Martes 10/12/2019.

Mundo

Egipto acusa a la ONU de "politizar" la muerte del expresidente Mursi

Egipto ha acusado este miércoles a la ONU de politizar la muerte del expresidente Mohamed Mursi tras reclamar una investigación independiente después de que el antiguo mandatario, de 67 años, se desmayara en un tribunal este lunes y falleciera poco después.

El portavoz del Ministerio de Exteriores, Ahmed Hafez, ha denunciado en los "términos más firmes" los comentarios formulados por el portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, que encabeza Michelle Bachelet, en relación con la muerte de Mursi.

"Las declaraciones son un intento para politizar deliberadamente un caso de muerte natural (...) y para sembrar dudas sobre las instituciones del Estado egipcio y la integridad del sistema judicial egipcio", ha señalado. Hafez ha añadido que las declaraciones llegan a "conclusiones falsas que no están basadas en ninguna prueba o evidencia".

"Cualquier muerte repentina en custodia debe estar seguida de una investigación rápida, imparcial, exhaustiva y transparente llevada a cabo por un órgano independiente para esclarecer la causa de la muerte", dijo el martes el portavoz de Bachelet, Rupert Colville, en un comunicado.

Colville recordó que, "dado que el expresidente Mohamed Mursi estaba bajo custodia de las autoridades egipcias en el momento de su muerte, el Estado es responsable de garantizar que fue tratado de forma humana y que su derecho a la vida y la salud fueron respetados".

Además, expresó su preocupación por las condiciones de detención de Mursi, "incluidos el acceso a una asistencia médica adecuada y el acceso suficiente a sus abogados y su familia". "Parece que estuvo en un confinamiento en solitario prolongado", denunció.

En consecuencia, la ONU reclamó que la investigación no se limite a investigar la causa de la muerte, sino que "abarque también todos los aspectos del trato que las autoridades dieron a Mursi para examinar si las condiciones de su detención tuvieron algún impacto en su muerte".

Mursi murió el lunes en el hospital de la prisión de Tora, a donde fue trasladado tras desmayarse en una vista judicial para responder por las acusaciones de espionaje por los supuestos contactos con el grupo palestino Hamás. El fiscal general, Nabil Sadek, asegura que no tenía "ningún signo de herida en su cuerpo".

El exmandatario fue enterrado este martes junto a otros altos cargos de Hermanos Musulmanes, la organización islamista a la que pertenecía, en el barrio cairota de Ciudad Nasr, según informó su hijo Ahmed Mursi en Facebook.

Mursi, de 67 años, se convirtió en 2012 en el primer presidente electo democráticamente de Egipto, después de imponerse en los comicios celebrados tras la caída de Hosni Mubarak un año antes, y fue derrocado en 2013 en un golpe de Estado militar encabezado por el ahora presidente, Abdelfatá al Sisi.

Tras su salida del cargo, fue detenido y juzgado por numerosos casos --en uno de ellos llegó a ser condenado a muerte--. Tenía al menos seis causas pendientes y llevaba casi seis años en la cárcel por casos como el que le implica en la muerte de manifestantes durante las protestas opositoras.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31