Lunes 06/04/2020.

¿Qué cambios necesita la Unión Europea para ser más efectiva y rápida?

Mundo

"Nadie está planteando con seriedad un proyecto político común desde el fracaso de la Constitución europea"

  • Las instituciones europeas no funcionan. Quienes la gobiernan son los Estados hegemónicos: Francia y Alemania.
  • La Unión Europea es un tinglado burocrático de corte socialdemócrata superpuesto a los Estados particulares.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Pedro Carlos González Cuevas, profesor de Historia de las Ideas Políticas en la UNED, considera que la Unión Europea está en crisis, se quiera reconocer o no. “Esta crisis”, señala Cuevas, “se origina porque la UE ha admitido a demasiados países en su seno. Además, todavía no se ha construido una identidad europea común, cosa que quizás sea imposible. Ahora bien, creo que por lo menos habría que intentar la construcción de esta identidad Europea. Las naciones no son realidades naturales, sino que, como todas obras humanas, se han construido en un proyecto de siglos que aúna educación, símbolos y ejércitos. Creo que la UE necesita esta identidad. El problema es que carece de elementos comunes a nivel étnico, lingüístico, histórico o religioso. Ahora solo es un mercado, carece de unidad política. Y no se sabe si será capaz de encontrar acomodo ante la emergencia de los grandes espacios como China, India o Sudamérica”.

Por el momento, la UE se maneja en función de los intereses de los Estados Hegemónicos, que son Francia y Alemania, y todo indica que va a seguir así. ¿Qué se puede hacer? “Por el momento, nada”, responde Cuevas. “Las instituciones europeas no funcionan. Son los Estados hegemónicos, quienes a su vez están en decadencia evidente, lo que realmente deciden. Fijémosno sino en Italia, a la que le han impuestos su presidente de Gobierno. Creo que solo se podrá hablar de instituciones europeas dentro de 50 años, en el caso de que la UE no se haya hundido antes”.

Mientras tanto, parece que la UE está condenada a ser un mercado económico común. Y eso, mientras el Euro sea una moneda irreversible, cosa que está por ver... “Nadie está planteando con seriedad un proyecto político común desde el fracaso de la Constitución europea. Para ello haría que cambiar la faz de los Estados del bienestar nacionales, cosa que es complicadísima. Ahora mismo no es que no haya estadistas capaces de hacerlo, que no los hay, sino que ni siquiera exiten los estadistas capaces de concebir un proyecto semejante. La UE se pensó para contener las guerras periódicas entre Francia y Alemania y para tener un mercado propio frente a los EE.UU. y la URSS, pero las circunstancias han cambiado. Además, las élites de la UE carecen de legitimidad democrática, lo cual no es necesariamente malo, pero, en todo caso, son unos tecnócratas, y ello tiene sus límites. Estas élites europeas son lejanas, la gente no se identifica con ellas, así que elegir un Presidente para toda la UE sería complicado. Como decía antes, no hay afinidades étnicas o lingüísticas para toda Europa. Quizás este Presidente podría elegirse en función de su ideología, pero parece difícil. Todo señala que los procesos de identificación política seguirán orbitando en torno al Estado-Nación o las regiones”, comenta Cuevas.

Lo cierto es que a los tecnócratas de  la UE, magistralmente descritos por Hans Magnus Enzensberger en su libro El gentil monstruo de Bruselas o Europa bajo tutela, solo les interesa lo económico, pero lo Político, tarde o temprano, acaba por emerger. “Y luego tenemos al Reino Unido”, prosigue Cuevas, “que va por libre. Ya dijo Raymond Aron que Inglaterra era el Telón de Aquiles de Europa. Creo que ahora mismo nos encontramos en una situación de paréntesis. No hay nada irreversible, ni para bien ni para mal, pero hace falta que la situación en Europa se consolide y luego ya se podrá hablar de instituciones comunes”.

Por su parte, Dalmacio Negro, Catedrático emérito de Ciencia Política en la Universidad CEU San Pablo, cree que la UE ha empezado a través de una unión económica, cuando tendría que haberse iniciado con una confederación o una unión militar. “Pero la UE es lo que es: un tinglado burocrático de corte socialdemócrata superpuesto a los Estados particulares. A mi juicio, habría que recomenzar el proceso. Desde luego, sería terrible que la UE se constituya como un macro-Estado cuando justo ahora la forma política del Estado ha entrado en crisis, quizás irreversible. ¿Qué es el Estado? Es una forma política que nace en el siglo XVI bajo cobertura monárquica, luego la Revolución Francesa sustituye al Rey por la Nación y más tarde viene el parlamentarismo, que ha ido degenerando hasta llegar al Estado del Bienestar, que con la idea de defender a la sociedad hace todo lo contrario: la somete y explota. Por decirlo de una manera muy resumida: el Estado nace a imitación de la Iglesia, solo que la Iglesia está pensada para gobernar el allende y el Estado trata de gobernar el aquende. Y, a partir de cierto momento histórico, el Estado ha tratado de sustituir a la Iglesia. En cualquier caso, el Estado, que no es eterno, sino que es una forma política como otras muchas que existen, está en crisis; esto lo vemos todos los días. Y construir un mega-Estado no va a solucionar los problemas de Europa, sino todo lo contrario”, precisa Negro.

Sobre el papel que ahora está desempeñando Alemania, Negro señala que solo se puede decir que su liderazgo es exclusivamente económico. “Alemania no quiere liderar Europa; simplemente es el único país que está más o menos bien. Pero también tiene unos problemas tremendos; su natalidad es todavía más baja que la española. Y varios expertos señalan que Ángela Merkel está contemporizando hasta que lleguen las próximas elecciones generales en Alemania. Por lo visto, sus bancos también están metidos en serios casos de corrupción (las oligarquías socialdemócratas también han hecho de las suyas por allí) y, por su importancia, estos casos pueden tener mayor repercusión de que lo que ha pasado con los bancos españoles. Ahora bien, en Alemania todavía manda gente que viene del Grupo ORDO, que decían -y dicen- que Estado sí, pero con ciertos límites y con cierto orden. No me extrañaría que si Francia acaba por caer, Alemania se volviese para Rusia y Europa del Este y abandonase la UE a su suerte. Conviene recordar que la UE se fundó bajo cobertura norteamericana. Y ahora los americanos miran más hacia oriente que hacia Europa”, concluye Negro. 

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Abril 2020
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30