Lunes 22/10/2018.

Moda

Miren Arzalluz: "La moda se ha ganado el respeto del mundo del arte"

Recién llegada a la dirección del Museo de la Moda de París, la bilbaína Miren Arzalluz afronta un momento decisivo en la historia de esa institución dispuesta a demostrar la complejidad de un arte que, según indica en entrevista con EFE, se ha ganado su espacio en los museos.
  • Miren Arzalluz: "La moda se ha ganado el respeto del mundo del arte" EFE

Recién llegada a la dirección del Museo de la Moda de París, la bilbaína Miren Arzalluz afronta un momento decisivo en la historia de esa institución dispuesta a demostrar la complejidad de un arte que, según indica en entrevista con EFE, se ha ganado su espacio en los museos.

"A fuerza de hacer exposiciones con rigor, la moda se ha ido ganando esa especie de respeto intelectual en el mundo del arte y académico, de la cultura en general. (...) Cuando entra en los templos del arte todavía hay resistencia, pero cada vez es menos cuestionada", afirma la experta (Bilbao, 1978).

En su despacho en la última planta del Palacio Galliera -sede del museo- y apenas desembarcada en París, Arzalluz defiende la moda como una expresión "no solo creativa y en algunos casos artística, sino también cultural e incluso política".

"Me interesa mucho cómo determinadas prendas de la indumentaria se han convertido en símbolos de resistencia", dice alguien a quien, como hija del que fuera durante casi 25 años presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Xabier Arzalluz, el interés por la política le viene "de fábrica".

Formada en Historia, Historia del Arte y Política Comparada, asegura que se forjó como comisaria en el Museo Balenciaga de Getaria, dedicado al genio vasco de la costura.

"Poner en marcha un museo nuevo hace que aprendas muchos de los aspectos que no aprenderías en otra situación", añade Arzalluz, cuya trayectoria está jalonada también por su paso por el Victoria & Albert Museum de Londres o el Instituto Vasco Etxepare.

En el Galliera toma el relevo de Olivier Saillard para los próximos cinco años. Ser nombrada su sucesora sin ser francesa, asegura, "ha sido una decisión valiente (...) Casi un hito en la historia de los museos de París".

Reforzar las relaciones con grandes instituciones culturales y buscar colaboraciones con diferentes disciplinas artísticas y con el mundo académico -"porque los museos no son solo centros de difusión de conocimiento, sino también generadores"- son algunos de sus objetivos prioritarios.

Pero además de ampliar "todo lo que se pueda" el público, el cambio más destacado de su mandato llegará a partir de finales de 2019, cuando el museo, abierto ahora sólo cuando hay exposiciones temporales, pase a ofrecer también colecciones permanentes.

La retrospectiva consagrada entre marzo y julio a Martin Margiela será la primera bajo su batuta y la última antes de que el Galliera cierre para habilitar el sótano, lo que duplicará el espacio expositivo y permitirá ese cambio de concepto ya previsto por el equipo anterior.

El belga Margiela, de 60 años, es "uno de los más influyentes creadores de los siglos XX y XXI, un diseñador conceptual", al que Arzalluz compara con Balenciaga en términos "de romper con los esquemas, de no ceder a la presión del sistema de la moda".

Para la experta, el equilibrio en este tipo de muestras entre publicidad e interés artístico, en un momento en que los museos necesitan de la iniciativa privada para impulsar propuestas de calidad, se encuentra en una gestión "transparente" que tenga claro que esas aportaciones no conllevan "interferencias" en la dirección científica.

Al reto de gestionar unos fondos de más de 257.000 piezas, del siglo XVIII a la actualidad, se une el de "mantener la capacidad de innovar la forma de mostrar la moda en los museos", donde prendas pensadas para ser llevadas en movimiento se contemplan estáticas.

¿Cuáles superan el paso del tiempo? "En el XVIII hablamos de las de los miembros de la corte, pero hay muchas piezas en esta colección que representan diferentes estratos de la sociedad, incluso indumentaria de trabajadores", añade.

Arzalluz recalca que la perspectiva histórica permite ver que aunque "la moda se reinventa continuamente", es "realmente una forma más de expresión de un determinado movimiento intelectual, estético o artístico".

Y, a su juicio, aquellos que simbolizan actualmente el cambio de siglo, "habiendo sido los grandes iconoclastas de finales del XX", son, además de Margiela, los belgas y la escuela japonesa, que "no se mueven por temporadas" y que "han concebido una nueva libertad que no existía antes respecto a cómo la mujer decide mostrarse".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31