Sábado 10/08/2019.

Mundo

ACNUR pide a otros países que acepten acoger a migrantes y refugiados atrapados en Trípoli

Los combates dejan ya 272 muertos, entre ellos 21 civiles, y más de 35.000 desplazados

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha hecho un llamamiento este miércoles para que más países acepten acoger a algunos de los 3.600 migrantes y refugiados que se encuentran atrapados en centros de detención en Trípoli y sus alrededores debido a los combates entre las fuerzas del Gobierno libio y las que lidera el general Jalifa Haftar.

Desde que el Ejército Nacional Libio que encabeza Haftar y que apoya al Gobierno que tiene su base en Tobruk (este) lanzara su ofensiva sobre Trípoli el pasado 3 de abril, al menos 272 personas han muerto y más de 1.282 han resultado heridas, según el último balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre ellas figuran al menos 21 civiles que han perdido la vida, incluidas mujeres y niños así como tres miembros de personal médico y un extranjero, de acuerdo con la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), que sitúa en al menos 90 los civiles muertos o heridos.

Como resultado de los combates y los bombardeos aéreos de las fuerzas de Haftar, unas 35.000 personas se han visto desplazadas, la mayoría de las cuales han buscado refugio con familiares y amigos, mientras que unas 2.200 se encuentran en centros de acogida. Otros miles más se encuentran atrapadas, al igual que 3.600 migrantes y refugiados que están retenidos en centros de detención.

Desde ACNUR, se está trabajando para llevar a un lugar seguro a estos refugiados y migrantes. La semana pasada, según ha explicado a Europa Press su portavoz en Libia, Paula Barrachina, 539 refugiados y migrantes fueron trasladados a un centro de acogida en una "zona segura" de Trípoli donde hay "mejores condiciones" mientras que 163 más fueron trasladados a Níger.

"Esperamos hacer lo mismo con otros países", ha añadido la portavoz de ACNUR, que ha precisado que se están valorando "algunas posibilidades". "Hacemos un llamamiento a otros países y a la comunidad internacional a que ofrezcan más posibilidades de evacuación a países seguros para que puedan empezar una nueva vida", ha subrayado.

"LIBIA NO ES UN PAÍS SEGURO"

Los últimos acontecimientos ponen de manifiesto que "Libia no es un país seguro" para migrantes y refugiados, aunque "tampoco lo era antes", y por tanto la prioridad es "salvar vidas" mediante la evacuación a otros países seguros, ha subrayado Barrachina, que ha precisado que ACNUR está dispuesta a ayudar en la parte logística de los traslados.

La agencia de la ONU está particularmente preocupada por la situación en el centro de detención de Qaser Ben Gasheer. Según la portavoz, este martes hubo al menos doce heridos que fueron trasladados al hospital después de "actos de violencia" a raíz de un aumento de la tensión dentro de las instalaciones, sin que por ahora estén claras las circunstancias de lo ocurrido.

"Estamos viendo si hay posibilidad de sacarlos de ahí", ha indicado Barrachina, que ha precisado que la semana pasada ACNUR envió autobuses al centro para proceder a evacuar a los detenidos --unos 890-- ya que se encuentran en "una zona de conflicto activo" pero "no quisieron subir". Además, según la portavoz, en algunos de los centros de detención hay problemas de abastecimiento de alimentos debido a los combates.

PREOCUPADOS POR LA SEGURIDAD DE LOS CIVILES

"Nuestra máxima preocupación es la seguridad de todos los civiles, sobre todo de desplazados y de quienes se encuentran en las zonas de conflicto, así como los refugiados y migrantes atrapados", ha afirmado Barrachina, que se ha sumado a los llamamientos desde la ONU a que haya una tregua en los combates que permita proceder a la evacuación.

"Libia y los libios necesitan paz", ha sostenido, reclamando igualmente que se garantice el acceso del personal humanitario y médico a quienes necesitan ayuda en Trípoli. "Hay zonas a las que no podemos acceder por los combates", ha reconocido, subrayando la necesidad de que se garantice el "máximo acceso".

En su último informe de situación, la OCHA ha denunciado que "un número indeterminado de familias siguen atrapadas en áreas afectadas por el conflicto, ya que ninguna de las partes ha respondido a los llamamientos para pausas humanitarias que permitan su salida".

"La comunidad humanitaria sigue llamando a todas las partes en el conflicto a negociar pausas humanitarias que permitan que los civiles se trasladen libremente a zonas seguras y que la asistencia llegue a quienes lo necesiten", ha reclamado la OCHA, que se encarga de coordinar los esfuerzos humanitarios.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Agosto 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31