Lunes 11/12/2017.

Mundo

HRW alerta que Mursi está incomunicado en la cárcel pese a deterioro de salud

Human Rights Watch denunció hoy que el expresidente egipcio Mohamed Mursi permanece incomunicado en la cárcel y casi no se le permiten visitas de sus abogados o familiares a pesar del deterioro de su salud.
  • HRW alerta que Mursi está incomunicado en la cárcel pese a deterioro de salud EFE

Human Rights Watch denunció hoy que el expresidente egipcio Mohamed Mursi permanece incomunicado en la cárcel y casi no se le permiten visitas de sus abogados o familiares a pesar del deterioro de su salud.

El islamista solo ha recibido dos breves visitas de familiares y abogados desde que fue derrocado en un golpe de Estado militar en 2013, según un comunicado de la ONG.

Estas condiciones "socavan" el derecho de Mursi a defenderse en las múltiples causas judiciales abiertas contra él y pueden haber contribuido al deterioro de su salud, según HRW.

Familiares del expresidente dijeron a HRW que, en la primera semana de junio, el político de 68 años se desmayó dos veces y experimentó un coma diabético.

El director adjunto de HRW en Oriente Medio y Norte de África, Joe Stork, puntualizó en el comunicado que el trato dispensado a Mursi es una muestra de "las terribles condiciones que sufren miles de detenidos políticos en Egipto".

La esposa y una hija de Mursi fueron autorizados a ver al expresidente durante 30 minutos el 4 de junio pasado, por primera vez desde noviembre de 2013, pero los otros cuatro hijos del exmandatario no recibieron ese permiso, según la ONG.

El 4 de junio las autoridades también permitieron a un abogado ver a Mursi durante diez minutos, en la primera visita legal que recibe en prisión desde enero de 2015.

Mursi ha sido condenado a muerte por un supuesto intento de fuga y a cadena perpetua, que en Egipto corresponde a 25 años de prisión, por cargos de conspiración y espionaje, pero estos veredictos fueron anulados en apelaciones que ordenaron repetir los juicios.

Todavía pesa sobre el expresidente una cadena perpetua en otro caso de espionaje, en el que Mursi, tres periodistas y otras siete personas fueron condenadas por hacerse con documentos relacionados con la seguridad del Estado y entregárselos a las autoridades de Catar durante su mandato en 2012.

El Tribunal de Casación confirmó la pena, que ya es definitiva, de 20 años de cárcel por el uso de la violencia y por la muerte de manifestantes durante los disturbios de diciembre de 2012 a las puertas del palacio presidencial de Itihadiya, en El Cairo, en el marco de las primeras grandes protestas contra el islamista.

Según recordó HRW, Mursi también tiene pendiente un juicio por ofensas al tribunal.

Mursi forma parte de los Hermanos Musulmanes, organización con la que alcanzó el poder en las elecciones de 2012 y que fue declarada terrorista un año después, tras el golpe de Estado.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31