Martes 07/11/2017.

Mundo

Bruselas ultima una propuesta para "adaptar" las condiciones de los controles interiores a la amenaza terrorista

El comisario de Interior, Dimitris Avramopoulos, ha indicado este jueves que ultima una propuesta para "adaptar" las reglas sobre la reintroducción de controles sistemáticos en la frontera interior de la UE a la amenaza terrorista, con lo que atiende a la demanda de París y Berlín de poder alargar en el tiempo esta medida, sujeta a condiciones excepcionales.

"La Comisión reconoce que hay nuevos retos de seguridad que han aparecido en los últimos años, como han demostrado los recientes ataques en Barcelona y Turku, y puede que el Código de Fronteras Schengen no sea suficiente para abordar esas cuestiones de seguridad", ha declarado en una rueda de prensa en Bruselas, al término de una reunión de ministros de Interior de la UE.

Alemania, Austria, Dinamarca, Suecia y Noruega aplican desde hace más de año y medio controles sistemáticos en sus fronteras gracias a varias prórrogas amparadas en la necesidad de gestionar mejor la presión migratoria.

Sin embargo las posibilidades de prórrogas se han agotado y, de acuerdo a las normas existentes, estos países deberán levantar los controles sistemáticos el próximo mes de noviembre.

Avramopoulos ha dicho al respecto que ha llegado la hora de recuperar el normal funcionamiento del espacio Schengen y que ve razones que justifiquen mantenerlos en el tiempo por criterios migratorios.

Con todo, el comisario ha apuntado que "muy pronto" presentará un paquete de medidas para "reforzar" la seguridad en el área de libre circulación, "incluida una propuesta para actualizar el código Schengen".

Aunque Avramopoulos no ha dado una fecha concreta, fuentes comunitarias han apuntado que las propuestas de Bruselas llegarán a finales de mes. El Ejecutivo comunitario tiene en su agenda la presentación de medidas sobre migración el próximo 27 de septiembre.

FRANCIA Y ALEMANIA QUIEREN HASTA CUATRO AÑOS DE CONTROLES

Alemania y Francia creen que los límites que establecen las reglas del espacio Schengen a los controles fronterizos dentro de la Unión Europea "no responden a las necesidades" de la lucha antiterrorista y han pedido a Bruselas que revise las normas para ampliar de dos a cuatro años el periodo máximo para mantener esta vigilancia reforzada.

"Esta limitación no recoge las necesidades en el contexto de la amenaza terrorista a largo plazo, es necesario permitir a los Estados miembros reintroducir controles en su frontera interior durante un periodo mayor", advierte el documento que junto a Francia y Alemania firman Austria, Dinamarca y Noruega.

El asunto no ha sido parte de la agenda formal de la reunión de ministros de Interior de la UE que se ha celebrado en Bruselas, pero el ministro francés, Gérard Collomb, ha planteado el asunto brevemente durante el encuentro, según han informado a Europa Press fuentes europeas.

"El problema del terrorismo en Francia se mantiene de manera aguda, hemos evitado doce atentados desde el inicio del año, y sabemos que este terrorismo es transfronterizo", ha avisado el ministro galo a la prensa en Bruselas, al término del debate a 28.

Collomb ha recordado que se han detectado movimientos "importantes" de sospechosos entre Francia y Bélgica y que los terroristas de Barcelona pasaron por Francia, por lo que ha pedido que se permita a los Estados miembros "poder controlar nuestras fronteras".

La propuesta que lideran París y Berlín cuenta ahora con el respaldo de "muchos" países, según el ministro francés, quien ha asegurado que la Comisión Europea está dispuesta a "suavizar" las reglas del Código de Fronteras Schengen para atender a esta demanda, "sin por ello poner en duda la libre circulación" de personas.

La idea fundamental de la iniciativa es que ante el riesgo terrorista los Estados miembros puedan sumar dos años más al periodo máximo de 24 meses que permiten las reglas actuales.

PLAZOS ENMENDADOS

El Código de Fronteras prevé que por razones de orden pública o seguridad interior un Estado miembro pueda introducir controles sistemáticos en sus fronteras interiores de la UE durante 30 días.

Este primer plazo puede ser prorrogado durante permisos consecutivos de 30 días hasta sumar un máximo de seis meses, a partir de ahí, si se dan las condiciones excepcionales de seguridad y previa notificación a Bruselas y visto bueno del resto de socios, el país podrá continuar aplicando este método durante periodos de seis meses hasta un máximo de dos años.

Si prosperan las enmiendas redactadas por las delegaciones francesa y alemana, habría un primer permiso de 3 meses (y no de 30 días), prorrogable hasta dos años. Si la amenaza terrorista lo exigiera, los controles podrían sumar dos adicionales más, hasta sumar cuatro en total.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30