| Mundial Brasil 2014

despedida

Mundial Brasil 2014

Las diez razones por las que España recuperó su mejor versión en la despedida

  • Con un dibujo con dos delanteros, España tuvo filo, velocidad, dinamismo y agresividad para sacar adelante un partido incómodo de jugar, pero penitencia merecida.
  • Villa y Torres marcaron en un partido en el que Iniesta intervino en los tres goles, Koke le dio fuerza y los laterales ofrecieron amplitud.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Villa besa el escudo de su camiseta cuando al marcar el gol Twitter

Por mucho que España no se jugara nada y que el rival fuera el más débil del grupo, ante Australia, y por primera vez en el Mundial, se vio a una selección reconocible, pariente aunque sea lejana de la que hace no tanto dominó el fútbol. Las claves por las que España ha sido buena en la primera parte son las siguientes.


1. Velocidad en el medio


Por fín España afinó un poco los violines en el centro del campo. Iniesta le dio vuelo al equipo y por primera vez, el balón circuló con velocidad. También lo hicieron los futbolistas, mucho más dinámicos que en los partidos ante Holanda y Chile.


2. Movimiento de Villa


Más allá del gol, Villa ofreció otra cara a España con sus desmarques. Constantemente en la frontera del fuera de juego, el máximo goleador de la historia del combinado nacional fue capaz de estirar al equipo y ofrecer una referencia móvil. También Torres mezcló bien con él. Ambos alternaron la banda con el centro.


3. Un Iniesta para gobernarlos a todos


Cuando se rebajan un puntito las revoluciones de un partido, por falta de incentivo competitivo o lo que sea, a veces se abona el terreno para el disfrute de los sentidos. Fue lo que ocurrió con un Iniesta superlativo, que participó en los tres goles de España. Batió dos líneas de presión para habilitar a Juanfran en lo que fue el gol de Villa y asistió a Torres y Mata. Iniesta es el mejor en la competición y en el recreo.


4. Dibujo con dos delanteros


Fue paradójico que España terminó de la misma manera en la que inició la Euro 2008, donde todo empezó. Con Torres y Villa compartiendo delantera. Los dos fueron capaces de marcar y ofrecieron a sus compañeros unos socios que no tuvieron en los dos partidos iniciales. Aunque España ha sido capaz de sobrevivir con fórmulas como la del falso nueve, fue refrescante volver al inicio.


5. Profundidad en los laterales


Por cómo está construida y su tendencia a meterse por el centro, España necesita profundidad en los laterales para sorprender. Tanto Jordi Alba como Juanfran lo hicieron a la perfección. El del Barcelona tuvo una ocasión para marcar tras llegar a línea de fondo. También puso un par de buenos balones. Como el que puso Juanfran a Villa para hacer el gol.


6. La frescura de Koke


Su temporada le ha situado en la élite de los centrocampistas españoles. Quizás ha sido llamado a filas un poco tarde en este Mundial, pero ante Australia demostró que será un futbolista clave en el futuro. Le dio velocidad a la circulación del balón, aportó agresividad en la recuperación y hasta ensayó el disparo de media distancia.


7. Solidez defensiva


Por fín se acabaron los problemas en defensa y los errores groseros. No le forzó mucho el equipo australiano pero en el tajo que tuvieron, el triángulo de Ramos, Albiol y Reina jugó con solvencia. Lo que había sido la gran virtud de esta selección en su época triunfal y se vino abajo en los dos primeros partidos, volvió a su nivel habitual.


8. Agresividad


No era un partido fácil para unos jugadores que han ganando todo, pero los jugadores cumplieron con honor el compromiso. En ningún momento se dejaron llevar. Una pequeña prueba de cómo se tomó el partido España fue Cesc Fábregas, cuestionado por asuntos extradeportivos durante la semana, que nada más entrar al campo hizo una falta en un intento desesperado de recuperar una pelota.


9. Limitar las pérdidas


A diferencia de los caóticos precedentes, España cuidó la pelota en la fase inicial. Sobre todo durante los primeros diez minutos, cuando la presión de Australia fue más esforzada, la selección tuvo la precisión necesaria en el inicio de la jugada, donde una pérdida, como la de Alonso ante Chile, fue letal.


10. Equipo junto


Las kilométricas distancias que en los dos primeros partidos convirtieron el campo en una sala de torturas para España, se acortaron visiblemente. España fue una unidad junta para atacar y para defender. Con velocidad para moverla en ataque y solidaria y organizada a la hora de recuperar.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Noviembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30