Domingo 22/07/2018.

Mundo

HRW acusa a Turquía de devolver a miles de sirios que buscaban refugio en su territorio

La ONG denuncia que las fuerzas turcas han disparado e incluso matado a quienes trataban de huir y reprocha a la UE su inacción

Las fuerzas de seguridad turcas han interceptado a cientos e incluso miles de sirios que trabajan de buscar refugio en Turquía desde el pasado mes de diciembre y los han devuelto de forma arbitraria a la región de Idlib, uno de los focos del conflicto en Siria, según ha denunciado este jueves Human Rights Watch (HRW), acusando a las fuerzas turcas de disparar e incluso matar a algunos de ellos.

La región de Idlib ha sido una de las zonas donde más se ha intensificado el conflicto en los últimos meses, convirtiéndose en el escenario del enfrentamiento entre las tropas rebeldes y las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Assad --que cuenta con el apoyo de Rusia-- y de la confrontación entre el Ejército turco y las milicias kurdas conocidas como las Unidades de Protección Popular (YPG).

HRW ha estimado que hay 1,7 millones de personas en los campos de desplazados de Idlib. La ONG ha defendido que la Unión Europea (UE) debería presionar a Turquía para que proporcione protección a los refugiados sirios dentro del país y que tendría que ofrecer más ayuda a los refugiados en Turquía y en los países circundantes.

"La UE debería presionar a Ankara en la cumbre del próximo lunes en Bulgaria para que abra sus fronteras a aquellos que lo necesiten", ha declarado el director asociado del programa de derechos de los refugiados de HRW, Gerry Simpson. Los 27 "tendrían que ofrecer un apoyo significativo" a la causa y no "quedarse sin hacer nada mientras que Turquía ignora los derechos de los refugiados y obliga a miles a volver a las zonas donde se producen masacres", ha manifestado Simpson.

El Directorio General de la Gestión de la Migración (DGMM), organismo relacionado con el Ministerio del Interior turco, ha revelado que registró y concedió protección temporal a 510.448 sirios que llegaron al país a través de los puntos de paso designados y que ha hecho lo propio con 91.866 en 2018.

"Aunque Turquía haya reforzado la seguridad de sus fronteras con respecto a los grupos terroristas, continuamos aceptando a los sirios necesitados que llegan a la frontera y nunca abrimos fuego ni utilizamos cualquier tipo de violencia contra ellos", ha asegurado la institución en un comunicado.

HRW ha recogido información que contradice al DGMM. Según la organización, se habrían dado varios incidentes en los que las tropas turcas habrían herido, matado y forzado a retornar a cientos o a miles de refugiados sirios.

"El país merece reconocimiento por su generosidad y tiene derecho a proteger su frontera con Siria", ha subrayado HRW, recordando que Turquía ha acogido a 3,5 millones de refugiados sirios, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"Sin embargo, Ankara está obligada a respetar el principio de no retorno, que prohíbe a los países devolver a alguien a un país en el que se enfrenten a un alto riesgo de ser objeto de persecución, torturas, trato inhumano o degradante o castigo", ha añadido la organización. El Gobierno de Erdogan también está obligado internacionalmente a respetar el derecho a la integridad corporal y a la vida, así como las normas sobre el uso de fuerza letal.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31