Viernes 17/04/2020.

Responsable de Gobernanza de la Casa Árabe

Mundo

Karim Hauser: "El Islam es compatible con la democracia, pero el despotismo en Oriente Medio ha generado opresión"

Karim Hauser, Responsable de Gobernanza de la Casa Árabe

¿Tiene el Islam un problema con la democracia?

El islam como civilización está pasando por una gran crisis de identidad. Por una parte existe una modernidad de los países de mayoría musulmana, basada en estados nacionales con constituciones donde debería de imperar el estado de derecho. Hay mujeres y hombres que son científicos, escritores, pilotos, diseñadores de apps, ingenieros, músicos clásicos o de rock alternativo, poetas, bailarines.

Pero por otra parte hay una ausencia de pensamiento crítico en el que se ha sacralizado el Corán y las enseñanzas del profeta, algo que ha erigido enormes muros de dogma y ortodoxia religiosa contrarios al espíritu original del islam como religión de pluralismo y diversidad. El Corán habla del concepto de ta’aruf que fundamentalmente invita a la apertura hacia otras culturas y a no imponer una etnicidad, un idioma o una cultura por sobre las demás. Recordemos que el islam nace sin una autoridad ni jerarquía religiosa que medie entre la humanidad y Dios. Hay entonces una compatibilidad con la democracia, pero el despotismo que ha generado opresión y supresión en Oriente Medio es un grave legado, que también afecta a países no musulmanes como Corea del Norte o el Congo.

¿Tiene Occidente tiene problema con Islam?

No se puede obviar la historia de antagonismos que ha habido entre lo que se suele llamar civilización occidental y la musulmana. Las Cruzadas, la expansión y posterior caída del imperio otomano y el colonialismo europeo son tan solo ejemplos de enfrentamientos en la recta histórica. En España se suele asociar esta lucha con el fin de al-Ándalus y la reconquista de los reyes católicos.

Sin embargo, el legado judeo-cristiano le debe al los sabios del islam la transferencia de conocimiento de la Edad Media. En la actualidad lo que vemos es un problema de identidades rígidas y de exclusión social, aunado a un caos en la geopolítica internacional, que propicia un reduccionismo de la humanidad a binomios: buenos y malos, civilizados y bárbaros, laicos y musulmanes, blancos y negros, etc. Pero hay que tener cuidado con generalizar y hablar de “occidente” como un bloque y de un solo “islam”. Esto no es una sesión de box entre Rocky Marciano y Muhammad Ali. Rusia no igual a Italia ni a Canadá, las decisiones políticas no representan necesariamente a las sociedades, ni Indonesia es equiparable a Libia o Irán. Somos sociedades en constante evolución donde los factores socioeconómicos pesan más que los religiosos en la radicalización de un individuo. Además es importante distinguir la esencia de la religión de la religiosidad (prácticas y tradiciones);. no es extraño que en congresos interreligiosos sin manipulaciones mediáticas los representantes de las religiones mundiales lleguen a acuerdos sin problemas.




Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
Etiquetas:

Kit Buenos Días

Agosto 2020
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31