Lunes 18/11/2019.

Mundo

La ONU recalca que "el ciclo de violencia en el centro de Malí debe terminar"

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha recalcado este miércoles que "el ciclo de violencia en el centro de Malí debe terminar", tras la muerte el lunes de cerca de 40 personas en un nuevo ataque contra dos localidades en la región de Mopti.

"Los responsables de actos de violencia deben ser llevados ante la justicia y loa esfuerzos para promover la reconciliación entre las comunidades deben acelerarse", ha sostenido el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric.

Asimismo, ha confirmado que el jefe de las Operaciones de Mantenimiento de la Paz, Jean Pierre Lacroix, ha llegado durante la jornada a Malí para una misión junto a Pedro Serrano, vicesecretario general de la UE para Seguridad Común, Política de Defensa y Respuesta ante Crisis.

"Estarán en Malí hasta el 21 de junio para intercambiar opiniones con las autoridades de Malí y otros actores clave sobre vías para aumentar el apoyo de la ONU y la UE para acelerar la aplicación del acuerdo de paz (firmado en 2015)", ha señalado.

El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, prometió la semana pasada que el Gobierno procederá a desarmar a todos aquellos que tengan armas de forma ilegal en el país, al tiempo que negó la existencia de un conflicto intercomunitario a raíz de los continuados ataques contra peul y dogon en Mopti.

Keita visitó el 13 de junio la localidad de Sobane, de mayoría dogon, atacada días antes presuntamente por peul armados, según algunos responsables locales, y se reunió con algunos de los supervivientes del ataque, que dejó 35 muertos, entre ellos 24 niños.

"Los dogon y los peul son dos comunidades que siempre han vivido en perfecta simbiosis", sostuvo. "Todos aquellos que elaboran hoy en día tesis dudosas deberían revisar su copia", sostuvo. En todo caso, añadió, "no hay que echar más leña al fuego: no existe ningún conflicto interétnico, lo digo claramente".

Según Keita, lo que hay es "una excrecencia de lo que hemos vivido en el norte y que todavía seguimos viviendo en el norte pero que quiere enmascararse". Sin embargo, "no nos sorprenderá porque sabemos de qué se trata", agregó.

El presidente se refirió así a la revuelta tuareg que estalló en 2012 en el norte del país aprovechando el vacío de seguridad tras un golpe de Estado. El levantamiento fue rápidamente secuestrado por diversos grupos islamistas armados, lo que forzó la intervención militar de Francia cuando empezaron a avanzar hacia el centro del país.

La comunidad peul, que tradicionalmente se dedica al pastoreo, es vista con suspicacia en la zona ante la creciente presencia de grupos islamistas, ya que estos han encontrado en los jóvenes peul una importante fuente de reclutas porque se sienten abandonados por el Estado central. Como resultado, los incidentes y enfrentamientos con otras etnias como la dogon, dedicada a la agricultura, se han hecho cada vez más frecuentes.

Los milicianos islamistas han explotado desde hace mucho las tensiones entre los grupos étnicos en el Sáhara y el Sahel para expandir sus operaciones y reclutar a nuevos miembros.

Los datos del Armed Conflict Location & Event Data Project (ACLED) muestran que la violencia intercomunitaria ha causado más muertos que los grupos yihadistas en Malí en lo que va de año, por primera vez desde que lleva a cabo un recuento.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30