Viernes 14/12/2018.

Local

MADRID. EL PLENO MUNICIPAL PIDE RESPONSABILIDADES POLÍTICAS A BARBERO POR LAVAPIÉS Y PONER EN MARCHA LA TARJETA DE VECINDAD

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó este jueves una moción de urgencia del PSOE apoyada por el PP y Ciudadanos que pide responsabilidades políticas al delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, por tardar 20 horas en aclarar que el mantero Mame Mbayé, y poner en marcha la tarjeta de vecindad que otorga derechos a los inmigrantes sin papeles

La socialista fue la única de las cuatro mociones de urgencia, uno por cada grupo municipal, que se presentaron en relación a los hechos de Lavapiés, debio a que el propio PSOE votó en contra de las del PP y Ciudadanos, después de que estos dos grupos rechazaran la solicitud de Causapié de que se votaran por puntos, para poder apoyar unos y desestimar otros. Por su parte, la de Ahora Madrid, que se opuso a las otras tres, se rechazó con los votos en contra de PP y Ciudadanos y la abstención del PSOE.
La propuesta del PSOE lamentaba la muerte de Mbayé, condenaba los disturbios posteriores, expresaba su apoyo a la Policía Municipal, pedía responsabilidades políticas al Gobierno municipal y en especial a Barbero, y la puesta en marcha de la tarjeta de vecindad y la Mesa de Convivencia en Lavapiés.
La del PP, que los socialistas no quisieron apoyar íntegramente, lamentaba el fallecimiento, apoyaba a la Policía Municipal, pedía el cese inmediato de Barbero y que la alcaldesa, Manuela Carmena, pidiera públicamente disculpas a la Policía Municipal, y que una oficina temporal de información asesorara a los vecinos afectados por los disturbios.
Finalmente, la de Ciudadanos, que el PSOE tampoco quiso apoyar al 100%, lamentaba la muerte de Mbayé, felicitaba a los sindicatos de la Policía Municipal y pedía condecorar a los agentes que trataron de salvar la vida al senegalés; creaba una comisión de investigación que, si determinase que los disturbios fueron alentados por miembros del Gobierno municipal, llevaría al cese o dimisión de éstos, y pedía que el Ayuntamiento repusiera los desperfectos causados por los disturbios y exigiera la cantidad correspondiente a los causantes.
DEBATE
El portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida, comenzó hablando de la muerte del mantero Mame Mbayé y acto seguido solicitó el cese inmediato de Barbero por la responsabilidad que dijo que es clara en el alentamiento de los distrurbios, que podía haber evitado o paliado su virulencia si no hubiera “secuestrado” la información sobre el motivo de la muerte de Mbayé y parar el bulo que corrió por Twitter alentado por bases y cargos de Podemos y Ahora Madrid de que la defunción se había relacionado con una persecución policial. Pidió también que la alcaldesa, Manuela Carmena, pida disculpas a la Policía por tuits como el de la concejala Rommy Arce, que comparó la muerte con la de Lucrecia Pérez, asesinada en un crimen racista.
La de Ciudadanos, Begoña Villacís, empezó preguntando directamente a Barbero si la Policía Municipal debe o no ir a Lavapiés, a tenor de la supuesta instrucción de ayer por la tarde de que no lo hiciera, y que si tenía la información el jueves por la tarde como para parar el bulo, aunque concedió que no fue él quien lo inició, que hizo que los policías fueran al barrio con la impresión de que habían matado a Mbayé. Según dijo, lo ocurrido es “el paradigma de la gestión de Ahora Madrid”, cuya ideología perjudica a los propios trabajadores municipales, y, como es difícil que todos estén equivoados menos Barbero, le pidió responsabilidades políticas.
La del PSOE, Purificación Causapié, reconoció que hubo información contradictoria en los medios, y reprochó al Gobierno municipal y a Barbero en particular haber incurrido en un “silencio responsable” y en “falta de apoyo” a la Policía municipal. Dirigiéndose a Carmena, la espetó: “Tú estuviste ausente. Te echamos mucho de menos en este momento”.
Causapié dijo que quiere que la crisis se cierre lo antes posible, y para ello pidió la tarjeta de vecindad, la mesa de convivencia, y a Barbero que dimita. Finalmente, criticó al concejal presidente de Centro, Jorge García Castaño, y la propia Arce, por haber culpado al capitalismo en lugar de trabajar desde el gobierno contra sus injusticias.
Barbero contestó personalmente que, cuando el análisis se aleja de la condición humana, hay algo que está mal, y que no se pueden sacar “rentabilidades políticas del sufrimiento ajeno”, porque está en juego el futuro de los inmigrantes que vinieron a España y encontraron una sociedad en la que Mbayé vivió 14 años sin papeles, “condenado al ostracismo de no existir, de ser exactamente nadie”, con el miedo permanente a ser detenido. Concluyó que espera que su muerte no sea “en balde”.
Centrándose en los hechos, relató la huida de Mayé de Sol a Lavapiés tras una intervención rutinaria de la Policía, donde “su corazón no pudo más”, tras correr hasta Plaza Mayor y andando hasta la calle del Oso. “Hasta donde sabemos, no hubo persecución policial, pero llevaba 14 años huyendo”, advirtió. Barbero insistió en que investigar no es sembrar sospechas sobre la Policía, sino impedir que se empañe su imagen, y dijo que los agentes xenófobos “son muy pocos, pero sobran”.
RÉPLICA
