Miércoles 18/10/2017.

| Libros

Libros

Un crimen da pie a Claudia Piñeiro a reflexionar sobre el periodismo de hoy

Personajes en situaciones límite atrapan al lector en las páginas de "Betibú", la nueva novela de la escritora argentina Claudia Piñeiro, que se sirve de una trama policial para reflexionar sobre los cambios que experimenta el periodismo en el siglo XXI.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Personajes en situaciones límite atrapan al lector en las páginas de "Betibú", la nueva novela de la escritora argentina Claudia Piñeiro, que se sirve de una trama policial para reflexionar sobre los cambios que experimenta el periodismo en el siglo XXI.

Piñeiro (Burzaco, Argentina, 1960) se muestra convencida, en una entrevista con Efe, de que cuando un escritor plantea un argumento es "para poner a los personajes en situaciones extremas, desarrollar su conciencia y ver cómo deciden ante determinadas situaciones".

Y para ello, la novelista se sirve de Nurit Iscar, una escritora retirada apodada Betibú en homenaje a Betty Boop; de un joven periodista que busca las respuestas más en Google y en las redes sociales que en la investigación, y del antiguo encargado de la sección de sucesos del diario El Tribuno, el veterano Jaime Brena.

Los tres deberán investigar la muerte de Pedro Chazarreta, un vecino del exclusivo barrio de La Maravillosa, quien aparece degollado, sentado en el sillón de su casa, al lado de una botella de whisky y con un cuchillo ensangrentado en la mano. ¿Suicidio o asesinato?

Más allá del misterio a resolver, aunque "desde el inicio" la autora enfrentó el desafío de escribir una novela que se ajustase al género negro, la obra invita a reflexionar sobre el periodismo y sobre las relaciones entre los medios de comunicación y el poder político.

Para Piñeiro, habitual colaboradora en varios diarios argentinos, la clave del periodismo de hoy es "la calidad", ofrecer "datos, análisis y reflexión" en contraposición a la rapidez con la que internet difunde las informaciones.

"Tengo una edad en la que observo que a los que son mayores que yo les cuesta adentrarse en las redes sociales mientras que los más jóvenes no conciben el mundo sin ellas", dice la escritora, quien brinda alguna pista para desenvolverse en la maraña de las redes sociales como Twiter: "Saber a quién se sigue".

"Hay muchas personas en Twiter que se hacen eco de titulares o seleccionan buenas noticias, a las que te remiten, y así te ahorran el trabajo de leer varios diarios", apunta la autora, quien opina que "son pocos" los diarios que mantienen una línea editorial neutra.

Ejemplo de ello, en la ficción, es la guerra dialéctica que mantiene El Tribuno con el gobierno y el presidente de Argentina.

Como en su exitosa novela "Las viudas de los jueves", una urbanización exclusiva se convierte en el escenario del relato, pero en esta ocasión en lugar de ofrecer la mirada de quienes viven dentro son otros quienes describen la vida de esos barrios adinerados.

Piñeiro subraya el aumento en los últimos tiempos, tanto entre "los pudientes como entre la clase media", de estos lugares cerrados, caracterizados por un férreo control de acceso y ante cuyas puertas blindadas las empleadas de servicio doméstico acuden a buscar trabajo.

La novela, además de ofrecer un radiografía de la sociedad argentina, pone sobre la mesa asuntos universales como las relaciones de los padres con los adolescentes o las "consecuencias graves" que deja una violación.

"Betibú" (Alfaguara) está dotada de un lenguaje cinematográfico que ha facilitado a la autora firmar un acuerdo para trasladarla a la gran pantalla de la mano de Miguel Cohan, al igual que ya ocurriera con su novela "Las viudas de los jueves", que fue llevada al cine bajo la dirección de Marcelo Piñeyro.

Autora de novelas como "Tuya" (2005), finalista del Premio Planeta, "Elena sabe" (2007) y "Las grietas de Jara" (Premio Sor Juana Inés de la Cruz 2010), Piñeiro escribe también obras de teatro como "Cuánto vale una heladera", "Un mismo árbol verde" y "Verona".

La dramaturgia es un trabajo "grupal" mientras la escritura es un proceso "mucho más aislado", dice la narradora, quien no se decanta por uno u otro género y reconoce como su maestro a Guillermo Sacommano.

Claudia Piñeiro confía en que el regreso a su país le dará el sosiego necesario para enfrentarse de nuevo al papel en blanco, aunque se muestra muy ilusionada con su participación en la semana de novela negra que se celebra en Barcelona y en la que se han dado cita algunos de los nombres mas sobresalientes del género.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Octubre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31