Lunes 20/08/2018.

Mundo

Juncker pide que su sucesor sea cabeza de lista en las europeas y que candidatos se anuncien antes de final de año

Cree que haría falta un "milagro" para que los gobiernos de la UE apoyen la creación de listas transnacionales

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha defendido este miércoles que se perpetúe el sistema de 'cabeza de lista' por el que fue elegido jefe del Ejecutivo comunitario en las elecciones europeas de 2014, por lo que ha instado a los partidos políticos a designar a sus candidatos para los comicios de mayo de 2019 antes de que acabe este año.

"Es el sistema que nos parece lógico, cuando se acude a las urnas saber quién será el presidente de la Comisión, porque será el que llegue como candidato principal de la lista de la familia política más votada", ha expresado Juncker en una rueda de prensa en Bruselas, para explicar las ideas de su Ejecutivo para hacer más eficiente y ágil el funcionamiento de las instituciones de la UE.

El exprimer ministro luxemburgués ha recordado que él fue el "cobaya" del nuevo sistema para que el presidente de la Comisión Europea surgiera como candidato directo en las elecciones europeas y, si bien ha considerado la experiencia "dolorosa", ha defendido que el resultado ha sido exitoso.

En este sentido, ha llamado la atención sobre las dificultades que tuvo para hacer campaña en todos los estados miembros como candidato del Partido Popular Europeo (PPE), porque fue designado apenas seis semanas antes de la cita electoral, y ha instado a los grupos a nombrar esta vez a sus cabezas de lista "antes de final de año".

El modelo del 'Spitszenkandidaten' (candidato principal o cabeza de lista en alemán) cuenta con el apoyo mayoritario en la Eurocámara y de la actual Comisión Europea, aunque es visto con reservas por el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

En opinión de Juncker, la fórmula del candidato directo debe ser una "exigencia" para evitar que las elecciones europeas --previstas para mayo de 2019-- "no sean tomadas como rehén" por asuntos y disputas nacionales.

También ha insistido en la necesidad de que los vínculos entre los partidos nacionales y sus familias europeas sean "más visibles" y ha advertido de que todo candidato a eurodiputado en las europeas debe dejar claro antes de que se celebren en qué grupo europeo encaja.

Contar con cabezas de lista europeos facilitará el debate entre las familias políticas y pondrá en valor las cuestiones europeas, ha insistido el jefe del Ejecutivo comunitario, que ha confiado en que Europa se convierta en asunto "de actualidad" y, por ejemplo, se emitan debates entre los candidatos europeos en las principales cadenas públicas de televisión de todos los Estados miembros.

En cualquier caso, Juncker ha querido dejar claro que este sistema no significa en absoluto que haya "automatismo" en el nombramiento de su sucesor al frente del Ejecutivo comunitario, dado que las reglas de la UE exigen que el designado cuente con el visto bueno del Consejo y del Parlamento Europeo, lo que dará una "doble legitimidad" al elegido.

LISTAS TRANSNACIONALES Y UN SUPERPRESIDENTE, DEBATES PARA MÁS ADELANTE

Otra de las claves en el debate sobre las elecciones europeas es la creación de listas transnacionales, un asunto sobre el que los Estados miembros están divididos, ha dicho Juncker, para quien sería un "milagro" que los gobiernos consensuaran una posición unánime sobre este asunto antes de las elecciones de 2019.

Bruselas ve con interés este debate y está abierta a "profundizar en la reflexión", pero cree que hay poco margen para tomar decisiones en este ámbito y considera "poco realista" que sea posible reformar las normas electorales para crear una circunscripción europea -tal y como promueve Macron-- antes de las próximas elecciones, ha resumido Juncker.

El actual presidente de la Comisión también ha dejado para más adelante cuestiones como contar con un único presidente que compagine el mando del Ejecutivo comunitario con el del Consejo europeo, aunque se ha mostrado favorable a esta modificación.

"Creo que sería útil (fusionar las dos presidencias), pero no creo que se pueda hacer antes de las elecciones de 2019", ha opinado, para después considerar que sería una iniciativa "racional".

Con todo, la propuesta que apunta Juncker no pasaría por fusionar las dos instituciones, sino de mantener el modelo bicameral, aunque con un único 'superpresidente' con el que reforzar la "cercanía y colaboración" entre las dos instituciones.

El político luxemburgués ha puesto como ejemplo la buena sintonía entre él y el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, pero la "pesadilla" que supondría que los siguientes designados chocaran y diera lugar a un Ejecutivo comunitario que no sigue el programa marcado por el Consejo.

Finalmente, Juncker ha recordado que hay un debate pendiente entre los Estados miembros sobre la necesidad o no de reducir el número de comisarios que forman la Comisión actualmente, y que suman con él 28, para contar con un representante por cada Estado miembro.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha dicho que es un asunto sobre el que deberán significarse los gobiernos de la UE el próximo año y ha expuesto los pros y contras de cada escenario, aunque situándose entre los partidarios a mantener el sistema de 28, para cuidar que se mantiene la representación política y canales abiertos con cada Estado miembro.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Agosto 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31