Martes 11/12/2018.

SIERRA LEONA

Mundo

Hambre de cambio ante el oficialismo en Sierra Leona

  • Los comicios marcan el fin de los once años de presidencia de Ernest Bai Koroma en un ambiente competitivo
  • El plan de la oposición de Sierra Leona: hacer todo lo posible por acabar con el oficialismo

"Mírame, tengo 24 años y ni siquiera tengo una cuenta. Sé que los chicos de mi edad en EEUU tienen cuentas, pero yo soy pobre. Hay que echar al APC del poder", dice a Efe Mariama, una votante que pone voz al plan de la oposición de Sierra Leona: hacer todo lo posible por acabar con el oficialismo.

Mariama Kamara votará en las elecciones de mañana al ex alto cargo de la ONU Kandeh Yumkella, candidato de la Gran Coalición Nacional (NGC), un nuevo partido, porque "como Donald Trump en Estados Unidos, ha prometido que el dinero de Sierra Leona será para los sierraleonenses, no para él mismo ni para sus intereses".

"Necesitamos un cambio", repite una y otra vez mientras explica a Efe las razones de su voto: "Tenemos diamantes, tenemos titanio, ¡no necesitamos carreteras! ¡Necesitamos hospitales y escuelas!".

Los comicios marcan el fin de los once años de presidencia de Ernest Bai Koroma en un ambiente competitivo marcado por la presencia de dos nuevos partidos escindidos de las dos formaciones mayoritarias.

El gobernante Congreso de Todo el Pueblo (APC) se enfrentará a su adversario de siempre, el Partido Popular de Sierra Leona (SLPP); pero también a una escisión de este último, la citada NGC, y a la Coalición por el Cambio (C4C), fundada por el exvicepresidente Samuel Sam-Sumana, repudiado en 2015 por el propio APC.

Si el candidato del APC, el exministro de Finanzas y Exteriores Samura Kamara, no consigue el 55 % de votos necesario para evitar la segunda ronda, tendrá que enfrentarse en las urnas al resto de candidatos unidos en la figura de un solo opositor. El APC saca pecho por el desarrollo de las infraestructuras en la última década, pero los jóvenes del país -de los que unos 800.000 votarán por primera vez en estos comicios- reclaman una mejor educación y oportunidades laborales para no tener que verse abocados a emigrar.

"El Gobierno siempre habla del progreso en infraestructuras. Pero ¿y la educación, la creación de empleo o la sanidad?", se pregunta Ismail Sidi, un joven de Kambia (norte) que votará al SLPP. Este estudiante de Telecomunicaciones no entiende que haya gente que siga votando al APC teniendo en cuenta que más del 60 % de la población vive con menos de 1,25 dólares (1 euro) al día. "Tenemos el potencial para ser un gran país, pero hace falta voluntad política", insiste.

La gestión de la crisis del ébola, que se saldó con la muerte de más de 4.000 sierraleoneses, y de las inundaciones del pasado agosto en la capital, Freetown, con miles de muertos sin un balance definitivo fiable aún, son muestras de la "indisciplina" del Ejecutivo del APC, según Ismail.

Pese al desolador panorama, el APC sigue gozando de popularidad, como demuestra James Nabeu, apodado Mogambo, que se deja caer por la sede del partido para ayudar en lo que pueda. Allí, comenta a Efe: "El APC ha ayudado mucho a los jóvenes y a las mujeres del país".

"Con el APC, Sierra Leona puede crecer. No decimos que el APC vaya a darlo todo gratis, pero con él, el país va a seguir mejorando", asegura, antes de añadir que votará por Samura Kamara "porque se quedó en el país durante la guerra y trabajó duro para que nuestra economía mejorase", agrega.

Las escenas en Freetown son de normalidad: pistas de laterita atestadas de vehículos, habitantes de barrios chabolistas bañándose en grupo en los exiguos arroyos, puestos de fruta en cada esquina y hombres y mujeres portando sus mercancías en equilibrio sobre sus cabezas. Los sierraleoneses saben que no pueden volver a repetir los errores del pasado después de una guerra civil (1991-2002) que dejó al país totalmente devastado.

Y es que, pese a la tensión política y a que los expertos avancen que podrían registrarse algunos "incidentes menores" en partes interiores del país, la sensación general es la de que Sierra Leona puede unirse al ejemplo de otros países de la región como Liberia o Gambia y dar un paso más en el camino de la democracia.

La prueba de esto es un grupo de amigos que camina por el centro de la ciudad, debatiendo sobre las elecciones hasta que uno de ellos eleva su voz y zanja el tema: "Todo el mundo tiene que contribuir. Puede que el martes haya un Gobierno y el miércoles, otro, pero Salone (Sierra Leona en krio, lengua franca local) siempre está ahí". 

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31