Lunes 16/04/2018.

Mundo

Pastrana celebra la victoria electoral en el Congreso como un nuevo 'no' al acuerdo de paz con las FARC

Confía en que Iván Duque repita resultado en las presidenciales para hacer "ajustes" a los textos de La Habana

El ex presidente colombiano Andrés Pastrana ha celebrado la victoria de la centro-derecha en las elecciones legislativas celebradas el pasado 11 de marzo en el país como un nuevo varapalo al acuerdo de paz firmado por el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC, que anticipa que sufrirá "ajustes" si estos resultados se repiten en los comicios presidenciales previstos para mayo y junio.

Pastrana, en una entrevista concedida a Europa Press, ha recordado que hace un año, cuando él y el también ex presidente Álvaro Uribe decidieron sumar fuerzas en la Alianza para la Reconstrucción de Colombia, "los dos candidatos que estaban ganando en las encuestas eran Gustavo Petro y Sergio Fajardo, los dos de partidos de izquierda". "La centro-derecha no figuraba en segunda vuelta", ha enfatizado.

Sin embargo, la votación al Senado y a la Cámara de Representantes ha dibujado un Congreso en el que la centro-derecha es mayoría y en las primarias que se celebraron ese mismo 11 de marzo a ambos lados del espectro político la Alianza consiguió movilizar a seis millones de votantes y la izquierda colombiana a tres. "Les doblamos", ha recalcado Pastrana.

El mérito corresponde, sobre todo, al Centro Democrático de Uribe y al Cambio Radical de Germán Vargas Lleras. El Partido Conservador, al que pertenece Pastrana, ha seguido perdiendo peso --tendencia que arrastra en los últimos años--, algo que ha atribuido a la necesidad de "modernizar" la formación política, para lo cual confía en "figuras jóvenes" como David Barguil.

Centro Democrático se ha impuesto igualmente en la pugna interna. Iván Duque, el abanderado de Uribe, ha sido el elegido por los votantes como candidato presidencial de la Gran Alianza. Martha Lucía Ramírez, delfín de Pastrana, ha quedado segunda --y a gran distancia--, si bien competirá junto a Duque como su futura vicepresidenta. "Cualquiera de los dos habría sido estupendo", ha afirmado, cerrando filas en torno a la coalición electoral.

"Yo creo que lo importante aquí es que se ha respetado la Gran Alianza, porque mucha gente no tenía confianza" en que Duque y Ramírez siguieran caminando juntos después de las primarias, ha considerado. "No es una simple coalición electoral. La hemos pensado a largo plazo", ha recalcado, para "detener" el proceso de paz planteado por la Administración Santos.

DEBACLE ELECTORAL DE LAS FARC

Precisamente por eso, Pastrana ha defendido que estos resultados electorales son otro 'no' a los textos de La Habana, tal y como ocurrió con el plebiscito celebrado el 2 de octubre de 2016 para que los colombianos ratificaran o rechazaran el acuerdo de paz y en el que, contra todo pronóstico, triunfó el equipo del 'no' orquestado por Pastrana y Uribe.

"Hay un rechazo total al acuerdo de paz", ha sostenido. La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, el partido al que ha dado paso la guerrilla, ha conseguido 52.000 votos en sus primeras elecciones, una cifra insuficiente para obtener escaños por sí misma, por lo que solo tendrá los cinco por cámara --un total de diez-- que le concede el acuerdo de paz.

Pastrana ha reprochado al actual mandatario que "ha entregado el país", "la Constitución y las leyes", a las FARC a cambio de ese puñado de votos. "Las FARC hoy tienen diez curules porque el presidente Santos se los regaló, les ha regalado la participación (electoral), les ha regalado la publicidad en radio y televisión y aún así ¿qué lograron?: 52.000 votos", ha insistido.

Además, ha cuestionado la verdadera naturaleza de esos sufragios: "Se les dieron tres millones de dólares para hacer campaña electoral y qué curioso que durante todo el tiempo de la campaña no los utilizaron y justo el día de antes de las elecciones sacaron dos millones de dólares en efectivo ¿dónde está ese dinero?".

