Jueves 20/09/2018.

Mundo

Líderes cristianos y musulmanes de Camerún hacen un llamamiento al fin de la violencia

Líderes religiosos de las comunidades cristiana y musulmana de Camerún han hecho un llamamiento al Gobierno y los grupos armados separatistas de la regiones anglófonas a poner fin a la violencia que ha sacudido en los últimos meses el oeste del país.

En una declaración conjunta, la Conferencia Episcopal de Camerún y el Consejo Superior Islámico del país han pedido "denunciar y luchar juntos contra todas las formas de violencia e injusticia" para que "la paz y la justicia reinen en todo el territorio camerunés".

"Pedimos que se ponga fin a todas las formas de violencia y extorsión cometidas contra la población", han resaltado, antes de pedir el fin de los ataques contra las escuelas en la zona angloparlante.

Asimismo, han solicitado a la población que "haga un uso racional, crítico y responsable de las redes sociales, a través de las cuales los partidarios del caos exacerban la violencia", según ha informado el diario local 'Journal du Cameroun'.

La declaración conjunta ha llegado después de que la organización no gubernamental Amnistía Internacional alertara el martes de la "horrible escalada de violencia" en las regiones anglófonas.

"La situación en las regiones anglófonas de Camerún es cada vez más desesperada y nadie está al margen de la violencia, que se está saliendo de control", advirtió la subdirectora regional de Amnistía para África Occidental y Central, Samira Daoud.

En este sentido, recordó que cerca de 400 personas han muerto en lo que va de año a manos de las fuerzas de seguridad y los separatistas, al tiempo que cifró en más de 260 los incidentes de seguridad que ha podido registrar hasta ahora.

"Los responsables de ambas partes que han atacado y matado a personas o destruido sus propiedades no pueden seguir libres. Las autoridades de Camerún debe comprometerse a investigar de forma urgente, rápida, independiente y efectiva estos crímenes", dijo Daoud.

Amnistía detalló que desde el inicio de la crisis a finales de 2016 han muerto además más de 160 miembros de las fuerzas de seguridad en ataques ejecutados por milicianos, si bien la cifra podría ser mayor, ya que las autoridades no informan de muchos de los ataques.

"Con las cercanas elecciones en Camerún, tenemos motivos para temer un mayor aumento de la violencia. Podríamos ver también un aumento de los incidentes de seguridad y un incremento de la actividad de los separatistas armados, en un intento por alterar el proceso electoral a toda costa en las regiones anglófonas", sostuvo Daoud.

"La violencia sólo azuzará más incidentes, crímenes y un sufrimiento inenarrable. El Gobierno debe actuar inmediatamente contra esto en un intento por restaurar la paz en las regiones anglófonas", zanjó.

INCREMENTO DE LA INSEGURIDAD

Los milicianos separatistas advirtieron recientemente que actuarían a partir del 16 de septiembre para boicotear las elecciones presidenciales, que se celebrarán el 7 de octubre.

Por su parte, el comandante del Ejército en la Región del Noroeste, Agha Robinson, tildó a los separatistas de "terroristas" y desveló que se lanzarán operaciones en la zona para actuar contra ello.

La nueva Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó la semana pasada su preocupación por el empeoramiento de la situación en el país y la "intensificación" de los enfrentamientos en las regiones anglófonas.

En su primer discurso ante el Consejo de Derechos Humanos desde que asumió el cargo el pasado 1 de septiembre, Bachelet indicó que cerca de 180.000 personas se han visto obligadas a huir de sus viviendas y ha recalcado que estas regiones "están ahora paralizadas".

"En este contexto de seguridad volátil, muchas personas temen represalias si participan en las elecciones presidenciales previstas para el mes que viene", dijo. El presidente, Paul Biya, figura como principal favorito a revalidar mandato.

LAS TENSIONES EN LAS REGIONES ANGLÓFONAS

Desde 2016, el Gobierno camerunés, mayoritariamente francófono, ha reprimido las protestas pacíficas de la minoría anglófona contra la supuesta marginación social y económica en la que viven. Decenas de civiles han muerto en los disturbios, lo que ha alimentado el apoyo a los separatistas que buscan un estado independiente.

El movimiento secesionista entre los anglófonas, quienes aseguran estar en una situación de marginación, ha existido durante décadas de forma clandestina pero en los últimos tiempos ha comenzado a ganar apoyos en las dos regiones de habla inglesa en respuesta a la represión por parte del Gobierno.

La división de Camerún data del final de la I Guerra Mundial, cuando la Sociedad de Naciones repartió la antigua colonia alemana de Camerún entre Francia y Reino Unido. Camerún cuenta con el francés y el inglés como lenguas cooficiales, si bien la mayoría de la población utiliza el primero.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31