Sábado 02/12/2017.

Orbán quiere blindar la llegada de los refugiados pese al fracaso de su referendo

Pese al fracaso del referéndum celebrado el domingo para impedir la llegada de refugiados, el primer ministro húngaro, el conservador Viktor Orbán, insistió hoy en que reformará la Constitución para que la Unión Europea (UE) no pueda decidir sobre cuestiones migratorias.

Orbán ha interpretado como una rotunda victoria que el 98 % de que quienes votaron el domingo apoyaran el "no" a la decisión de Bruselas de imponer a Hungría la llegada de 1.294 refugiados, dentro del reparto por cuotas de un total de 160.000.

Lo que el dirigente conservador ha obviado es que la consulta ha sido nula, ya que sólo ha acudido a las urnas el 43,5 % del censo, por debajo del 50 % de quórum que establece la ley.

En total, sólo el 39,9 % de las papeletas fue válido.

Ahora, la palabra prohibida para Orbán, y otros miembros del Gobierno es "nulo", y concentra el mensaje en que el apoyo abrumador al "no" es un mandato para seguir oponiéndose a Bruselas.

"La consulta popular alcanzó su meta y Hungría decidió y dejó claro qué es lo que los húngaros quieren en relación con la migración masiva", aseguró en una intervención en el Parlamento.

"El referéndum logró su meta porque, desde ahora representamos, la voluntad de 3,3 millones de húngaros" (de un total de 8,3 millones con derecho a voto), insistió el político conservador.

Orbán llegó a asegurar que las vallas que el país ha levantado en sus fronteras del sur para impedir la entrada de refugiados no sirven de nada si "Occidente envía a aquellos que no han entrado en la Unión Europea por Hungría".

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31