Martes 21/05/2019.

Mundo

HRW denuncia detenciones, desapariciones y acoso en las zonas recuperadas por el Gobierno en Siria

Los servicios de Inteligencia del Gobierno de Bashar al Assad están llevando a cabo detenciones arbitrarias, desapariciones y acoso a personas en las zonas que han sido recuperadas de manos de los rebeldes en Siria, según Human Rights Watch (HRW), que denuncia que estos abusos se producen incluso en áreas donde ha habido acuerdos de reconciliación.

La organización ha documentado once casos de detención arbitraria y desaparición en Deráa, Ghuta Oriental y el sur de Damasco, zonas todas ellas recuperadas entre febrero y agosto de 2018. En todos los casos, las personas objeto de las mismas eran antiguos líderes opositores políticos y armados, activistas de medios, cooperantes, desertores y familiares de activistas y antiguos rebeldes que habían firmado acuerdos de reconciliación con el Gobierno.

Organizaciones locales como Sirios por la Verdad y la Justicia y la Oficina de Mártires de Deráa han documentado al menos 500 arrestos en estas zonas desde agosto, según HRW, que ha entrevistado a 16 antiguos residentes de las provincias de Deráa y Quneitra, así como de Ghuta Oriental y de localidades al sur de Damasco para elaborar su informe.

Según estos testigos, los servicios de Inteligencia han detenido y acosado a personas relacionadas con activistas antigubernamentales o antiguos combatientes, así como a desertores, miembros de grupos antigubernamentales o activistas. También han estado en el punto de mira cooperantes, líderes comunitarios y activistas de medios.

"El combate activo ha terminado en buena parte de Siria pero nada ha cambiado en el modo en que los servicios de Inteligencia pisotean los derechos de oponentes percibidos al régimen de Al Assad", ha denunciado la directora en funciones para Oriente Próximo de HRW, Lama Fakih.

"La falta de debido proceso, detenciones arbitrarias y acoso, incluso en las así llamadas áreas de reconciliación, ponen de manifiesto las promesas huecas del Gobierno de retorno, reforma y reconciliación", ha denunciado.

SIN CARGOS CONCRETOS E INCOMUNICADOS

La mayoría de los detenidos aparentemente nunca han sido imputados, según HRW. En tres de los casos, las personas fueron detenidas porque alguien había presentado una denuncia en su contra. En la mayoría de las ocasiones, los detenidos fueron mantenidos incomunicados durante toda o buena parte de su arresto y se les denegó el acceso a un abogado.

Además, las autoridades no informaron a sus familias de su paradero o les presentaron rápidamente ante un juez, por lo que sus familiares y colegas saben. En un caso, un detenido contó a amigos que la Inteligencia militar le golpeó antes de llevarle ante una corte marcial, pese a que le detuvieron vestidos de civil.

Por otra parte, según HRW, al menos uno de los detenidos fue trasladado a la prisión de Sadnaya, conocida por las torturas y las ejecuciones extrajudiciales. En tres casos, familiares fueron detenidos y/o acosados para recabar información sobre un familiar buscado o para forzar a este a que regresara.

Según la información recabada por la organización, los detenidos fueron liberados solo después de que su familia pagara un soborno y, en algunos de los casos, pidiera a miembros de alto nivel de los comités de reconciliación o la Policía militar rusa que intervinieran.

Los entrevistados han explicado que la capacidad del Gobierno ruso de ayudar depende de la zona en la que se produjo el arresto y si la persona que lo pide es alguien importante en la comunidad o tiene contactos. Además, en dos casos, protestas en su localidad llevaron a la liberación de los detenidos.

LIBERACIÓN INMEDIATA DE LOS DETENIDOS

Así las cosas, HRW ha reclamado al Gobierno sirio que libere de forma inmediata a todos los detenidos de forma arbitraria o que presente cargos si es que existen contra ellos. Además, las autoridades deberían llevar ante un juez a los detenidos en un plazo de 48 horas desde su arresto, permitirles acceso a un abogado e informar a sus familias de su paradero.

A Rusia le ha pedido que use su influencia sobre Siria para que detenga las detenciones arbitrarias y el acoso, además de apoyar el trabajo de organizaciones internacionales imparciales para que recaben información del paradero de desaparecidos, monitoricen lugares de detención y faciliten la comunicación con familiares.

Pese a las persistentes amenazas de persecución en zonas controladas por el Gobierno sirio, algunos de los países que acogen a refugiados sirios han organizado de forma activa retornos, creado incentivos para su regreso a Siria, impuesto condiciones cada vez más inhóspitas e incluso deportado a algunos.

"Aquellos que dicen que hay estabilidad o seguridad en el sur están mintiendo", ha asegurado a HRW un trabajador humanitario en Deráa. "Todavía hay asesinatos y detenciones arbitrarias y los residentes siguen sufriendo persecución", ha añadido. El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) también se ha pronunciado en contra de devoluciones forzosas.

"En ningún sitio es el efecto de una ausencia de garantías de protección más claro que en las zonas recuperadas por el Gobierno", ha subrayado Fakih. "El acoso y abuso por parte de los servicios de Inteligencia es un gran elemento de disuasión para las personas que barajan regresar y ha forzado a marcharse a otras que quieren permanecer", ha subrayado.

"Si Rusia es seria en cuanto a animar el retorno de refugiados, debería presionar al Gobierno a que ponga fin a los abusos de detención y cree las condiciones que lleven a un retorno digno y seguro", ha reclamado la responsable de HRW.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Junio 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30