Jueves 23/11/2017.

Mundo

Bruselas pide una reserva común de equipos de protección civil para apoyar a países sobrepasados ante catástrofes

La Comisión Europea ha presentado este jueves propuestas de mejora en el sistema europeo de protección civil para responder mejor ante catástrofes como los incendios que asolaron Portugal y el norte de España este verano, por ejemplo creando una reserva común de medios y equipos de respuesta con los que asistir en caso de desastre a países que se vean sobrepasados.

"Cuando se produzca una catástrofe quiero que la Unión Europea ofrezca algo más que sus condolencias. Europa es un continente de solidaridad y tenemos que estar mejor preparados y ser más rápidos a la hora de ayudar a los Estados miembros en primera línea", ha expresado el presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker.

Bruselas aboga así por crear una reserva ('rescEU') con medios como aviones de extinción de incendios forestales, bombas de agua especiales, equipos de búsqueda y rescate urbano y hospitales de campaña y equipos médicos de emergencia.

El comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, ha explicado en una rueda de prensa que la idea de Bruselas no es adquirir equipos sino alquilarlos y desplegarlos por Europa, aunque no ha dado más detalles a la espera de que sean los expertos quienes evalúen las necesidades y viabilidad.

El coste de rescEU estará cubierto por el presupuesto comunitario y el Ejecutivo comunitario tendrá el "control operativo" de estos activos y decidirá sobre su despliegue.

El objetivo es que la reserva europea complete los medios de que disponen los Estados miembros a escala nacional, para poder darles apoyo en caso de desastres graves como incendios, inundaciones o terremotos.

Además, el plan propuesto por Bruselas contempla ofrecer fondos específicos a los Estados miembros para que costeen la adaptación, reparación, transporte y funcionamiento de los recursos de que disponen.

Estos activos pasarían a formar parte de un conjunto compartido de recursos de emergencia en el marco del Grupo Europeo de Protección Civil, que podrá ser desplegado cuando se produzca una catástrofe.

Por otro lado, la reforma que plantea el Ejecutivo comunitario apunta también a la necesidad de reforzar la prevención y preparación para afrontar catástrofes, por ejemplo instando a los gobiernos a compartir sus estrategias nacionales para poder "identificar y abordar de forma colectiva las posibles carencias".

En este sentido, Bruselas también quiere reorientar parte de las políticas europeas hacia las nuevas necesidades que plantea la adaptación a estos desastres, de modo que se ajuste mejor a la respuesta a desastres herramientas como la estrategia de adaptación al cambio climático, los fondos estructurales y de inversiones, el fondo de solidaridad o las normas medioambientales.

Otra de las claves apuntan a "racionalizar y simplificar" la burocracia que los Estados miembros deben poner en marcha en la actualidad para movilizar la ayuda de salvamento y rescate.

El actual mecanismo de protección civil de la Unión Europea sirve de instrumento de coordinación entre los Estados miembros cuando uno de ellos requiere ayuda. Es necesario, primero, que el país afectado pida activar el mecanismo y, después, que el resto de socios responda a la solicitud de ayuda poniendo a disposición equipos y material.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31