Martes 11/08/2020.

Mundo

António Guterres condena el uso de la fuerza para dispersar a manifestantes en Sudán

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha condenado la intervención de las fuerzas de seguridad sudanesas para dispersar la acampada que mantiene desde hace semanas la oposición en Jartum para exigir reformas políticas y que por el momento se ha cobrado la vida de trece personas.

Guterres ha condenado "contundentemente la violencia" y "el uso de la fuerza para dispersar a los manifestantes en el lugar de la concentración", ha explicado el portavoz del secretario general de la ONU, Stephane Dujarric, en un comunicado oficial en el que denuncia que "las fuerzas de seguridad han abierto fuego dentro de instalaciones médicas".

Guterres ha recordado a la junta militar que gobierna de forma interina Sudán que tienen la responsabilidad de garantizar "la seguridad de los ciudadanos de Sudán" y ha emplazado a todas las partes a "actuar con la máxima contención" y respeto a los Derechos Humanos de todos los ciudadanos y ha mencionado en particular el derecho a la libre reunión y expresión.

Igualmente ha reivindicado el "libre acceso para prestar atención esencial" en la acampada levantada frente a la sede del Ministerio de Defensa en Jartum y a los hospitales donde se está atendiendo a los heridos. Además ha emplazado a las autoridades a "facilitar una investigación independiente de las muertes y que los responsables rindan cuentas".

"El secretario general insta a las partes a comprometerse a un diálogo pacífico y a mantener las negociaciones para una transición a un gobierno civil tal como demanda la Unión Africana", ha añadido Guterres, que ha reiterado la disposición de la ONU a "apoyar a los sudaneses para construir una paz duradera".

En la misma línea, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha lamentado el "uso de munición real" por parte de las fuerzas de seguridad sudanesas contra los manifestantes, a los que no ha dudado en tildar de "inspiración".

Bachelet ha lamentado el "aparente uso de fuerza excesiva en las acampadas de protesta" así como las informaciones de uso de munición real por parte de las fuerzas de seguridad "cerca o incluso dentro de instalaciones médicas", algo que ha tildado de "extremadamente alarmante". "Insto a las fuerzas de seguridad a que detengan inmediatamente tales ataques y garanticen el acceso sin restricciones a la atención médica para todos", ha añadido la máxima responsable de Derechos Humanos de la ONU.

Por su parte, el Consejo Militar de Transición ha resaltado que las fuerzas de seguridad han actuado contra criminales presentes en la sentada cerca de la sede del Ministerio de Defensa y ha negado un intento de dispersar a los manifestantes.

La junta acusó la semana pasada a los manifestantes concentrados frente a la sede del Ministerio de Defensa de robar un vehículo de una fuerza paramilitar y dijo que la sentada se ha convertido en una amenaza para el país.

La comunidad internacional ha condenado la represión de las manifestaciones y ha achacado la situación a la junta militar que gobierna el país. En este sentido, la Unión Africana ha pedido la apertura "inmediata" de una investigación "transparente".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Agosto 2020
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31