Domingo 14/05/2017.

Moda

Devota and Lomba, una pulcra sastrería por encima del género

La versátil sastrería con tejidos masculinos de Devota&Lomba, que viste tanto al hombre como a la mujer con escrupulosa simetría, ha sido la propuesta más atractiva de la primera jornada de la pasarela madrileña en la que se ha apostado por el unisex y se ha recordado con emoción a Bimba Bosé.
  • Foto 1 de Devota and Lomba, una pulcra sastrería por encima del género EFE
  • Devota and Lomba, una pulcra sastrería por encima del género EFE

La versátil sastrería con tejidos masculinos de Devota&Lomba, que viste tanto al hombre como a la mujer con escrupulosa simetría, ha sido la propuesta más atractiva de la primera jornada de la pasarela madrileña en la que se ha apostado por el unisex y se ha recordado con emoción a Bimba Bosé.

Tras el homenaje que la Mercedes Benz Fashion Week Madrid (MBFWM) rindió a la modelo, fallecida el pasado mes de enero, los diseñadores presentaron sus propuestas para el próximo otoño-invierno 2017-2018, "que cada día son más atemporales dado el cambio climático", comentaba Modesto Lomba, quien tras cuatro temporadas retoma la sastrería masculina.

Dejando a un lado la papiroflexia habitual en sus últimos trabajos, Devota&Lomba construye una colección femenina de proporciones estudiadas y cuidadas con tejidos masculinos como la pata de gallo o el príncipe de gales, mientras que para el hombre propone una sastrería versátil que le invita a lucir pierna con bermudas, abrigos tipo batín o chalecos extra largos.

"Me apetecía oxigenarme, estaba un poco aburrido del origami, aunque la estética japonesa está presente", explicaba hoy a EFE Modesto Lomba, quien hace un guiño a los kimonos orientales ajustando el traje de hombre con cinturón de doble vuelta.

Una escrupulosa simetría vertebra todas sus prendas que se presentan coloreadas en tonos marrones, verdes contenidos y azules, una paleta cromática que equilibra lo masculino y femenino.

De repente, en medio de esa pulcritud, surgen jerséis de punto artesano combinado con pantalones muy anchos que juegan a ser faldas largas, una estética relajada y cálida que recuerda que vestir bien no es sinónimo de sumar.

Sobre la pasarela atrae la atención una capa conjuntada con pantalones pitillo y zapatos planos bicolor, tipo oxford, un guiño a la capa española pero con un halo japonés.

Y la raya diplomática también se vio en la firma Ángel Schlesser, amante de las líneas depuradas, que abrió el desfile con un traje de chaqueta gris con la intención de reafirmar que sus diseños están dirigidos a mujeres urbanas de mediana edad.

Desde la tercera fila, el diseñador cántabro Ángel Schlesser, que ha vendido el 75 por cierto de su firma al empresario Oscar Areces, vio el desfile que lleva su nombre, pero no su sello.

Trajes monocolor de chaqueta, abrigos con cuellos de piel, blusas y faldas configuran el uniforme de día, mientras que los monos, los vestidos pijama y los modelos largos aderezados con plumas y pedrería forman parte del armario nocturno de Ángel Schlesser, que apuesta por patrones minimalistas.

Los paisajes asturianos han servido de inspiración a Francis Montesinos, quien propone abrigos sueltos, gabardinas, cazadoras, faldas y pantalones en versión "casual", una estética ideada para el campo que invita a lucir prendas superpuestas.

Para la propuesta urbana propone gasas estampadas, lanas naturales y motivos alusivos a las vacas. "He disfrutado con el 'print' vacuno, dice el diseñador, que para la noche reserva la organza, la seda y el terciopelo coloreada en verde, morado, arena y azul noche.

Muy unido a la familia Bosé, Montesinos quiso hacer su particular homenaje a Bimba, a quien le dedicó un baile a cargo de Yolanda Osuna al final del desfile, que cerró la hermana de la desaparecida modelo, Lucía, con un vestido de novia de color negro, con un tul que le cubría el rostro, y un ramo de flores rojo cuyos pétalos lanzó sobre la pasarela.

Ion Fiz fue el encargado de cerrar la jornada con piezas para mujer y también para hombre con prendas que vestían el día, la tarde y la noche con el número 15 como bandera, el tiempo que lleva en el oficio.

Por la mañana, si María Escoté sorprendió con una colección más "adulta y madura", cuajada de estampados geométricos y arropada con detalles masculinos, Agatha Ruiz de la Prada prefirió prendas de fiesta con las que inyectó energía.

El estampado geométrico es el hilo conductor del nuevo trabajo de María Escoté, quien echa mano del color para hacer una costura más madura. "He utilizado el burdeos, el azul marino y el blanco, tonos que habitualmente no introduzco", explica la diseñadora catalana.

Por primera vez Escoté subió a la pasarela trajes de chaqueta, "una pieza que me apetecía trabajar", cuenta la diseñadora que reconoce que "se trata de una colección con un punto masculino, quería borrar el género".

Después Agatha Ruiz de la Prada presentó una colección como una gran fiesta, en la que las "chuches", las palomitas, los gusanitos y las tartas han sido los protagonistas.

Maya Hansen apostó por corsés en 3D junto a una colección de vestidos versátiles, "muy ponibles" con siluetas entalladas y dinámicas, en los que el corte láser se impone.

Juan Vidal, diseñador que se encuentra entre los favoritos de la Reina Letizia, ha presentado sobre la pasarela una serie de vestidos lenceros, junto a otras piezas más abrigadas en tonos dorados y ocres con influencias art decó.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Mayo 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31