Lunes 09/04/2018.

Mundo

El exjefe del Ejército Paul Malong anuncia la creación de un nuevo grupo armado rebelde sursudanés

El exjefe del Estado Mayor del Ejército de Sudán del Sur Paul Malong ha anunciado este lunes la creación de un nuevo grupo armado rebelde, Sudán del Sur-Frente Unido (SS-FU) y ha acusado al presidente, Salva Kiir, de corrupción y de convertir el país en un "estado fallido".

En su comunicado, recogido por la emisora Radio Tamazuj, Malong ha resaltado que Sudán del Sur está "en una encrucijada" y ha lamentado que "la vida de la gente en todas las partes del país se ha vuelto inhumana y salvaje".

"Kiir ha concentrado sus esfuerzos, con la ayuda de una pequeña banda a su alrededor, para saquear los cofres de nuestra gran nación hasta llevarla a la bancarrota", ha dicho, al tiempo ha denunciado la existencia de "nepotismo, una alta inflación, una guerra brutal e interminable, una gran inseguridad, cero infraestructuras, mala cobertura sanitaria y un derrumbe económico".

Así, ha dicho que "en menos de una década, el país se ha convertido en un estado fallido bajo el liderazgo inepto de Kiir", a quien ha acusado "no sólo de ser corrupto, sino de no tener ni idea de cómo gestionar un país".

"Es por todo ello por lo que surge el SS-FU (...) como un llamamiento justo y urgente a nuestros compatriotas a la lucha para frenar la matanza que ocurre en nuestro país y virar hacia la democracia y el desarrollo", ha subrayado.

En este sentido, Malong ha defendido la necesidad de "una corrección estructural para impedir que 'el estado fallido' se aniquile a sí mismo", al tiempo que ha reiterado que "el Gobierno de Kiir ha fracasado totalmente".

"El régimen actual se comporta como si fuera su propia ley sin respeto por la Constitución y otras leyes de Gobierno", ha dicho, antes de defender la necesidad de "construir una nación en torno a instituciones fuertes, y no hombres fuertes".

Malong ha expresado además su apoyo a la celebración de una 'Conferencia Constitucional' que derive en un texto que consagre la separación de poderes, así como a profesionalizar las Fuerzas Armadas, diversificar la economía y criminalizar el secuestro de niños y el matrimonio infantil.

Por ello, ha anunciado la intención del SS-FU de unirse a la Alianza de Oposición de Sudán del Sur (SSOA) y ha reclamado a partidos, intelectuales y miembros de la sociedad civil que también lo hagan.

El exjefe del Ejército sursudanés ha desvelado además que su nuevo movimiento armado participará en la cumbre prevista para el 26 de abril en la capital de Etiopía, Adís Abeba, y que se sumará entonces al acuerdo de alto el fuego ya firmado por otras partes en conflicto.

"Ya hay un acuerdo. Este acuerdo existe desde hace tres años y no ha dado frutos", ha lamentado, antes de acusar a Kiir de "perfeccionar el arte del obstruccionismo y el engaño".

"Es imposible confiar otro acuerdo a estas mismas personas que han obstruido la aplicación del anterior. Kiir no puede y no debe tener en sus manos la posibilidad de ser clave en la revitalización del acuerdo", ha remachado.

LA FIGURA DE MALONG

Malong fue cesado en mayo de 2017, después de una lucha de poder con Kiir, y quedó bajo arresto domiciliario hasta noviembre en la capital, Yuba, ante el temor de que pudiese lanzar una revuelta desde Aweil.

Tras su liberación, el mandatario aseguró que las tensiones entre ambos habían sido resueltas durante un acto en su vivienda en la que el propio Malong dio un abrazo a Kiir.

El encuentro tuvo lugar días después de que el presidente sursudanés diera autorización a Malong para que viajara al extranjero para recibir atención médica. El pulso entre ambos había hecho temer un nuevo estallido de violencia en la capital.

Sin embargo, en enero Kiir reclamó a Malong que volviera al país para explicar una grabación que ha salido a la luz en la que pediría a sus seguidores que se rebelen contra el Gobierno. En respuesta, el exjefe del Estado Mayor del Ejército sursudanés afirmó que las grabaciones fueron manipuladas y que no es su voz la que se escucha en las mismas y se negó a volver al país africano.

Sudán del Sur vive inmerso en una guerra civil desde finales de 2013, cuando comenzaron los enfrentamientos entre las tropas leales a Kiir y las fuerzas vinculadas a su exvicepresidente Riek Machar. En el marco del conflicto han surgido otros grupos rebeldes que se han hecho fuertes en diversas partes del país y que mantienen una relación laxa con el mando de Machar, quien se encuentra en Sudáfrica.

Un tercio de los doce millones de habitantes de Sudán del Sur se han visto obligados a abandonar sus hogares, incluidos más de dos millones que han buscado refugio en los países vecinos.

Naciones Unidas ha alertado en varias ocasiones de la posibilidad de un genocidio en el país, debido al cariz étnico que parece estar tomando el conflicto.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Abril 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30