Jueves 15/03/2018.

Mundo

Médicos del Mundo denuncia la falta de atención a los desplazados internos sirios

Médicos del Mundo ha denunciado este jueves que, cuando se cumplen siete años del inicio de la guerra en Siria, los desplazados internos reciben menos atención que los 5,6 millones de refugiados y es más difícil hacerles llegar ayuda humanitaria.

La ONG ha puesto el foco sobre el deplorable estado del sistema de salud de Siria: hay una escasez crónica de medicinas, suministros y equipos, la mitad de las instalaciones sanitarias que siguen en pie están cerradas o funcionan parcialmente y "solo cuentan con un tercio del personal sanitario necesario para atender a unos 13 millones de personas".

A esto hay que añadir que, durante 2017, se registraron 492 ataques a 330 instalaciones sanitarias, lo que supuso la muerte de 847 profesionales de la salud, según la organización. Según Médicos por los Derechos Humanos (Physicians for Human Rights), la mayor parte de los ataques contra instalaciones sanitarias "son deliberados, lo que supone una flagrante violación del Derecho Internacional Humanitario".

El deterioro de la situación sanitaria en Siria ha provocado, además, la reaparición de patologías infecciosas y el empeoramiento de las enfermedades no transmisibles, según Médicos del Mundo. Como la poliomelitis, que había sido prácticamente erradicada y se ha extendido de nuevo por varias provincias debido a la falta de vacunación.

La organización ha destacado que, en los casos más críticos, la falta de asistencia adecuada ha llevado a la muerte. "Solo en los tres primeros años de guerra fallecieron unas 200.000 personas por falta de asistencia sanitaria rutinaria", ha recordado la ONG, denunciando que es habitual que se obstaculice o se interrumpa la ayuda que se intenta hacer llegar a las regiones sitiadas y que se han llegado a confiscar convoyes de medicamentos.

"El acceso humanitario salva vidas, pero, aunque las partes en conflicto lo saben muy bien, lo que se está produciendo en Siria es una limitación brutal del espacio y los movimientos de las organizaciones humanitarias", ha recordado el presidente de Médicos del Mundo España, José Félix Hoyo.

"Siete años después, las partes en conflicto y quienes las apoyan deben ser capaces de acordar un alto el fuego definitivo y el fin inmediato de ataques deliberados al personal y las instalaciones sanitarias", ha añadido el responsable de la organización en España.

Médicos del Mundo España trabaja en el campo de Mabrouka, al este de Siria, entre los límites de Turquía e Irak, donde residen 9.000 desplazados, la mayoría provenientes de la provincia cercana de Deir Ezzor. "La única cobertura sanitaria que reciben (los desplazados) es la que les proporciona Médicos del Mundo a través de equipos móviles que han prestado alrededor de 2.300 consultas de atención primaria y más de 70 de salud mental en el último semestre", ha añadido la ONG.

La ONG ha explicado que, desde enero, sus equipos atienden a 50 pacientes diarios en Mabrouka y la localidad cercana de Zergan. Todo ello está cubierto por casi 40 profesionales, entre personal local y expatriado, que presta servicios de medicina general, pediatría, enfermería, psicología o salud sexual y reproductiva.

Además, la organización proporciona medicamentos esenciales y más específicos para tratamientos de enfermedades crónicas, cardiovasculares o mentales y donan material sanitario a dos policlínicas en la provincia de Hasaka.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Abril 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30