Jueves 20/09/2018.

Mundo

EEUU condena los ataques contra las fuerzas de Haftar en una importante zona petrolera de Libia

Las autoridades de Estados Unidos han condenado este miércoles los recientes ataques llevados a cabo por la milicia llamada Guardia de las Instalaciones Petroleras (GIP) contra las fuerzas del mariscal de campo Jalifa Haftar en una importante zona petrolera de Libia conocida como 'creciente petrolero', según ha informado el Departamento de Estado en un comunicado.

"Estados Unidos condena firmemente los recientes ataques de las fuerzas de (Ibrahim) Jadran contra los puertos petroleros de Ras Lanuf y Sidra y la continua violencia que ha provocado serios daños a la infraestructura petrolera de Libia, así como a las importaciones", señala el departamento.

El documento insta a las partes a "acabar con las hostilidades y retirarse inmediatamente de las instalaciones petroleras antes de que los daños aumenten".

"La producción y las instalaciones pertenecen al pueblo libio. Estados Unidos cree que estos recursos deben permanecer bajo el control exclusivo de la Corporación Nacional del Petróleo (NOC, por sus siglas en inglés) con la supervisión del gobierno de unidad", indica el texto.

El líder de la milicia justificó el lunes su ofensiva contra las fuerzas de Haftar en el 'creciente petrolero' y acusó a la NOC de actuar "según las orientaciones políticas" de su presidente, Mustafá Sanalá.

Sanalá anunció el viernes el cierre de los puertos petroleros de Ras Lanuf y Sidra a causa de la ofensiva lanzada por Jadran y recalcó que la compañía "trabajará con los socios locales y gubernamentales para restaurar el orden y la capacidad de producción lo antes posible".

Así, dijo que "los individuos y grupos políticos que intentan hacerse con las instalaciones petroleras de Libia y la NOC, bloquear la producción o convertir a la NOC en una moneda de cambio, deben ser llevados ante la justicia".

En respuesta, Jadran afirmó que los puertos petroleros están abiertos para su exportación por parte del Consejo Presidencial, parte del gobierno de unidad asentado en la capital, Trípoli, y ha reiterado su lealtad a este Ejecutivo, que ha declarado sus fuerzas como ilegítimas y ha condenado su ofensiva.

Por otra parte, el líder de la GIP ha pedido a la comunidad internacional que envíe una comisión de investigación para analizar la situación sobre el terreno y ha manifestado que sus fuerzas "no han cometido crímenes de guerra", según ha recogido el diario local 'The Libya Observer'.

La ofensiva de Jadran contaría con el respaldo de las tribus magharba, tebu y las Brigadas de Defensa de Benghazi (BDB), una coalición de milicias islamistas y yihadistas expulsadas de Benghazi por las tropas de Haftar.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30