| Alimentación

Alimentación

¿Es importante el Zinc en la salud?

  • Más de 300 enzimas y más de 1.000 factores de transcripción requieren este metal para realizar adecuadamente su actividad

El zinc es un metal esencial para el funcionamiento de numerosos funciones del cuerpo. De hecho, más de 300 enzimas y más de 1.000 factores de transcripción requieren este metal para realizar adecuadamente su actividad. En el cuerpo humano, el zinc se localiza principalmente en el hígado, páncreas, riñones, huesos y músculos, pero también en los ojos, la piel, el cabello y las uñas. En el hombre, el zinc también se encuentra en grandes cantidades en la próstata y los espermatozoides.

El zinc se encuentra en mariscos (especialmente las ostras), carnes, huevos, cereales integrales, legumbres como las habas y los guisantes y raíces como el jengibre. La absorción del zinc se produce principalmente en la parte inicial del intestino delgado. Por ello,  los procedimientos quirúrgicos que afectan a esta zona,  como la cirugía de derivación gástrica (by-pass gástrico en el tratamiento quirúrgico de la obesidad) pueden afectar la absorción de zinc. Asimismo, algunas patologías intestinales como la enfermedad de Crohn, también pueden llevar a la mala absorción de zinc, y, en consecuencia, una deficiencia de este mineral.

La deficiencia de zinc tiene importantes consecuencias negativas para el organismo, y en casos de deficiencia de este mineral se puede producir caída del cabello o debilidad de este, retraso del crecimiento, hipogonadismo, baja producción de semen, lesiones de la piel y de los ojos, ciertas deficiencias inmunitarias, problemas de cicatrización de heridas. En general, las situaciones de deficiencia de zinc son poco comunes en los países desarrollados, pero se han observado en pacientes sometidos a cirugía de bypass gástrico para el tratamiento de la obesidad. La OMS estima que cerca de 2 billones de personas en países en desarrollo pueden tener deficiencias nutricionales de este mineral. Una de las posibles causas puede ser el consumo de cereales con elevado contenido en fitatos que forman complejos con el zinc los cuales no se absorben en el intestino. Además de las causas nutricionales, la deficiencia de zinc puede ser debida a enfermedades hepáticas, alcoholismo crónico, enfermedad renal crónica.

Numerosos estudios han demostrado que la suplementación con zinc es esencial para disminuir la morbimortalidad asociada a la diarrea aguada, las infecciones del tracto respiratorio y otras infecciones, ciertas anemias como la drepanocítica, y también en la prevención de la ceguera por degeneración macular asociada con la edad. La dosis diaria recomendada de zinc es 10 - 12 mg / día, y la dosis máxima 40 mg / día aproximadamente.

La importancia del zinc en la prevención de infecciones se debe a su capacidad de estimular el sistema inmunitario, ya que actúa como segundo mensajero dentro de las células de este sistema. Los  niveles bajos de zinc  se asocian a una deficiente activación de las células dendríticas mediadas por las células T y un desarrollo deficitario de los monocitos/macrófagos que regulan la fagocitosis. Además, el zinc puede ser considerado un agente antiinflamatorio ya que inhibe la señalización del factor nuclear kappa B (NF-κB) y por lo tanto de reduce la expresión de las citoquinas inflamatorias.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias