Jueves 08/12/2016.

Mundo

Operación 'Fast and Furious': un policía muerto y cientos de armas sin control

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Desde la izquierda,  los agentes de la ATF Darren Gil, Jose Wall, Carlos Canino y Lorren Leadmon declarando sobre la operación Fast and Furious

En octubre de 2009, un reducido grupo de responsables del estadounidense Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives (ATF) pusieron en marcha una operación contra el narcotráfico de origen mexicano que ha terminado en auténtico fiasco. Parece que el operativo estaba impulsado por la CIA, según las pesquisas iniciadas por los medios estadounidenses.

Con el nombre de operación "Fast and Furious", el equipo de la ATF denominado como Grupo VII recibió autorización de Washington, para facilitar licencias de venta de armas largas a diferentes tiendas de armas, con la idea de que fueran ser pasarelas para actividades de tráfico de armas.

El objetivo de esta maniobra era lograr que armas de grueso calibre alcanzaran las redes del narco, posibilitando seguimientos de las rutas de entrada de armas desde EEUU a México, y añadiendo cargos de gravedad en las futuras detenciones de narcotraficantes.

Según se ha conocido estos días, alrededor de 1.998 armas  de fuego resultaron "liberadas" mediantes esta operación, en un período de 15 meses. Los cálculos realizados por los investigadores de la ATF señalan que, antes de que arrancara la operación, 233 de estas armas fueron compradas por sospechosos de pertenecer a grupos del Narco. Desde entonces, 797 armas de este grupo han sido recuperadas en operaciones contra la criminalidad realizadas a ambos lados de la frontera Mexico-EEUU.

La muerte por 'fuego amigo' del patrullero

El 14 de diciembre de 2010, en una zona cercana a Rio Rico (Arizona, EEUU), el agente de fronteras Brian Terry murió asesinado a tiros, al intentar detener a un grupo de sujetos armados. Los sospechosos habían estado secuestrando inmigrantes ilegales con la intención de robarles, y Terry, en compañía de otros agentes, estaba tratando de arrestarlos. En la refriega, el agente Terry fue alcanzado en la pelvis por una ráfaga de un AK-47. Herido gravemente, fue trasladado a un hospital donde falleció a la mañana siguiente.

La muerte del agente Terry, que era un veterano del Cuerpo de Marines de EE.UU. y había servido cerca de cuatro años con la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos levantó la alfombra de la operación Fast and Furious. D
os de las armas recuperadas en la escena del crimen pertenecían al conjunto de armas liberadas en el operativo de la ATF, según desveló Chuck Grassley, senador por Iowa.

El escándalo puede llegar hasta Obama

El Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental (Committee on Oversight and Government Reform ), que tiene competencia legislativa sobre materias como el proceso de contratación pública, o el Servicio Postal, se dedica en realidad al control de prácticamente todo lo que hace el gobierno de EEUU.

Por esto, el escándalo ha terminado por entrar bajo su escrutinio con la ayuda del citado senador Grassley. El pasado 26 de julio, el Comité comenzó a analizar los efectos de la Operación Fast and Furious "en nuestro vecino al sur, en nuestros agentes que trabajan allí y en el pueblo de México".

En su alegato previo a la toma de declaraciones de los agentes de la ATF, el Comité señaló que "hasta la fecha, el presidente Obama se ha esforzado en decir que no sabía nada sobre el programa y que no lo autorizó. Estas respuestas no serán suficientes. El pueblo estadounidense tiene derecho a saber de una vez por todas que lo autorizó y lo sabía".



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31