Sábado 25/05/2019.

Mundo

La ONU denuncia 36 civiles muertos en la escalada de violencia en la última semana en Idlib

Pide a las partes hacer todo lo posible para salvaguardar las vidas de los 2,7 millones de personas que viven en la zona

Al menos 36 civiles han muerto en la reciente escalada de violencia y hostilidades en la provincia de Idlib y sus alrededores, la última región bajo control de los grupos rebeldes sirios y que forma parte de una zona desmilitarizada pactada por Rusia y Turquía, según ha denunciado este jueves el coordinador humanitario regional de la ONU para la crisis en Siria, Panos Moumtzis.

El responsable de la ONU se ha mostrado "alarmado" por la "nueva ola de bombardeos y ataques aéreos en Idlib, que han golpeado escuelas, mercados y campamentos de desplazados en los últimos días, creando pánico y caos entre la población civil".

Desde el 18 de abril, ha precisado, al menos 36 civiles han muerto y varias decenas más han resultado heridas en la violencia. El balance incluye a 17 civiles muertos en una explosión de origen no identificado en un mercado en la ciudad de Jisr al Shugur, que "provocó el derrumbe de varios edificios residenciales el miércoles", ha indicado. Los equipos de rescate consiguieron rescatar a una mujer con vida diez horas después, ha añadido.

El lunes, según Moumtzis, dos niños murieron en la tienda de campaña en la que habían buscado refugio después de que su escuela fuera alcanzada por proyectiles en la localidad de Jan Sheijún, mientras que otra escuela más resultó gravemente dañada en esta misma ciudad y en Saraqib otra tuviera que suspender las clases tras la caída de proyectiles cerca.

SUFRIMIENTO INADMISIBLE DE LA POBLACIÓN

"El miedo está en el aire y muchos residentes evitan salir fuera o enviar a sus hijos a la escuela", ha señalado. "Tales ataques y violencia son abominables y siguen provocando un sufrimiento inadmisible para la población civil de la zona", ha denunciado, subrayando que muchas personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares ante la "reciente violencia, lo que se suma a la ya de por sí precaria situación en el terreno".

En total, según Moumtzis, más de 200 civiles han muerto en Idlib y decenas más han resultado heridos desde febrero tras un incremento en los enfrentamientos y los ataques en la zona, lo cual también ha provocado que "más de 120.000 personas hayan huido hacia zonas próximas a Turquía".

"Condeno firmemente estos ataques horribles y sinsentido contra civiles e infraestructuras civiles y llamo a todas las partes en el conflicto a cumplir con sus obligaciones en virtud del Derecho Internacional Humanitario de adoptar todas las medidas posibles para proteger a los civiles", ha señalado el coordinador humanitario.

Asimismo, ha aprovechado para reiterar que "cualquier ofensiva militar a gran escala en la zona densamente poblada tendría un coste devastador en la población civil y probablemente tendría como resultado más desplazamiento en una zona en la que ya hay un gran número de desplazados internos", además de afectar la capacidad de las organizaciones humanitarias de ofrecer ayuda.

Unos 2,7 millones de personas viven en el noroeste de Siria, incluidos más de un millón de niños y 1,7 millones de desplazados internos, muchos de los cuales se han visto desplazados varias veces y llevan años viviendo en campamentos, ha incidido. "Es vital que salvaguardemos las vidas de estas personas inocentes ahora", ha reclamado.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Mayo 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31