Sábado 10/12/2016.

Mundo

China copia y gana

  • El gigante asiático dio un gran paso con la puesta en órbita del Tiangong-1.
  • La intención de la misión espacial china es abrir una estación propia en el año 2020, coincidiendo con la clausura de la Estación Espacial Internacional.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Ayer fue un día grande para la carrera espacial China, pero atentos a esta otra noticia: “Cinco detenidos en Shanghái por falsificar teléfonos iPhone”. Las copias apenas se podían distinguir de los originales.

Algo parecido ocurre con la intención del gran país asiático de sustituir a Estados Unidos y a Rusia en el espacio, pero con la diferencia de que los cohetes, los módulos espaciales y los satélites no tienen nada que ver con  los teléfonos móviles, por sofisticados que sean, ni mucho menos con los artilugios baratos que abundan en las estanterías de los bazares chinos. Esta vez se trata de algo muy serio. Por ahora, lo único que ha hecho China ha sido seguir los pasos de la primera potencia mundial con 40 años de retraso, pero no hay que perder de vista su objetivo.

La intención de la misión espacial china, que ayer dio un gran paso con la puesta en órbita del Tiangong-1, es abrir una estación propia en el año 2020 coincidiendo con la clausura definitiva de la Estación Espacial Internacional, en la que han trabajado científicos de muchos países. Cuando ello ocurra, China tendrá para ella sola un laboratorio espacial en el que sus técnicos podrán realizar importantes experimentos que requieren ausencia de gravedad.     

En busca de los materiales del futuro

En su “Palacio Celestial”, que es la traducción del nombre del módulo lanzado ayer al espacio, los científicos chinos pretenden ampliar conocimientos sobre el cristal “fotónico”, un nuevo material que puede revolucionar la tecnología de la información. Y si logran completar su objetivo, dentro de nueve años dispondrán de una estación espacial de 60 toneladas que albergará un amplio laboratorio en el que, en poco tiempo, podrían alcanzar un nivel técnico y científico que les situaría probablemente en la vanguardia de la investigación mundial.

Este importante relevo, que no tiene nada de casual, también tiene motivos económicos. Mientras en Estados Unidos es cada vez más difícil arañar dinero para aventuras de ese tipo, el gigante chino cuenta con el respaldo financiero suficiente para afrontar los enormes gastos que conlleva la conquista espacio. Mientras en su territorio se asienta la gran factoría del mundo, en los planes quinquenales de su economía centralizada las autoridades chinas apartan partidas destinadas a convertir el país en la gran potencia espacial del siglo XXI. Ya piensan en la Luna y en Marte, adonde podrían llegar antes que los norteamericanos.

Rivalidad de altura

Tampoco es baladí la atención que las autoridades chinas han prestado al lanzamiento del Tiangong-1. El presidente Hu Jintao lo presenció desde el centro espacial de Pekín y el primer ministro Wen Jiabao estuvo en persona en el de Jiuquan, desde donde partió el cohete. Los dos expresaron su entusiasmo por el éxito de la operación y lo mismo hicieron miles de chinos de todas partes del mundo que han enviado comentarios de elogio a la agencia oficial china, Xinhua, que expandió la noticia. “Estoy orgullosa de mi país y me pregunto cómo puedo colaborar con sus éxitos”, decía una mujer afincada en Estados Unidos.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31