Miércoles 14/11/2018.

Mundo

La CIDH cifra en 212 los muertos en el marco de la crisis política en Nicaragua

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha cifrado este viernes en 212 el número de muertos a causa de la represión de las protestas de las últimas semanas en Nicaragua, al tiempo que ha indicado que las mismas se han saldado con más de 1.330 heridos.

En su último informe, el organismo ha indicado además que hay cientos de personas "en situación de riesgo tras ser víctimas de ataques, hostigamientos, amenazas" y ha resaltado que "la violencia estatal estuvo dirigida a disuadir participación en manifestaciones y sofocar esta expresión de disenso político, usando uso excesivo y arbitrario de la fuerza policial y grupos parapoliciales".

Así, ha manifestado que pese a que las autoridades "invocan el mantenimiento de orden público como justificación, la magnitud de violencia estatal hace evidente que es una respuesta represiva dirigida a disuadir la participación social en las manifestaciones".

"En hay un patrón: agentes estatales, principalmente de la Policía Nacional, y grupos parapoliciales actuando con su aquiescencia, pusieron en marcha respuesta represiva dirigida a disuadir participación social en protestas", ha sostenido.

En este sentido, la CIDH ha apuntado que "habría elementos para indicar un vínculo entre francotiradores desplegados y agnetes del estado". "Mecánica y trayectoria de disparos indicarían uso arbitrario de fuerza letal y existencia de ejecuciones extrajudiciales", ha añadido.

El organismo ha subrayado además que "la mayoría de las personas detenidas en marco de protestas habrían sido objeto de distintas formas de tratos crueles, inhumanos y degradantes, llegando algunos de los tratos descritos a alcanzar el umbral de tortura".

El informe ha sido publicado horas después de que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, propusiera un "camino de democratización" para Nicaragua, que supone celebrar elecciones generales en un máximo de catorce meses para "legitimar el ejercicio gubernamental", con el fin de zanjar la peor crisis política que ha sufrido la nación centroamericana en las últimas décadas.

Almagro anunció un "camino democratización" que exige "esencialmente una respuesta política desde el poder" para celebrar elecciones presidenciales y parlamentarias de forma anticipada "en un plazo mínimo de nueve meses, dada la necesidad de rehacer el registro electoral, y en un plazo máximo de catorce meses".

"En política no tiene sentido prevalecer sobre la voluntad popular. Es la voluntad popular la que debe prevalecer. Hay que hacerlo con elecciones. Contando votos (...) Es imprescindible", dijo Almagro en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente para evaluar la situación en Nicaragua.

"Los responsables de las muertes y demás aberraciones que hemos visto y estamos viendo en Nicaragua deberán responder y pagar por sus crímenes. No puede haber otra solución", afirmó, recibiendo el aplauso de los emisarios latinoamericanos.

VIOLENCIA EN NICARAGUA

Las protestas comenzaron el pasado 18 de abril con la reforma de la seguridad social como detonante pero rápidamente se extendieron hasta exigir la "democratización" del país. El presidente, Daniel Ortega, ofreció un diálogo nacional que se ha suspendido en varias ocasiones por la falta de avances.

El Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democrática, que aglutina a la oposición, retomaron el diálogo la semana pasada con la mediación de la Conferencia Episcopal y llegaron a los primeros acuerdos, si bien los enfrentamientos entre manifestantes y policías, así como con grupos paramilitares 'sandinistas', han continuado.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30