En la réplica, Villacís dijo que estaba “alucinando” tras escuchar a Barbero referirse a los agentes xenófobos del chat de policía que están siendo investigados, y le preguntó directamente si a las 18.30 horas del jueves el Gobierno municipal ya lo sabía todo, por qué no corrigió el bulo ni las informaciones periodísticas falsas, si Arce y Carmena tenían la misma información, si permite ahora o no patrullar por Lavapiés, y si no siente ni una pizca de responsabilidad por haber mandado el viernes a sus agentes con la diada de presuntos asesinos en la cabeza o por haber tenido a los vecinos del barrio encerrados en casa ante los disturbios. Y, dirigiéndose a la alcaldesa, le preguntó si de verdad no ve nada reprochable. Adivinando que no se le contestará, justificó por ello la necesidad de la comisión de investigación sobre los hechos que propugna Cs, que retó directamente al PSOE a apoyar, una vez que el PP ha garantizado que lo hará. Finalmente, interpretó que el Ayuntamiento defiende a los trabajadores municipales siempre que no sean policías, y que el propio Cuerpo piensa que no gusta al Gobierno municipal.
Por su parte Causapié insistió en preguntar qué decisiones concretas tomó Barbero, de quien dijo que le habría gustado que solicitara una comparecencia propia, y, dirigiéndose al resto de grupos, pidió que tomen ejemplo de los vecinos que en Lavapiés están tratando de recuperar la convivencia, y rechazó la comisión de investigación porque sus resultados serán dentro de seis meses y hacen falta responsabilidades políticas ahora. En cambio, se mostró de acuerdo con condecorar a los policías que trataron de reanimar a Mbayé, por lo que pidió que PP y Cs permitan votar por puntos, por lo que sospechó que estos partidos no quieren acuerdo sino que buscan otros objetivos.
Almeida tachó de “lamentable” la intervención de Barbero, centrándose en el antes de la muerte de Mbayé guardándose para el segundo turno, cuando ya no hay posibilidad de réplica por parte de la oposición, la gestión posterior, que es la que le reprochan los grupos. Reiteró que el PP votará a favor íntegramente de las propuestas de PSOE y Ciudadanos y en contra de la de Ahora Madrid, y terminó criticando que este grupo “ha creado el caldo de cultivo de los disturbios por su falta de responsabilidad institucional” y por haber legitimado ciertos delitos en función de su ideología, como los del edil de Podemos Andrés Bódalo o los okupas de La Ingobernable. Por último, acusó a Barbero de no querer parar el bulo, como lo demostraría el que de nuevo hoy hiciera la precisión de que “hasta donde sabemos, no hubo persecución policial”, y de ser cómplice por “acción u omisión, dolo o negligencia”, de los hechos.
El delegado acusó a un teletipo que citaba a la Jefatura de Policía Nacional y vinculaba la muerte a la persecución policial, y dijo que si lo hubiera desmentido se le habría acusado de propagar el conflicto y que no lo hizo por “principio de prudencia”, y por esperar a la declaración del acompañante del fallecido. El atestado de Policía Nacional, añadió, llegó a las 20.23, y el informe del Samur a las 4.00 horas, pero seguidamente volvió al sufrimiento de los inmigrantes, que le parece más importante que su actuación, con una Ley de Extranjería que niega los derechos a los sin papeles y considera que trabajar en esa condición es un delito. “Podremos haber cometido errores, podremos haber sido lentos en alguna medidas, pero ratificamos nuestra posicion contra el racismo institucional que emana de la Ley de Extranjería”, sentenció, apuntando que tal vez se plantearía dimitir si perteneciera a una organización declarada delictiva por un juez, en alusión al PP.
DECLARACIONES POSTERIORES
Al término del Pleno, Almeida lamentó que Carmena no hubiera dicho en toda la sesión ni una palabra sobre Lavapiés, por lo que “sigue en su autismo político”. Además, criticó que el PSOE hiciera de “cómplice, encubridor y brazo ejecutor” de Ahora Madrid , votando en contra y evitando que salieran adelante las proposiciones de PP y Cs pero absteniendose en la del grupo del Gobierno. De esa forma, dijo, el Pleno no ha acordado ni pedir el cese inmediato de Barbero, ni dar medallas a los policías que atendieron a Mbayé ni la comisión de investigación que pedía Ciudadanos. Almeida se preguntó “qué pactos oscuros” tiene el PSOE con Ahora Madrid para mantener el gobierno municipal hasta el final, y dijo irónicamente que esperaba que “los madrileños sabrán recompensar” su actitud. Preguntado por qué no permitió votar por puntos, dijo que Causapié no le había aclarado qué partes quería votar a favor y en contra.
Villacís se quejó de que Barbero no le hubiera respondido las preguntas que le había hecho, en lo que le pareció “una tomadura de pelo” y de la posición del PSOE. Preguntada por qué ella tampoco permitió la votación por puntos, después de que Causapié aclarara que votaría a favor de las medallas a los policías, alegó que Cs votó a favor de toda la moción socialista aunque hubiera puntos que no le gustaran.
Ante estas acusaciones, Causapié replicó que ni PP ni Cs “quieren que se resuelvan los problemas” sino “aprovechar una crisis tan grave como la de Lavapiés para el ventajismo electoral”, e insistió en que Barbero “debe dimitir” para resolver la crisis y recuperar la confianza de la Policía Municipal, pero no concretó qué hará en relación a su apoyo a Ahora Madrid si no dimite.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31