Lunes 28/05/2018.

Mundo

HRW alerta de la discriminación de las fuerzas iraquíes contra los familiares de milicianos de Estado Islámico

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha alertado este jueves de la discriminación que sufren los familiares de milicianos del grupo terrorista Estado Islámico por parte de las fuerzas de seguridad iraquíes en diversos puntos del país.

En febrero de 2018, las fuerzas de seguridad del distrito de Al Baaj, que se encuentra a unos 150 kilómetros de la localidad de Mosul, emitieron una orden para impedir a los familiares de miembros del grupo yihadista regresar a la zona.

"El decreto de Al Baaj es uno de los ejemplos más claros de que las autoridades iraquíes están castigando sistemáticamente a los familiares de miembros de Estado Islámico y a aquellos que son sospechosos de serlo", ha asegurado la subdirectora de HRW para Oriente Próximo, Lama Fatih.

"Las fuerzas a nivel local y el Gobierno central necesitan responder a este tipo de discriminación", ha explicado, según ha recogido en un comunicado la ONG. Fatih ha señalado que la orden impide que miles de personas puedan regresar a sus casas.

Según varias fuentes a nivel local, la población de Al Baaj antes de que Estado Islámico se hiciera con el control de la zona en 2014 era de unas 13.000 personas. Sin embargo, la mayoría de residentes abandonaron el área y se desplazaron a campos de desplazados el 3 de junio, cuando las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) recuperaron la zona. Desde diciembre, sólo unos 1.000 residentes han regresado.

Varios miembros de HRW visitaron el distrito la semana pasada y hallaron que se encuentra en gran medida deshabitado, con un gran número de viviendas dañadas o abandonas. Después de que se emitiera la orden en febrero los residentes han tenido que obtener autorizaciones de seguridad para poder entrar de nuevo en la zona. Dichas autorizaciones son entregadas por su líder tribal o jefe de la comunidad.

La ONG ha explicado que esta medida excluye a aquellos que sean "hijos, hermanos o padres de un miembro de Estado Islámico" y advierte de que aquellos que firmen documentos a personas que estén vinculadas de alguna manera a los yihadistas "tendrá que responder" por sus actos.

"De los 12.000 residentes de Al Baaj que continúan en campos, aproximadamente un 20 por ciento tienen un familiar que se unió a Estado Islámico y, por lo tanto, no pueden regresar con los demás", han afirmado fuentes cercanas a la cuestión.

HRW ha instado a las autoridades a revertir cualquier orden o decreto que tenga como objetivo señalar a los familiares de miembros o presuntos miembros del grupo yihadista y ha destacado la importancia de que se retire cualquier tipo de obstáculo para que estas personas puedan hacerse con los documentos necesarios para regresar a sus hogares.

"Si el Gobierno iraquí es serio cuando dice que los familiares de Estado Islámico son inocentes y deben ser tratados como tal, entonces debe bloquear cualquier medida puesta en marcha por las fuerzas de seguridad que discrimine o sirva como represalia contra ellos", ha aseverado Fakih.

"No obstante, parece que el Gobierno no está haciendo nada para evitar que las fuerzas iraquíes impongan castigos sistemáticos", ha manifestado.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Mayo 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
28 29 30 31