Viernes 22/06/2018.

Mundo

La ONU denuncia que las fuerzas congoleñas atacaron a su personal durante las protestas en Kinshasa

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha denunciado este martes que las fuerzas de seguridad congoleñas atacaron a personal de Naciones Unidas, includo personal de la MONUSCO, en el marco de la represión de las protestas contra el presidente del país, Joseph Kabila, que dejó al menos seis muertos y 68 heridos.

En rueda de prensa en Ginebra, la portavoz del Alto Comisionado,Ravina Shamdasani, ha indicado que el organismo está preocupado "por lo que parece ser un patrón recurrente de represión, incluido el uso de la fuerza, de las manifestaciones en RDC, en el contexto de las crecientes tensiones políticas".

En este sentido, ha precisado que la Oficina Conjunta de la ONU para los Derechos Humanos contabilizó el domingo al menos seis manifestantes muertos en Kinshasa, así como 68 heridos y 121, además del lanzamiento de gases lacrimógenos contra iglesias en distintos puntos del país y del supuesto uso de munición real.

Según la portavoz, entre los heridos figura un responsable de Derechos Humanos de la ONU que "fue golpeado y empujado por las fuerzas de seguridad en Kinshasa mientras realizaba la observación de las manifestaciones".

Asimismo, ha precisado Shamdasani, la Policía militar "disparó gases lacrimógenos contra al menos tres patrullas de la ONU, restringiendo con ello sus movimientos e impidiéndoles cumplir con el mandato de la ONU de observar la situación de Derechos Humanos en el país". "La Misión de la ONU en RDC está abordando este incidente con las autoridades", ha agregado.

La portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos también ha denunciado que los servicios de Internet y SMS están suspendidos desde el sábado y que se emplearan gases lacrimógenos contra iglesias o en sus alrededores en distintas ciudades del país en el marco de las protestas convocadas contra Kabila el domingo por una organización católica laica.

MENSAJE AL GOBIERNO DE KABILA

"Instamos al Gobierno a que investigue todos los incidentes en los que las fuerzas de seguridad podrían haber hecho un uso excesivo de la fuerza contra manifestantes y el personal de la ONU", ha reclamado Shamdasani, además de pedir que los responsables de los muertos y los heridos "sean llevados ante la justicia sin demora".

Por otra parte, ha recordado que "los derechos de libertad de religión, expresión y asamblea pacífica deben ser plenamente respetados, en línea con las obligaciones de RDC en virtud del Derecho Internacional". "Las autoridades también tienen que garantizar que el personal de Derechos Humanos de la ONU puede realizar su trabajo", ha agregado.

Asimismo, ha advertido al Gobierno de Kabila de que "la dispersión violenta de los manifestantes no resolverá las tensiones políticas sino que servirá solo para aumentarlas". Por ello, ha instado a las autoridades del país a "trabajar de forma constructiva con sus rivales políticos, los líderes religiosos y la sociedad civil para garantizar que se mantiene el derecho de todos los congoleños a participar en los asuntos públicos de su país".

El segundo y último mandato de Kabila como presidente concluyó en diciembre de 2016, pero el mandatario se ha negado a abandonar el cargo, en un primer momento argumentando que las elecciones no podían celebrarse porque no había tiempo de ultimar el censo.

El 31 de diciembre de 2016 llegó a un acuerdo con la oposición, con la mediación de la Iglesia, por el cual se comprometía a instaurar un gobierno de unidad y a celebrar elecciones antes de finales de 2017 pero, según el último calendario previsto, las elecciones no tendrán lugar hasta el 23 de diciembre.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Junio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30