| Mundial Brasil 2014

su debut en el mundial

Mundial Brasil 2014

Luis Suárez sale a hombros en un partido en el que rescató el espíritu de Uruguay

  • El delantero del Liverpool marcó un doblete después de perderse el decepcionante debut de su equipo ante Costa Rica en la primera jornada.
  • Suárez arrastró con su orgullo a todo su equipo, que se refleja en las ganas que ha tenido su estrella para sobreponerse a una operación de rodilla.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • suarez silla de ruedas

El 22 de mayo, menos de un mes antes de una memorable noche en Sao Paulo, Luis Suárez pasó por el quirófano para operarse del menisco de la rodilla derecha. Una imagen suya en silla de ruedas, convaleciente, ilustra a la perfección el carácter de Suárez, el resorte de Uruguay en un partido que dejó contra las cuerdas a Inglaterra. “Es un sueño… es un sueño”, dijo sin contener las lágrimas cuando fue entrevistado tras el partido, apenas diez minutos después de que hiciera su segundo tanto, en el 85 de partido. Salió a hombros de sus compañeros, que incluso por encima de sus goles, valoran el espíritu irreductible de un competidor implacable, rasgo inherente al tribal fútbol uruguayo.

Por Suárez suspira media Europa, pero Suárez sólo piensa en Celeste. La selección de Uruguay es uno de los pocos reductos puros del fútbol moderno. La mayor estrella que ha producido la factoría uruguaya en las últimas décadas, un futbolista que podría convertirse este verano en uno de los fichajes más caros de la historia de la industria del deporte y que vive del gol, presenta todos los rasgos identitarios y singulares del fútbol uruguayo. "No seremos un gran equipo ni seremos muy atractivos, pero estamos muy unidos y tenemos unos jugadores que lo dan todo por su país", dijo Tabárez tras el partido. La mayor virtud de Suárez es que es un ganador. Su presencia sirvió para rescatar a una selección que ante Costa Rica se vio extraviada, completamente irreconocible.

No estuvo Suárez en ese decepcionante debut y los de Tabárez parecieron un equipo vulgar, como si no vistieran la camiseta de Uruguay. El paisaje cambió por completo ante una Inglaterra que venía de una derrota también, pero de esas que se catalogan como edificantes. Desde los primeros minutos el delantero del Liverpool arrastró con su energía e ímpetu a sus compañeros. Buscó el gol hasta de corner, metiendo dos combas envenenadas que Hart tuvo que repeler sobre la línea como buenamente pudo. Nada tuvo que hacer ante un cabezazo que supuso el primer tanto. Es tan bueno y especial este Suárez, que antes de conectar el cabezazo ya sonreía. “¿Por qué todos los jugones sonríen igual?”, decía Andrés Montés.

Empató Rooney a quince minutos del final pero Suárez tenía la última palabra. Este es un hombre al que se etiquetó en Inglaterra de piscinero, que tuvo doce partidos de sanción por morder a un rival o que realizó una mano sabiendo que se perdería las semifinales de su primer Mundial para salvar un gol que hubiera eliminado a Uruguay. Aunque no sea políticamente correcto, las tres acciones evidencian lo que es Suárez, alguien que mata por ganar. Su gol en el minuto 85 terminó de rescatar a Uruguay en un Mundial que había comenzado a contrapié para el campeón de América y semifinalista en Sudáfrica. A Suárez se lo reconocieron sus compañeros. Salió a hombros de Sao Paulo.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31