atrás, un tarro de cianuro en una bolsa plástica", ha aseverado el fiscal, según ha recogido el diario local 'El Espectador'.

"Se activaron todos los protocolos para no contaminar la evidencia y se llamó a equipos expertos del CTI del nivel central", ha explicado el fiscal. Los equipos tomaron muestras de ADN de todo el baño y todo lo encontrado fue remitido a Medicina Legal para hacer los respectivos análisis. En especial, se buscará establecer "quién llevó a allí este tarro de cianuro".

Aunque los restos de Pizano fueron incinerados, el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses ha asegurado que se tomaron muestras con las que se buscará establecer o descartar que murió envenenado con cianuro, como ya está confirmado en el caso de su hijo.

Pizano, auditor de la Concesionaria Ruta del Sol en la que la gigante Odebrecht era socia, había ayudado a los fiscales a investigar acusaciones de que la empresa brasileña pagó unos 30 millones de dólares en sobornos a cambio de contratos de infraestructura en Colombia.

En concreto, el proyecto Ruta del Sol II que auditó Pizano fue una asociación en 2010 entre Odebrecht y Episol, una unidad del Grupo Aval de Colombia, para construir un tramo de 528 kilómetros de una carretera hacia la costa Caribe. El contrato estaba valorado en más de 1.000 millones de dólares.

El auditor reveló sus sospechas sobre los pagos realizados por la constructora brasileña y en agosto de 2015 se las comunicó personalmente al ahora fiscal general Néstor Humberto Martínez, quien para ese entonces no había sido aún designado fiscal y era asesor jurídico del Grupo Aval.

En una entrevista divulgada el lunes por el noticiero de televisión Noticias Uno --que Pizano había exigido que fuera publicada sólo si salía del país o moría--, el testigo reveló que había hablado a Martínez de las presuntas irregularidades.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31