Viernes 24/05/2019.

Mundo

Guterres alerta de que la mayoría de las víctimas de los conflictos armados son civiles a pesar de los avances

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha alertado este jueves de que la mayoría de las víctimas de los conflictos armados continúan siendo civiles a pesar de los avances en materia de protección.

"Los civiles siguen conformando la vasta mayoría de las víctimas en los conflictos. Sólo en 2018, la ONU reportó más de 22.800 civiles muertos o heridos en apenas seis países: Afganistán, Iraq, Mali, Somalia, Sudán del Sur y Yemen", ha advertido Guterres en un comunicado.

En este sentido, la organización ha señalado que el desapego de las leyes humanitarias a nivel internacional sigue siendo un lastre en los escenarios de conflicto y ha insistido en que la hambruna y la violencia sexual se han convertido en armas de guerra.

"El mundo ha reforzado la legislación y las medidas tangibles para proteger a la población civil de los países en conflicto y el tema es prioritario en la agenda del Consejo de Seguridad de la ONU", recoge el texto.

Sin embargo, tal y como ha denunciado la ONU, las violaciones de Derecho Humanos y los ataques indiscriminados contra los civiles siguen ocurriendo con regularidad. "Debemos trabajar mucho para que se respeten las leyes internacionales", ha aseverado el secretario general.

Guterres ha citado los avances en materia de seguridad y protección de civiles y ha recordado que existe un amplio marco de trabajo al respecto, que se basa en las leyes internacionales humanitarias y de Derechos Humanos.

LABOR DE LAS MISIONES DE PAZ

Asimismo, ha afirmado que en los últimos 20 años las operaciones de paz de la ONU han salvado innumerables vidas y ha hecho alusión a las labores realizadas por dichas misiones en Sudán del Sur con unos 200.000 desplazados por la violencia.

"A pesar de estos progresos, los conflictos armados y la falta de cumplimiento de las leyes humanitarias internacionales siguen causando un enorme sufrimiento humano", ha expresado Guterres, que ha detallado que el 90 por ciento de los abatidos o lesionados por armas explosivas utilizadas en áreas pobladas en todos los conflictos del momento eran civiles.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el año pasado se registraron 705 ataques contra personal e instalaciones sanitarias en sólo ocho conflictos, lo que resultó en 451 muertes y 860 heridos. Eso sin contar con los 369 trabajadores humanitarios secuestrados, lesionados o asesinados.

"Nuestro principal desafío es mejorar y garantizar el respeto y apego de las leyes humanitarias internacionales en las áreas de hostilidades", ha subrayado Guterres. "En muchos casos, la información que tenemos apunta a un cuestionable respeto de las leyes, en otros observamos violaciones flagrantes de las mismas", ha afirmado.

"No obstante, hay ejemplos de partes en conflicto que respetan la ley y toman precauciones para minimizar el impacto de los enfrentamientos en los civiles. Estas prácticas deben implementarse con eficiencia y convertirse en un estándar para todos los actores y teatros de operación", ha añadido.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Junio 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30