Viernes 21/09/2018.

Mundo

Merkel accede a reabrir el debate sobre el jefe de la Inteligencia presionada por el SPD

La canciller alemana, Angela Merkel, ha accedido este viernes a volver discutir sobre la controvertida destitución del que era el jefe de la Inteligencia interior del país y que fue en último término ascendido a secretario de Estado, generando las críticas del Partido Social Demócrata (SPD), su socio de coalición.

"La canciller considera correcto y adecuado reevaluar las cuestiones pendientes y encontrar una solución conjunta sostenible", ha señalado el portavoz de Merkel, Steffen Seibert, en Berlín.

La decisión se produce después de que la líder del SPD, Andrea Nahles, en un intento por aplacar los ánimos en sus propias filas, haya exigido a sus socios en la coalición volver a reunirse para negociar de nuevo una crisis que en Berlín se daba ya por superada.

Siguiendo la línea que había marcado en comparecencias televisivas en los últimos días, Nahles ha enviado una carta a la canciller y a su aliado bávaro, el presidente de la Unión Cristiano Social (CSU) y ministro del Interior, Horst Seehofer, en la que expresaba su deseo de volver a negociar el futuro profesional del polémico ex jefe de los servicios alemanes internos, Hans-Georg Maassen.

Con gran premura, tanto la canciller como Seehofer accedieron a su deseo de concertar una nueva cita, temerosos de que una nueva fisura en la alianza de Gobierno pueda terminar en tragedia.

Nahles reabre así una caja de Pandora que la canciller ya creía cerrada desde el martes, día en que Berlín decidió relevar a Maassen de su cargo como responsable de la Inteligencia nacional tras unas polémicas declaraciones sobre las recientes protestas de ultraderechistas en Chemnitz, en el este de Alemania.

Su salida, en realidad, no fue tal porque tras abandonar la cúpula del espionaje en el interior, fue nombrado secretario de Estado en el Ministerio del Interior, lo que supone en la práctica un ascenso que lleva la firma de Seehofer, "enemigo íntimo" de Merkel.

"Hemos perdido la confianza de la gente, en vez de recuperarla", llega a decir Nahles en la misiva remitida en referencia al "caso Maassen".

La decisión de cesar a Maassen se tomó en una reunión de crisis de casi dos horas de Merkel con sus socios del Gobierno: Andrea Nahles y el propio Seehofer, quien como ministro del Interior es el superior directo de Maassen.

Según pudo saber dpa, en la reunión el SPD dejó claro una vez más a Merkel y Seehofer que los socialdemócratas dejarían la coalición de Gobierno si los conservadores optaban por mantenerlo en el cargo. Finalmente se optó por una solución intermedia que, a la postre, ha generado tal controversia entre los socialdemócratas que su jefa de filas se ha visto obligada a tomar cartas en el asunto.

Maassen había puesto en duda la autenticidad de un vídeo con escenas que parecen mostrar una cacería de inmigrantes por parte de extremistas de derecha después del crimen, contradiciendo así a la propia Merkel.

Esta crisis en torno al jefe de los servicios secretos nacionales es la segunda que vive el Ejecutivo de Merkel desde que entrara en funciones el pasado mes de marzo. La primera a finales de junio fue una larga disputa en el seno de los conservadores entre Merkel y Seehofer sobre la política de asilo de Alemania, que puso en jaque al Gobierno alemán.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31