Domingo 17/12/2017.

Colombia

Mundo

Las numerosas protestas en Colombia ponen a las FARC contra las cuerdas

  • Una marea humana vestida de blanco inunda las calles de 40 ciudades colombianas  y envia un contundente mensaje con el grito de "¡No más FARC, libertad!".
  • Las FARC exploran la posibilidad de la liberación unilateral de secuestrados mientras Santos responde con una rotunda negativa al intercambio de prisioneros por guerrilleros presos.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • El Presidente de Colombia da un no rotundo a las posibilidades de intercambio de presos de las FARC

"¡No más FARC, libertad!", "¡Vivos los llevaron, vivos los esperamos!", se podía oír por encima de la ruidosa multitud congregada en las manifestaciones colombianas, en alusión a los secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Cientos de personas vestidas de blanco han tomado las calles de 40 ciudades colombianas, pero la más concurrida ha sido la de Bogotá. Un total de siete columnas han recorrido las calles de la capital colombiana hasta confluir en la céntrica plaza de Bolívar, donde se han concentrado miles de personas, según informa RCN Radio.

El presidente, Juan Manuel Santos, ha celebrado que la población ha enviado un "mensaje contundente" a la guerrilla. "Colombia entera se ha pronunciando diciéndole a los violentos no más violencia, no más secuestros, diciéndoles que queremos paz, que no es solamente el Gobierno, es toda Colombia", ha señalado en una entrevista a esta emisora.

Las FARC exploran la posibilidad de la liberación unilateral de secuestrados

Esta movilización es una respuesta a la muerte de tres policías y un militar a manos de las FARC en el marco de la fallida operación de rescate realizada el 26 de noviembre en Caquetá, al sur del país.

En una misiva difundida el martes en la pagina de internet de los guerrilleros (www.farc-ep.co), las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (de ideología marxista) hacen referencia a la muerte de cuatro rehenes de la guerrilla, en una zona selvática del sur de Colombia. El crimen se cometió en medio de un combate librado con el Ejército, al que las FARC acusan de intentar un rescate militar que frustró su liberación.

Tras los combates, los militares encontraron los cuerpos sin vida de tres policías y del sargento del Ejército José Libio Martínez, el más antiguo rehén de la guerrilla, retenido desde el 21 de diciembre de 1997.

"Deploramos profundamente que cuatro de los seis prisioneros de guerra que íbamos a liberar unilateralmente (...) hayan muerto en un irracional intento de rescate militar del ejército colombiano, cuando marchaban hacia el lugar donde proyectábamos entregarlos", reseñó el texto.

No obstante, ni el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) ni la Iglesia, que habitualmente colaboran en la liberación de secuestrados por las FARC, estaban al corriente de esta entrega.

Sin embargo, los guerrilleros aseguras que "seguiremos explorando con ustedes todas las vías que nos puedan conducir a este noble propósito y a concretar, en el marco de la nueva situación generada, la liberación unilateral de los prisioneros de guerra", reza la carta de este martes, recogida por el diario 'El Tiempo'.

Según datos oficiales, las FARC, fundadas en 1964, cuentan con al menos 8.000 combatientes y aún retienen desde hace más de 12 años a, por lo menos, 11 policías y militares, que plantean canjear por sus guerrilleros presos. También mantendrían cautivos a un número indeterminado de civiles con fines extorsivos.

Santos responde

"Libérenlos ya, sin condiciones, sin show, si realmente hay voluntad de paz, de llegar a un acuerdo para la paz", ha dicho Santos desde el parque 'La Molienda' del municipio de Villeta, donde ha participado en una de las marchas contra las FARC que se han celebrado este martes en todo el país.

Así, el presidente ha descartado una vez más la posibilidad de alcanzar un acuerdo con las FARC o de realizar un intercambio de guerrilleros presos por uniformados secuestrados "hasta que no vea voluntad real de paz" por parte del grupo armado, aunque ha aclarado que "nadie pide que se rinda de forma humillante, porque eso no es realista.

