Miércoles 13/11/2019.

Mundo

Obama quiere, pero no puede

  • Los expertos aseguran que el presidente Barack Obama puede utilizar los decretos ley para cuestiones excepcionales y con una duración limitada.
  • Para cualquier cosa significativa no puede hacerse por una orden ejecutiva a menos que lo consienta el Congreso.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El presidente de EEUU, Barack Obama ha lanzado su órdago. Cansado de ser el presidente de la promesas incumplidas (por el momento, solo ha retirado las tropas de Afganistán e Irak, y con críticas de algunos sectores), anunció que gobernará a golpe de decreto si el Congreso sigue torpedeando sus iniciativas.

Obama, que ha visto frenadas sus ambiciones por una Cámara Baja de mayoría republicana y hostil, aseguró que 2014 será "un año de acción" y adelantó que siempre que pueda aprobar medidas para reducir la desigualdad que no requieran legislación lo hará. No será el primero de los presidentes. Bush lo hizo unas 291 veces y Clinton por encima de las 364.

Pero si el presidente quiere tomar medidas de calado, lo tendrá muy difícil. "El complejo sistema constitucional de EEUU impedirá que tome medidas de calado", explica a www.teinteresa.es  David García, investigador del Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá. "Las cortes, a propuesta de del Congreso, pueden tumbar cualquier orden ejecutiva emitida por el presidente", explica.

Para enteder los límites de Obama para legislar mediante decretazo cabe recordar lo que le sucedió al presindente Roosevlet: "Diseñó una serie de medidas para resolver la grave depresión en que se encontraba el país, el Tribunal Supremo tumbó algunas de sus leyes", recuerda el experto.

Es decir, si el Congreso lleva una ley al Tribunal, éste la puede tumbar. No es el único motivo por el que Obama lo tiene difícil gobernar mediante decretazo. "Otro de los motivos es el económico. Cualquier decisión que afecte al presupuesto necesita la aprobación del Congreso. Por mucho que Obama apruebe una ley, si necesita financiación o ampliar el presupuesto para aplicarle, necesitará el apoyo del Congreso."

Esta idea también la subraya director del Instituto Franklin de la Universidad de Alcala de Henares, Julio Cañero que explica a www.teinteresa.es, que el Capitolio "aprueba el presupuesto federal" e insiste en que "los grandes decretos ley requieren, al final, de la aprobación del Congreso. En cualquier caso, las órdenes ejecutivas pueden llevarse a los tribunales, por lo que no están exentas de una evaluación judicial."

En este sentido, el experto recuerda que " el presidente puede utilizar los decretos ley para cuestiones excepcionales a la espera de la aprobación legislativa y que no  puede hacerlo de forma sistemática porque el poder legislativo reside en las cámaras".

Según explica a BBC Mundo Elaine Kamarck, experta en políticas públicas de la Facultad de Gobierno de la Universidad de Harvard, tienen un poder "muy limitado".

"Cualquier cosa significativa no puede hacerse por una orden ejecutiva a menos que lo consienta el Congreso", dice. "No hay nada nuevo en las órdenes ejecutivas, pero lo que no se valora de manera suficiente es que no pueden llevarse muy lejos porque las cortes las tumbarán".

A pesar de que Obama ha advertido que legislará, sin el respaldo del Capitolio su capacidad de actuar estará seriamente limitada. Ahora bien, tal y como apuntan los expertos, "para las decisiones importantes, Obama intentará encontrar el respaldo del Congreso"

El presiente anunció una serie de decretos que no necesitan la luz verde del Congreso

Para hacer frente a esa situación anunció una serie de decretos que no exigen la luz verde del Congreso, como el incremento del salario mínimo hasta los 10,10 dólares la hora para los empleados federales de nueva contratación y el lanzamiento de unos nuevos bonos del Tesoro para facilitar el ahorro para la jubilación.

Esas "acciones ejecutivas", detalladas en un documento enviado por la Casa Blanca minutos antes de que Obama comenzase a hablar, recibieron una tibia acogida entre analistas y medios.

Poco ocasado respecto a la reforma migratoria

Ni siquiera en el terreno de la reforma migratoria se atrevió Obama a ser muy osado, al no hacer mención a la necesidad de que incluya una vía hacia la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados, a la que se oponen los republicanos de la Cámara Baja. Afirmó, eso sí, que éste tiene que ser el año de aprobar la esperada reforma.

Obama, que llegó a la Casa Blanca con un positivo e inspirador mensaje de "sí se puede", parece haber dejado entrever que no puede todo lo que quisiera.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Noviembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30