Viernes 20/09/2019.

Mundo

La ONU expresa su "profunda preocupación" por el ataque contra un hotel en la capital de Libia

La Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) ha expresado su "profunda preocupación" por los recientes incidentes en la capital del país, Trípoli, incluido el bombardeo contra un hotel de la ciudad y el secuestro de un miembro del Alto Consejo de Estado.

En su comunicado, la misión ha condenado el bombardeo contra el Hotel Rixos y ha recordado que "es una instalación civil ubicada en un área densamente poblada y usada por miembros de la Cámara de Representantes --el Parlamento del este del país-- para sus reuniones".

El gobierno de unidad condenó el ataque, que describió como un "crimen" de las "fuerzas del agresor", en referencia al mariscal de campo Jalifa Haftar, leal a las autoridades en el este del país y que encabeza una ofensiva contra Trípoli.

Por su parte, la UNSMIL ha resaltado que los ataques contra objetivos civiles y el secuestro de civiles, incluidos actores políticos, envía en mensaje preocupantemente antidemocrático".

Asimismo, ha criticado los recientes ataques contra dos ambulancias en la ciudad, que se saldaron con la muerte de dos trabajadores sanitarios, al tiempo que ha recordado que "las instalaciones y personal médico están estrictamente protegidos por el Derecho Humanitario". "Estos ataques podrían constituir crímenes de guerra", ha zanjado.

Por otra parte, la UNSMIL ha señalado que trabaja para intentar obtener pruebas para llevar a juicio a los responsables de estos incidentes y ha reclamado la liberación de los "secuestrados y detenidos de forma arbitraria".

El comunicado ha sido publicado horas después de que Haftar descartara un alto el fuego y recalcara que sus tropas "están a las puertas de Trípoli y siguen avanzando".

En una entrevista concedida al diario francés 'Le Journal du Dimanche', Haftar sostuvo que "no quiere que la guerra continúe" y que su objetivo es lograr "un resultado rápido".

"ACABAR CON LAS MILICIAS"

Sin embargo, manifestó que "para volver a la solución política hay que acabar antes con las milicias", en referencia a los grupos leales al gobierno de unidad asentado en Trípoli, reconocido internacionalmente.

"Mientras las milicias y los grupos terroristas continúen ahí, no puede haber una solución. Tenemos que usar medios militares para abrir una vía política", argumentó.

En este sentido, apuntó que desde diera orden de iniciar la ofensiva contra Trípoli el 4 de abril, sus tropas "están a las puertas de Trípoli y siguen avanzando", por lo que ha considerado que los llamamientos al alto el fuego "no son muy realistas".

El enviado especial de Naciones Unidas para Libia, Ghasán Salamé, alertó la semana pasada ante el Consejo de Seguridad de la ONU de que Libia "está al borde de caer en una guerra civil que podría llevar a la división permanente del país", a causa de la ofensiva de Haftar contra la capital.

"Llevará años reparar el daño causado hasta ahora, y eso sólo si la guerra termina ya", dijo, antes de recalcar que "la guerra en los alrededores de Trípoli es sólo el inicio de una larga y sangrienta guerra en la orilla sur del Mediterráneo".

Por otra parte, afirmó que "el vacío de seguridad creado por la retirada de gran parte de las tropas de Haftar en el sur, junto con el foco de las fuerzas occidentales sobre la defensa de la capital, está siendo explotado por Estado Islámico y Al Qaeda".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30