| Mundial Brasil 2014

malestar social

Mundial Brasil 2014

Las protestas en Brasil reflejan el rechazo ciudadano al Mundial 2014

  • Según una encuesta de Datafolha, el 55% de los brasileños muestra su rechazo al Mundial más caro de la historia que contrasta con carencias en educación y sanidad.
  • En Manaos, se ha construido un estadio para 50.000 espectadores en una ciudad con un equipo de cuarta que congrega a 500 aficionados de media.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • La policía hirió de bala a un hombre durante las protestas en Sao Paulo contra el Mundial EFE

“El Mundial 2014 propiciará el mayor robo de la historia de Brasil”. Romario, exjugador de la selección canarinha, Balón de Oro en 1994 y actual diputado en su país nunca ha tenido pelos en la lengua. “Lo peor está por venir porque el Gobierno dejará que ocurran las obras de emergencia, las que no necesitan licitaciones. Ahí va a ocurrir el mayor robo de la historia de Brasil", dijo en su cuenta de Facebook hace más de dos años, cuando la Copa Confederaciones todavía no había aireado al mundo el descontento de un país en el que la preponderancia de organizar este año el Mundial y en dos los Juegos Olímpicos contrasta con la precariedad social que no ha superado un país que quería proyectar al mundo una imagen de eficiencia, desarrollo y pulcritud. Desamparados por unos dirigentes que han orquestado el Mundial más caro de todos los tiempos, el pueblo brasileño está listo a mostrar su malestar al mundo y clamar por una inversión mayor en educación y sanidad.

El jueves que viene, Sao Paulo acogerá el partido inaugural entre la anfitriona, Brasil, y Croacia. Desde ayer, y a sólo ocho días de que se abra el telón, los trabajadores del metro de la capital financiera de Brasil anunciaron el inicio de una huelga indefinida que afectará a 4.5 millones de usuarios. Si hay dinero para el Mundial, ¿cómo no tienen dinero para el transporte público?", apuntó el presidente del sindicato, Prazeres Juniors, en una asamblea. La reclamación del sindicato de trabajadores, que aglutina a 9.500 personas, solicitaba un incremento de sueldo superior al 8.7% que ofrece la patronal.

Precisamente el brutal gasto y el sobrecoste del evento es el epicentro del malestar social, un clima de crispación tan lacerante que ha llegado a generar animadversión en el país del fútbol, que acoge un evento de este alcance por primera vez desde 1950. Según la encuestadora brasileña Datafolha, el 55% de los ciudadanos muestran rechazo hacia un Mundial que creen firmemente que generará más perjuicios que beneficios a un país trillado por las desigualdades sociales. “Hace siete años, cuando la candidatura resultó elegida, hubo una gran alegría; creíamos que el Mundial serviría para mejorar las infraestructuras de Brasil, que es uno de los puntos frágiles de nuestra economía, y para dar visibilidad a un país con un enorme potencial para inversores extranjeros”, explicaba Mauro Silva en una entrevista en El País, reconociendo con tristeza la realidad que ha atropellado este anhelo.

Con un dispendio estimado en torno a los 20.000 millones de dólares, el Mundial de Brasil será el más caro de la historia. La creación de nuevos estadios ha disparado el gasto. La localización de algunos de ellos y el nulo uso que se hará de ellos tras el torneo ha propulsado la indignación. Brasilia, Cuiabá, Manaos y Natal han construido estadios de más de 40.000 espectadores de capacidad. “Cuando termine el Mundial, esos estadios no se usarán. Es tirar el dinero. Podían haberse construido hospitales y escuelas públicas. Ésa es mi crítica. Y es la crítica de gran parte de los ciudadanos”, apunta Mauro Silva. Especialmente incomprensible es el edificio de Manaos (50.000), la localidad enclavada en la selva amazónica que puede presumir de tener a su mejor equipo situado en la cuarta brasileña y un aforo medio de 500 espectadores por partido.

Nada esto parece inquietar a la FIFA, inmiscuida también en una supuesta trama de compra de votos y tráfico de influencias en la elección del ya de por sí polémico Mundial de Catar en 2022. “Cuando comience el primer partido todo el país estará apoyando”, dijo el presidente Sepp Blatter en lo que parece una asunción de que el fútbol es el opio del pueblo. No es esperanzador el precedente de la Copa Confederaciones para el organismo del fútbol mundial, que realizó su prototipo del Mundial en 2013 en una atmósfera de protestas constantes en las principales ciudades del país. Bajo las premisas ‘FIFA go Home’ o ‘No va a haber Mundial’ diversos grupos articulan ya protestas durante todo el evento. Le recordarán a Blatter, que ha alquilado una casa a Ronaldo por 700.000 dólares para este mes, que el hartazgo de la gente sobrepasa la alegría de tener un Mundial en la puerta de casa.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Octubre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31