Martes 14/11/2017.

“Sorpresa de octubre”: ¿Ha acabado el 'pussygate' con la carrera de Trump?

Una “October surprise” es, en la jerga política estadounidense, un hecho sorprendente que hace descarrilar las opciones presidenciales de un candidato. Normalmente es dirigido, otras veces mera casualidad.

La de 2012, por ejemplo, fueron unas grabaciones que mostraban al candidato republicano Mitt Romney repudiar, ante un selecto grupo de millonarios, al 47% de los estadounidenses que no pagaban impuestos, por pobres.

En 2000, George W. Bush tuvo que salir a defenderse de las informaciones que mostraban cómo había sido detenido conduciendo borracho en 1976.

En 1980, Ronald Reagan respiró con alivio al ver que la liberación de los rehenes estadounidenses por Irán se retrasaba hasta enero, evitando la "sorpresa de octubre" que habría favorecido al entonces presidente Jimmy Carter. Hay muchas voces que aseguran que su equipo llegó a un acuerdo con Teherán para retrasar la entrega.

Oleada de críticas internas contra Trump a un día del debate

La "october surprise" de Donald Trump ha llegado en forma de una filtración interesada de un vídeo al diario de tendencia progresista The Washington Post, y todo a tan solo unas horas de un debate clave contra Hillary Clinton este domingo, en el que el multimillonario republicano intentará  recuperar las opciones de llegar a la Casa Blanca que le niegan las encuestas.

Los hechos son los siguientes: Sin saber que estaba siendo grabado, Trump fanfarronea con el famoso presentador de un programa televisivo que le va a entrevistar: “Me atraen las mujeres bonitas automáticamente. Las comienzo a besar, es como un imán, no puedo ni esperar (...). Y cuando eres una celebridad te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras (...). Agarrarlas por el coño [pussy, en inglés, lo que ha dado nombre al escándalo, el pussygate]. Puedes hacer de todo”, asegura Trump, que por ese entonces ya estaba casado con Melania al presentador Billy Bush.

A su llegada a los estudios, Trump bromea con Bush sobre una presentadora que les está esperando fuera del autobús: “Tu chica está muy buena (...). Me voy tomar un Tic-Tac (un caramelo de menta), no vaya a ser que me ponga a besarla”.  Momentos previos a todo esto, al inicio de la grabación, Trump narra su odisea con una mujer casada con la que intentó acostarse aunque ella lo rechazó: “Me lancé a por ella como si fuera una perra, me la intenté follar, pero no lo conseguí. Ya estaba casada”. Luego cuenta con desprecio que se la volvió a encontrar al cabo de un tiempo y que tenía las "tetas falsas" y había “cambiado totalmente su aspecto”.

Trump pide perdón… contraatacando

Ante la tormenta desatada, Trump ha divulgado, en la medianoche del viernes, un vídeo en su cuenta de Facebook en el que se ha disculpado, a su manera, por los comentarios.

“He dicho y hecho cosas de las que me arrepiento, y las palabras publicadas hoy en un vídeo que tiene más de una década son una de ellas (...). Ya lo he dicho: me equivoqué y pido disculpas”, ha afirmado Trump, que acto seguido ha citado los escándalos sexuales de los Clinton.

“Hay una gran diferencia entre las palabras y las acciones de otras personas. Bill Clinton ha abusado de mujeres y Hillary (Clinton) ha acosado, atacado, avergonzado e intimidado a sus víctimas”, agregó Trump en una declaración leída.

Se amplía a cada minuto la lista de críticas internas

Estos comentarios de alto contenido machista no son nuevos. Trump se ha visto envuelto anteriormente en este tipo de polémicas. Pero esta vez, el tono y las palabras utilizadas (“coño” o “perra”) han sido demasiado. Incluso para su propia esposa.

Melania Trump ha tildado de “inaceptables y ofensivas” las polémicas palabras de su marido sobre las mujeres divulgadas en un vídeo que data de 2005.

“Las palabras que mi marido usó son inaceptables y ofensivas para mí”, ha firmado la ex modelo de origen esloveno y tercera esposa de Trump en un comunicado. “Eso no representa al hombre que yo conozco”, subrayó Melania Trump. “Él tiene el corazón y la mente de un líder. Espero que la gente acepte sus disculpas, como he hecho yo, y se centre en los asuntos importantes que afrontan nuestra nación y el mundo”, agrega el comunicado.

John McCain le retira su apoyo

El senador de Arizona y candidato republicano a la Casa Blanca en 2008, John McCain, ha retirado oficialmente su respaldo al nominado republicano, Donald Trump, después de la última polémica en la que se ha visto involucrado el magnate con la revelación de un video en el que Trump realizaba comentarios lascivos sobre las mujeres.

“De verdad que he querido apoyar al candidato que nuestro partido nominó, pero el comportamiento de Donald Trump esta semana unido a la revelación de comentarios degradantes sobre las mujeres y sus alardes de asaltos sexuales, hacen que sea imposible continuar ofreciendo un apoyo a su candidatura", ha informado el senador en un comunicado.

Las críticas de McCain y el anuncio de su revés a la candidatura de Trump llega en un momento de crisis en el seno del Partido Republicano, donde distintas figuras han reprobado a Trump ante el último escándalo de una abrupta carrera electoral.

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, canceló este viernes un acto conjunto que iba a realizar con Trump en Wisconsin. "Espero que Trump trate este tema con la seriedad que merece y demuestre que tiene mayor respeto por las mujeres que lo que se escucha en la grabación", alegó Ryan.

Mientras, el gobernador de Ohio y rival de Trump en las primarias, John Kasich, se ha reafirmado en su postura de no votar a Trump. "Las acciones del último día son asquerosas pero ese no es el motivo por el cual llegué a esta decisión (...) Ha sido la acumulación de sus declaraciones, sobre las cuales muchos habíamos estado advirtiendo", ha señalado.


Etiquetas:

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31