Domingo 05/08/2018.

Mundo

Ortega inaugura el diálogo nacional de Nicaragua en medio de gritos de "asesino"

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha inaugurado este miércoles el diálogo nacional que prometió para rebajar la tensión tras las peores protestas que ha sufrido en sus quince años de mandato, al mismo tiempo que los jóvenes protagonizaban una nueva manifestación al grito de "asesino".

Las protestas comenzaron en abril por una reforma de la seguridad social que aumentaba las retenciones a trabajadores y empresarios y ponía a cotizar a los jubilados, pero crecieron rápidamente hasta reclamar la "democratización" del país. Cerca de 50 personas murieron, la mayoría estudiantes universitarios, a causa de la represión policial.

"Hoy, la Nicaragua que crecía, atraía inversiones, respiraba trabajo y paz está profundamente herida y (...) tenemos la responsabilidad de cruzar este momento trágico para instalar las bases de nuestro país", ha dicho Ortega en la sesión inaugural del diálogo, mediado por la Conferencia Episcopal.

Ortega ha asegurado que el Gobierno "es el primero que quiere Justicia" --"los muertos están de todos lados--, si bien ha instado a los nicaragüenses a "no responder a la violencia con violencia, porque eso termina con guerra", y plantear sus quejas en este diálogo.

"Veremos establecida una agenda que nos permita hacer los cambios que nuestro proceso histórico demanda en estas circunstancias para tener una mayor fortaleza para emprender una lucha por la seguridad y la paz y por el crecimiento económico de nuestro país", ha prometido.

Como contrapartida, ha pedido a los jóvenes que cesen las protestas, deslizando que, aunque la Policía tiene órdenes de "no disparar", la actitud de los uniformados podría cambiar frente a lo que ha calificado de acciones violentas. "¿La Policía debe tolerar ese tipo de actos?", ha planteado.

"ASESINO"

Sin embargo, las protestas han continuado y han vuelto a encontrar el freno de la Policía. Dos muertos y 40 heridos es el balance de los enfrentamientos que estallaron el martes en Matagalpa cuando los agentes intentaron retirar los vehículos que los manifestantes habían colocado en una carretera para bloquear los accesos a la ciudad.

Para condenar estos hechos, decenas de personas se han concentrado este miércoles frente al Seminario de Fátima, en Managua, sede del diálogo. "¡Asesinos!", han gritado a Ortega y a su mujer y vicepresidenta, Rosario Murillo, a su llegada al lugar, según informa la prensa nicaragüense.

Carlos Tünnerman, que ha ejercido de portavoz de los manifestantes, ha exigido a Ortega que ordene el cese de la represión para poder continuar con el diálogo. "Su discurso ha sido decepcionante", ha espetado al líder 'sandinista'. El dirigente estudiantil Lester Alemán ha advertido: "Ahora este es un diálogo para negociar tu salida".

En la misma línea se ha expresado el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, para quien Ortega "perdió hoy una oportunidad". "Le pido, señor presidente, que repiense con su Gabinete los caminos que ha recorrido porque ha comenzado, con dolor lo digo, una revolución no armada. Si quiere usted desmontar la revolución, no es a fuerza de balas", ha subrayado el representante de los obispos en el diálogo, Juan Abelardo Mata.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Agosto 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31