Miércoles 19/09/2018.

MIGRACIÓN

Mundo

Las ONG denuncian la muerte de más de 600 migrantes ante la ausencia de barcos de rescate en el Mediterráneo

Más de 600 migrantes, entre ellos bebés y niños, han muerto o han desaparecido en el último mes en el Mediterráneo coincidiendo con la ausencia de los barcos de rescate de las ONG por las decisiones políticas tomadas por los líderes europeos, han denunciado este jueves Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée, subrayando que esta cifra representa casi la mitad las 1.422 víctimas mortales que ha habido este año.

"Las decisiones políticas que se han tomado durante las últimas semanas en Europa han tenido consecuencias mortales. Los líderes europeos han decidido dejar que hombres, mujeres y niños se ahoguen en el mar Mediterráneo. Y lo han hecho a sangre fría. Esto es indignante e inaceptable", ha denunciado la directora de emergencias de MSF, Karline Kleijer.

"En lugar de seguir obstruyendo deliberadamente la provisión de ayuda médica y humanitaria que dispensamos, en lugar de seguir impidiendo que salvemos la vida a personas que están en peligro de ahogarse, lo que tienen que hacer los gobiernos europeos es poner en marcha operaciones de búsqueda y rescate, de una manera proactiva y específica, en el Mediterráneo central", ha reclamado.

El 'Aquarius', el barco de salvamento de las dos ONG, se vio obligado a desembarcar a los 630 migrantes que había rescatado en el Mediterráneo en Valencia después de que tanto las autoridades de Italia como de Malta les negaran el acceso a sus puertos. Tras ello, otros barcos de rescate de ONG como Proactiva Open Arms o Lifeline también han tenido problemas para desembarcar a los migrantes rescatados.


No hay un "efecto llamada"

MSF y SOS Mediterranée han defendido que los acontecimientos de las últimas semanas han demostrado que las acusaciones de que las ONG están generando un "efecto llamada" con su presencia en el Mediterráneo no se sostienen habida cuenta de que "miles de personas desesperadas siguen tratando de huir de Libia, independientemente de que haya o no embarcaciones de rescate en el mar".

Ambas ONG han sostenido que "la violencia, la pobreza y la guerra son los motivos que empujan a todas estas personas a arriesgar sus vidas y las de sus hijos, no el hecho de que haya buques de salvamento para tratar de salvarles".

Asimismo, han denunciado que pese a que los gobiernos europeos "son plenamente conscientes de los altísimos niveles de violencia y explotación que sufren los refugiados, los solicitantes de asilo y los migrantes en Libia", "están decididos a evitar a toda costa que lleguen a Europa".

Para ello, están apoyando y entrenando a la Guardia Costera libia, que en lo que va de año ha interceptado a unas 10.000 personas y las ha llevado a centros de detención en Libia, "a sabiendas de las terribles consecuencias que esto tiene para el bienestar y la vida de estas personas".

"Dejar que la Guardia Costera libia asuma toda la responsabilidad de las operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo se traducirá, inevitablemente, en más muertes y más sufrimiento", han advertido MSF y SOS Mediterranée.

Teniendo en cuenta que el verano suele venir acompañado de un aumento de los intentos de cruzar el Mediterráneo, "salvar vidas debería de ser la prioridad más urgente" puesto que "los traficantes sin escrúpulos" continúan subiendo a miles de personas en embarcaciones frágiles y no aptas para la navegación.


Piden la creación de un sistema de rescate

En este sentido, han defendido la necesidad de que "se establezca un sistema con recursos suficientes y totalmente operativo que permita salvar vidas humanas". Mientras esto no ocurra, los barcos de rescate de las ONG tienen un papel vital que desempeñar, ayudando a las personas que están en peligro en el mar y evitando la pérdida innecesaria de vidas.

"Las ONG deben tener la libertad de utilizar los puertos seguros más cercanos para las operaciones de rescate, incluida la posibilidad de desembarcar a las personas rescatadas y el reabastecimiento de los buques", han sostenido las ONG, que han dejado claro que existe un impedimento legal para que barcos que no sean libios puedan devolver a estas personas al país norteafricano.

"La responsabilidad de estas muertes recae sobre la conciencia de Europa", ha defendido la vicepresidenta de SOS Mediterranée, Sophie Beau. "Los gobiernos europeos deben reaccionar inmediatamente y garantizar que se respeten plenamente las leyes marítimas y humanitarias internacionales en las que se enmarca la obligación de rescatar a las personas cuyas vidas están en peligro en el mar", ha reclamado.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30