Viernes 14/12/2018.

| Libros

Libros

Miguel Barrero: El único compromiso firme de un escritor es con la escritura

"El único compromiso firme de un escritor es con la escritura. Lo único que me importa es procurar hacer lo que quiero hacer, que el trabajo final se parezca lo más posible al deseo que me llevó a sentarme a escribir", sostiene el periodista y escritor Miguel Barrero en una entrevista con EFE.
  • Miguel Barrero: El único compromiso firme de un escritor es con la escritura EFE

"El único compromiso firme de un escritor es con la escritura. Lo único que me importa es procurar hacer lo que quiero hacer, que el trabajo final se parezca lo más posible al deseo que me llevó a sentarme a escribir", sostiene el periodista y escritor Miguel Barrero en una entrevista con EFE.

Y eso es algo que de momento, con ocho libros publicados, Barrero (Oviedo, 1980) afirma que ha conseguido con su último trabajo, El rinoceronte y el poeta (2017), del que está "especialmente orgulloso" porque lo que finalmente escribió "se parece mucho a lo que quería escribir", a pesar de que como escritor, afirma, está "abonado a la inseguridad".

Esta nueva obra del autor, entre otras, de Camposanto en Collioure, es una aventura enigmática que se puede leer de un tirón o degustar de manera sosegada, de modo que el lector, conozca o no Lisboa, se recree en sus recovecos o sienta de repente unas ganas irrefrenables de estar allí.

Barrero aúna en este libro dos historias sobre Portugal con quinientos años de diferencia: la llegada de un rinoceronte a la corte del rey Manuel a principios del siglo XVI y la impronta de Fernando Pessoa en el país luso a través de los ojos de un profesor español.

Las reflexiones e investigaciones de Espinosa, un erudito profesor español especialista en la obra del poeta portugués, en el transcurso de dos días y medio en Lisboa, hilan la narración.

Allí acude una vez al año tras constatar, ya pasada la mediana edad, sin más acompañamiento en la vida que sus estudios, que nunca tendrá los arrestos suficientes para mudarse a la ciudad que ama y a la que ha acudido esta vez tras una enigmática carta de un colega, Gonçalves, que le hará una revelación que cambiará su vida.

"Encontré en Portugal el libro Mensagem, el único que Pessoa publicó en vida y que firmó con su nombre, y al día siguiente conocí la historia del rinoceronte", indica Barrero sobre la improbable unión de estos elementos.

"Son dos extremos de un puente, forman parte de los mecanismos por los que una sociedad construye una identidad que la mantenga a salvo de las inclemencias de todo lo que la rodea", explica el escritor, que continúa: "la realidad urde los mitos y los mitos acaban configurando la realidad".

Para unirlo todo acabó encontrando a Espinosa, un personaje que nació como un arquetipo pero que fue creciendo hasta el punto de que "salvó el libro", ya que la estructura original era diferente y su aparición le dio consistencia al relato.

"Ese hombre podría razonar igual que yo para relacionar una cosa con otra", señala Barrero, que destaca que este personaje encarna un "tema fundamental" que recorre todo el libro: el papel de la cultura.

"La cultura es crucial a la hora de definir lo que somos, para explicar lo que fuimos. Todo lo que sabemos del pasado es gracias a relatos culturales que llegaron a nosotros... Y en contraposición está el escaso valor, el papel secundario, que juega en el presente, en el día a día", indica el escritor, que desarrolla la idea.

"Como parte ese razonamiento Espinosa es un homenaje a la gente que dedica su vida a mantener viva la llama de la cultura para que pase a otra generación que también la llevará de manera sosegada a la siguiente y, muchas veces, sin reconocimiento público".

En la entrevista con Efe, Barrero defiende la lectura de los clásicos, una "garantía porque nunca defraudan", si bien aboga por conocer la obra de los "contemporáneos", los coetáneos, ya que "no está reñido".

Asegura que el problema es "elegir nombres", debido a la cantidad y calidad de la oferta, por lo que practica "un tanteo constante" en el que, además, durante la búsqueda "puedes ir dando con pequeños hallazgos que enriquezcan tu visión global".

"Y porque cualquier persona debería estar interesada en lo que le cuentan las personas de su espacio y tiempo, aunque diverjan" sus puntos de vista.

Barrero, que ha pasado por varias editoriales y ha ganado varios premios con sus anteriores trabajos, defiende el papel de los editores y se muestra convencido de que "siempre va a haber un editor en alguna parte dispuesto a publicar un libro que merezca la pena".

"Otra cosa es dar con él", sostiene el escritor, que no se muestra partidario de la autoedición, aunque reconoce que mucha gente tras dar muchas vueltas no ve otra salida.

Pero quizá el editor que está dispuesto a apostar por uno "no está en Madrid o en Barcelona", señala.

Sobre sus gustos literarios asegura que le gustan las novelas, aunque defiende "la literatura bien escrita" en general.

"Me importa poco el género si la calidad, la excelencia, está garantizada", afirma.

Y como escritor, de momento no desvela por donde puede ir su próximo trabajo: "Puedo hacer una novela de intriga o algo en plan experimental, no tengo en mente un plan de trabajo a diez años".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31