Martes 19/09/2017.

| Libros

Libros

Leticia Feduchi retratará a Eduardo Mendoza para la Biblioteca Nacional

La pintora Leticia Feduchi es la artista que ha elegido Eduardo Mendoza para que pinte su retrato, que luego colgará en las paredes de la Biblioteca Nacional, como están ya los otros galardonados con el Premio Cervantes siguiendo la tradición.
  • Foto 2 de Mendoza: "No es muy importante que la gente lea sino que algunos lean bien" EFE

La pintora Leticia Feduchi es la artista que ha elegido Eduardo Mendoza para que pinte su retrato, que luego colgará en las paredes de la Biblioteca Nacional, como están ya los otros galardonados con el Premio Cervantes siguiendo la tradición.

Así lo ha señalado hoy el escritor catalán, que ayer recibió el premio más importante de las letras en castellano, durante una conversación mantenida con el director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet en la sede de esta institución.

"Leticia Feduchi es una pintora que me gusta mucho, también pintó a Álvaro Mutis y la conozco a ella y a sus padres. Pero esto, como todo lo relacionado con el Cervantes, me pilló por sorpresa y no sabía que también tenía que elegir artista", ha subrayado Mendoza con humor e ironía, dos características que ha destilado tanto en su discurso de agradecimiento del premio como en sus intervenciones públicas.

Leticia Feduchi (Madrid, 1961) es una pintora que vive y trabaja en Barcelona, donde sigue el realismo catalán, conectado con el fotorrealismo americano y el realismo de Antonio López.

"También me di cuanta de que me tenía que hacer un chaqué para la ceremonia y luego me vi que todo es más fácil de lo que parece; porque fui y resulta que en el sastre había muchísima gente haciéndose chaqués para bodas y que es algo común. Al final ayer estaba hecho un pincel", ha comentado con esa sonrisa que no le desaparece del rostro.

Ante un auditorio lleno y tras depositar su legado en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes, en un encuentro con sus lectores el autor de "Sin noticias de Gurb" ha ido hablando con el director de la institución cultural, Juan Manuel Bonet, de sus orígenes y de sus lecturas de la infancia, de sus influencias, de la Barcelona de los años 40 y 50,de Nueva York y Londres o de la gran aportación de la literatura española,

"La gran aportación de la literatura española ha sido haber dado voz al pueblo", ha argumentado.

La literatura española subvierte la tradición y hace lo contrario a Shakespeare, aquí se escribía sobre personajes del pueblo, inteligentes, y al noble se le ponía como cretino. El aristócrata es tonto solo por el mero hecho de ser aristócrata y el pueblo es inteligente solo por el mero hecho de ser pueblo", añade.

"Los nobles en Shakespeare hablan en verso y los pobres en prosa", añade el escritor para quien el bardo inglés es alguien a quien siente muy distante. "A Cervantes le siento muy próximo, pero a Shakespeare, que también es un grandísimo escritor, le siento muy lejano", ha reconocido.

Mendoza, cuyo nombre da título a la Biblioteca del Instituto Cervantes de Cracovia, ha hablado de la influencia que tuvieron en él Cervantes, Plá -"a Plá le debo mucho", ha matizado-, Mercè Rodoreda, Carmen Laforet y Juan Marsé, así como personajes de tebeos de Bruguera, como Carpanta, Doña Urraca o el caco Bonifacio.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30