Venezuela

Mundo

Capitán de la Guardia Nacional cobraba a los presos de El Rodeo hasta 4.800 euros por el ingreso de armas

Un capitán de la Guardia Nacional Bolivariana cobraba a los presos de la cárcel de El Rodeo hasta 30.000 bolívares fuertes (4.800 euros) para que pudiesen ingresar armamento de guerra y drogas, según han revelado fuentes del Ministerio Público de Venezuela.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

La Fiscalía de Venezuela inició hace dos semanas investigaciones en torno a la crisis que se vive desde hace casi tres semanas dentro de uno de los anexos de El Rodeo, actualmente tomado por líderes de las mafias --también llamado "pranes"-- quienes tendrían secuestrados a un millar de reos.

Hasta la fecha han sido detenidas siete personas --entre ellas un director y un subdirector de la cárcel-- acusadas de tráfico de armas y drogas dentro de El Rodeo I y II. Un diario venezolano denunció hace unos días que los presos tienen en su poder armamento bélico como el Barret.50, un fusil de alta potencia con aplicaciones especiales y con mira telescópica, así como armas R-15, AK 47, rifles y pistolas de nueve milímetros de calibre.

Uno de los detenidos fue el capitán Gamalier Camargo Gómez, jefe de la Segunda Compañía del Destacamento de la Guardia Nacional de El Rodeo II, quien cobraba a los "pranes" entre 5.000 y 30.000 bolívares fuertes (800 y 4.800 euros) "por dejar pasar al interior las armas y las drogas", de acuerdo a las investigaciones reseñadas por el diario local 'La Voz'.

Por una pistola el capitán cobraba 5.000 bolívares fuertes (800 euros) y por un fusil FAL o un Kalashnikov los presos debían pagar 15.000 bolívares fuertes (2.402 euros). La droga tiene un valor más alto, ya que por un kilo cobraba entre 20.000 y 30.000 bolívares fuertes (3.204 y 4.800 euros), precisan las fuentes citadas por el rotativo.

La función de Camargo Gómez era "velar porque sus subalternos no revisaran con mucho ahínco los objetos que llegaban al penal, para así garantizar el paso del arsenal y de las drogas sin mayores complicaciones", explican los informantes.

Las armas provienen de los grupos delictivos que operan libremente en las calles de Caracas. Un recluso apodado 'El Monje' servía de intermediario entre las autoridades y los cabecillas de las mafias de esa prisión.

Los "pranes" consiguen el dinero a través del cobro de la "causa", un impuesto de 50 bolívares fuertes (ocho euros) que se debe pagar semanalmente para eludir las agresiones. Se estima que los líderes atrincherados en El Rodeo II tendrían en su poder 1,7 millones de bolívares fuertes (unos 273.870 euros), según una fuente citada por el diario local 'Últimas Noticias'.

Unos 700.000 bolívares fuertes (unos 112.796 euros) los destinan a pagar la droga que se comercializa dentro de los dos anexos de esa prisión. "Esa gran suma de dinero es la razón por la cual esos 'pranes' han resistido tanto; ellos saben que es un pecado dejar embarcado a un proveedor de droga. Por esos están haciendo tiempo para ver cómo resuelven ese problema", explicó una de las fuentes.

Los familiares de los presos aseguran además que los "pranes" cobran por otros servicios como el traslado a los tribunales, cuyo valor oscila entre 200 y 500 bolívares fuertes (30 y 80 euros). Se calcula que el botín de las mafias puede ser incluso mayor considerando que en los dos módulos de ese recinto judicial había unos 4.580 internos.

La crisis dentro de esa prisión ubicada a unos 30 kilómetros de Caracas comenzó el domingo 12 de junio, cuando varios presos se enfrentaron por el control del penal. Desde entonces, han muerto 23 internos y dos efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana que participaron en la intervención del penal, según cifras oficiales.

Sin embargo, familiares y algunos reclusos que han sido liberados aseguran que en los pasillos del penal hay cadáveres de internos que están en avanzado estado de descomposición. Un grupo de supuestos reos publicaron varios vídeos en Youtube en los que aseguran que la "masacre" perpetrada por los uniformados habría dejado "más de 160" muertos.

Ante esta situación de violencia, las autoridades venezolanas decidieron el traslado temporal de 2.500 reclusos de El Rodeo a otros centros judiciales de ese país, en un intento por sofocar el motín y para realizar labores de limpieza dentro de ese internado judicial.

Unos 5.000 oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana lograron tomar el control hace once días de El Rodeo I, donde aún quedan 930 internos. Sin embargo, todavía no han podido reducir a los cabecillas de El Rodeo II, quienes todavía protagonizan enfrentamientos con los uniformados que intentan llegar a la zona donde se encuentran atrincherados.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
Image and video hosting by TinyPic