Miércoles 23/01/2019.

Mundo

Barnier dice que el Brexit caótico es el escenario "predeterminado" y solo Westminster puede evitarlo


El negociador jefe de la Unión Europea, el francés Michel Barnier, ha dicho este miércoles que el escenario de un Brexit caótico por la falta de acuerdo sobre las condiciones del divorcio es hoy por hoy el "escenario predeterminado" y que solo si el Parlamento británico reúne una mayoría a favor de una solución alternativa se podrá evitar.

"Existen dos formas de dejar la UE: Una retirada ordenada basada en el acuerdo construido paso a paso durante los pasados 18 meses o una salida desordenada. Dejar la UE sin un acuerdo es el escenario predeterminado", ha declarado Barnier en un debate en el Comité Europeo Económico y Social (CEES) para hacer balance de la situación.

El próximo martes, 29 de enero, la Cámara de los Comunes debe votar el 'plan B' que ha prometido la primera ministra británica, Theresa May, para desbloquear la situación y convencer a los diputados de que levanten su oposición al Tratado de Retirada negociado entre Bruselas y Londres.

"18 meses después, prepararse para el escenario de una falta de acuerdo es más importante que nunca, aunque sigo esperando que podamos evitarlo", ha dicho el negociador europeo, quien ha avisado a Westminster de que no basta con "oponerse" a un Brexit caótico para evitar que se produzca el 29 de marzo.

También ha dejado claro que si Reino Unido aspira a aplazar la desconexión más allá de la fecha prevista deberá hacerlo pidiéndolo con unos objetivos claros y serán los líderes de los 27 quienes decidan.

"Hace meses que digo que hacen falta decisiones, no más tiempo", ha apuntado, para después añadir que si se produce una prórroga, ésta no deberá "alterar el funcionamiento democrático de las instituciones", en alusión a las elecciones al Parlamento europeo de mayo.

Sobre el futuro, Barnier ha afirmado que es una oportunidad para crear la relación más privilegiada que la UE pueda tener con un país tercero, pero también ha advertido de que no se podrá negociar si no hay una salida pactada antes.

En tal caso, ha añadido, Reino Unido no mantendrá su 'statu quo', sino que "dará un gran paso atrás", hasta situarse en las condiciones que tenía hace décadas, antes de ser miembro de la UE, cuando los aranceles eran parte del "día a día".


PROTEGER A IRLANDA, IRRENUNCIABLE

La salvaguarda (o 'backstop') para evitar la vuelta a una frontera "dura" entre Irlanda del Norte e Irlanda que incluye el acuerdo de divorcio es el principal escollo en Londres, en donde diputados temen que este instrumento "atrape" indefinidamente a Reino Unido dentro de la Unión Aduanera tras el Brexit.

Barnier, sin embargo, ha insistido en que se trata de un instrumento que "nadie" quiere activar y que, en cualquier caso, está previsto como solución "temporal" hasta que las partes encuentren una solución mejor para las relaciones futuras.

Por eso es una condición irrenunciable para la Unión Europea que da por cerrado el acuerdo de salida y rechaza de plano reabrir las conversaciones. Sí sería posible revisar para "mejorar" la declaración política pactada entre los 27 y May para dibujar las bases de la relación futura, ha dicho Barnier, siempre que Londres "revise sus líneas rojas".

Barnier ha aprovechado su intervención para subrayar el compromiso y "solidaridad" del bloque europeo con uno de sus miembros, Irlanda, ante el riesgo de que el fracaso de las negociaciones obligue a reintroducir una frontera "dura", esto es, física con controles policiales, y ponga en riesgo los Acuerdos de paz de Viernes Santo.

"Puedo decir con firmeza que en caso de que no haya acuerdo, la UE demostrará y expresará una solidaridad profunda (con Irlanda) y Reino Unido tendría también una responsabilidad esencial para aportar una solución", ha añadido, para reforzar el mensaje de apoyo a Dublín.

"El proceso de paz y de reconciliación en Irlanda del Norte es frágil. La cuestión del 'backstop' va más allá del comercio y de las mercancías", ha alertado Barnier, que también ha señalado a May para recordarle su compromiso de diciembre de 2017 a hacer todo lo posible para evitar, "bajo cualquier circunstancia e independientemente de si hay acuerdo o no", esa frontera dura.

El excomisario de Mercado Interior ha recordado que la Unión Europea tiene la "obligación" de realizar controles en su frontera exterior para poder disfrutar de un espacio sin fronteras dentro del espacio común.

La frontera irlandesa "es la frontera europea", por eso depende también de ella la "integridad" del mercado único y no dejarán que la cuestión se alargue "durante años en una negociación futura".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Febrero 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28