Para Pastrana, es tan evidente que los colombianos le han vuelto a dar la espalda al acuerdo de paz que "ya nadie de la izquierda está buscando a las FARC" de cara a las elecciones presidenciales. En un primer momento, Petro --que ha ganado la votación interna en la izquierda-- "coqueteó" con el antiguo grupo armado, si bien ha renunciado a ello. "52.000 votos ni suman ni restan en la política colombiana en este momento", ha zanjado.

"AJUSTES" EN EL ACUERDO DE PAZ

Interrogado sobre qué pasará con el acuerdo de paz si el tándem formado por Duque y Ramírez llega a la Casa de Nariño, Pastrana ha aclarado que, en contra de lo que se dijo en un primer momento --Uribe habló de "tumbar" lo pactado entre el Gobierno y las FARC--, solo habrá "ajustes" para garantizar "una paz justa y duradera".

"Ahí va a haber ajustes, no se van a acabar los acuerdos de paz", ha aseverado, recordando que durante su Gobierno (1998-2002) intentó silenciar las armas de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) --la segunda guerrilla de Colombia-- en la mesa de negociaciones. Pastrana ha confiado en que estos "ajustes" puedan pactarse con las FARC en nuevas conversaciones. "Ojalá sea con ellos", ha dicho.

En primer lugar, ha reiterado la necesidad de desmontar la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), la justicia transicional ideada para juzgar los crímenes más graves, aquellos que no pueden ser amnistiados, de todas las partes en conflicto, tanto guerrilleros como agentes del Estado y civiles. Si los ex combatientes confiesan, podrán eludir la cárcel con sanciones. Si no aportan verdad, pasarán hasta 20 años entre rejas.

"¿En qué país del mundo cabe que quiénes cometieron crímenes de guerra y de lesa humanidad hoy puedan aspirar a un curul en el Congreso o a la Presidencia de Colombia sin pagar ni un segundo de cárcel?", ha planteado, al tiempo que se ha mostrado seguro de que, "si no son juzgados aquí, va a ser el Tribunal Penal Internacional (TPI) quien reclame a esta gente".

Pastrana ha criticado además el mismo sistema de la JEP porque considera que Colombia cuenta con una Justicia capaz de ventilar los crímenes de la guerra. "A un ex presidente lo debe juzgar la Corte Suprema y a un guerrillero hay que armársele una justicia especial (...). Si es bueno que a mí me juzgue un tribunal ¿por qué no va a serlo para un guerrillero?", ha apuntado.

RÉCORD GUINNESS EN 'COCA'

Otro de los temas que la Alianza quiere modificar del acuerdo de paz es la gestión del pasado "narcoterrorista" de las FARC. Pastrana ha denunciado que desde que comenzó el Plan Colombia, en el año 2000, el país ha pasado de tener 180.000 hectáreas de cultivos de coca a las 250.000 actuales, "un récord Guinness". El legado de Santos, ha afirmado, es "un mundo inundado por esta maldita droga".

El narcotráfico está en la raíz de la ola de violencia que ha azotado Colombia en el primer año de vida del acuerdo de paz. Según Pastrana, ha habido "un cambio de brazalete" por el cual los guerrilleros que se han negado a respetar los textos de La Habana han continuado con este negocio ilícito por su cuenta o con otros grupos armados. Las facciones rivales se enfrentan ahora por ocupar el trono vacío de las FARC.

"El narcotráfico es el gran financiador. Si no resolvemos el problema del narcotráfico, va a ser muy difícil resolver el problema de los grupos guerrilleros", ha advertido. El próximo presidente heredará el diálogo con el ELN --"mucho más complicado"-- y Pastrana ha pedido al grupo armado "gestos de paz" para llevarlo a buen término.

El ex presidente, que se encuentra en Madrid para recibir este martes el premio anual de la Fundación Villacisneros, que comparte con Uribe, ha reiterado que el objetivo debe ser el mismo que con las FARC, esto es, "una paz sin impunidad".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Abril 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30