En este sentido, ha apuntado que las FARC deberán recorrer un "trecho largo" hasta llegar al diálogo con el Gobierno para evitar otro "engaño" al país. "En el pasado hubo un engaño deliberado para fortalecerse militarmente y buscar oxígeno políticamente", ha recordado, al tiempo que ha advertido: "el país no aguanta ya este tipo de engaños".

En consecuencia, Santos ha indicado que "solamente cuando se vea que hay voluntad real de paz" autorizará un diálogo directo con las FARC. "Cara a cara, Gobierno y guerrilla, y vemos si realmente hay posibilidades. Y si hay voluntad y hay posibilidades no veo difícil que lleguemos a un acuerdo relativamente pronto", ha explicado.

Hasta entonces, ha recordado que el Gobierno y la Fuerza Pública "tienen la obligación constitucional de continuar combatiendo con la fuerza a quienes insisten en la violencia". "Militarmente les vamos a ir dando golpe tras golpe hasta que se den cuenta de que por esa vía no logran absolutamente nada y de que el pueblo colombiano va a lograr la paz por las buenas o por las malas", ha aseverado.

Protestas con asistencia masiva y repercusión internacional

MIles de ciudadanos exigieron de nuevo el regreso de los secuestrados desde las selvas y montañas y expresaron el hastío por la violencia que padece Colombia tras casi medio siglo de conflicto armado.

"Estamos hartos de ellos, de sus crímenes. Las FARC ya no tienen ideología, sólo son narcoterroristas", afirmó Lía Velázquez, funcionaria del gobierno regional de Antioquia (noroeste), en la central plaza Bolívar de la capital.

Las organizaciones convocantes de la marcha, a las que se sumó después el gobierno, habían únicamente llamado a manifestarse por la libertad de los rehenes.

Pero los carteles y pancartas contra las FARC, el principal grupo rebelde del país, destacaban en las calles de Bogotá, Medellín, Cali y decenas de otras localidades.

La convocatoria ha tenido repercusión en otras 20 ciudades del mundo, entre ellas varias latinoamericanas, México DF, Buenos Aires y Lima; europeas, Dublín y Madrid; y estadounidenses, Boston y Washington, donde el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, instó a las FARC a "recapacitar" y a escuchar "este repudio universal".

El propio Santos se sumó a la protesta en la población de Villeta, cercana a Bogotá, acompañado del sargento de la policía Luis Alberto Erazo, el único superviviente de la matanza de los cuatro uniformados rehenes.

Sin cifras oficiales de participación, la protesta no fue aparentemente tan concurrida como la celebrada en febrero de 2008, con la presencia de millones de personas, pero fue secundada en varios puntos del exterior.

En la marcha también sobrevoló el deseo de un mayor compromiso cotidiano en las ciudades colombianas con el drama del secuestro. Pero por el momento, lo que retumba en las calles todavía es el eco del reclamo firme y unánime de los manifestantes: "¡Libérenlos ya!".

Voluntarias para ejercer de intermediarias entre las FARC y el Gobierno.

Y es que el deseo de la población de acabar con esta violencia de la que es víctima toda Colombia es tal, que  hasta la Organización de Mujeres Gestoras del Mundo por la Paz se ha ofrecido a actuar como intermediaria en una eventual negociación entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC.

En un comunicado, recogido por Caracol Radio, las mujeres explican que su intención es propiciar una solución política consensuada para el conflicto armado, como han expresado las FARC en sus últimos comunicados.

Así, solicitan al Gobierno que garantice las condiciones necesarias para que se produzca la liberación unilateral de los secuestrados por la guerrilla, sin rescates militares como el ocurrido el 26 de noviembre en Caquetá, que acabó con la muerte de cuatro rehenes.

Entre las firmantes del comunicado destacan la ex senadora Piedad Córdoba; Xiomara Castro, esposa del ex presidente hondureño Manuel Zelaya; la premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú; la presidenta del Senado de Uruguay, Lucía Topolaski; y Luz Patricia Mejía, ex presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Sin embargo, chocan con la postura del Gobierno, ya que estas voluntarias abogan, si es necesario, por proceder al intercambio de presos guerrilleros por policías y militares secuestrados, condición a la que Santos se niega con rotundidad.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31