Miércoles 07/12/2016.

| Logroño

Logroño

El Consejo Regulador fija como rendimiento máximo por hectárea 6500 kg para la uva tinta y 9000 kg para la blanca

El Pleno del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOC) ha fijado un rendimiento máximo amparable de 6.500 kgs. por hectárea para variedades de uva tinta y de 9.000 kgs. por hectárea para variedades blancas. Todo ello porque el viñedo riojano presenta una "excelente situación productiva" en esta campaña, dado el buen desarrollo de las cepas a lo largo del ciclo vegetativo. Además, una vez superado el rendimiento máximo amparable, el viticultor podrá entregar hasta un 10 por ciento más de la producción, auqnue este porcentaje no quedará reconocido bajo el sello de la Denominación.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Según el comunicado enviado por el propio Consejo, las 'Normas de Campaña' establecen un "riguroso sistema de control para garantizar el origen y calidad de los vinos producidos" en la Denominación.

Por otra parte, y una vez superado el rendimiento máximo, la entrega de uva en bodega deberá limitarse a una cantidad igual o inferior al 10 por ciento del total. Este 10 por ciento se traducirá en otros 650 kgs. de uva tinta por hectárea; y 900 kgs. de uva blanca por hectárea. Todo ello, por "las condiciones climatológicas que puedan incidir al final del ciclo vegetativo del viñedo".

Los primeros 325 kgs. por hectárea de uvas tintas y 450 kgs. por hectárea de uvas blancas se considerarán "no amparados por la Denominación". Por otro lado, la transformación de los restantes hasta los 650 kgs. por hectárea de uvas tintas y los 900 kgs. por hectárea de uvas blancas será destinada a destilación, ya que tampoco está amparada.

Los rendimientos máximos de producción autorizados "se contabilizan de forma separada e independiente para variedades tintas y blancas". Además, se descalifican las parcelas con producciones excesivas no contempladas en el Reglamento. En este sentido, la inspección de viñedos realizada por el Consejo Regulador durante la campaña tiene como fin "detectar y prevenir al viticultor para que corrija dichos excesos de producción", para así optimizar la calidad.

Las actuaciones del Consejo durante la vendimia "son claves para la garantía de calidad y origen de los vinos" de cara a los consumidores. En este sentido, las normas aprobadas para esta campaña "mantienen el alto nivel de control alcanzado" en las anteriores, en las que se incrementado los recursos humanos y económicos para este fin y se han adoptado medidas más restrictivas, como "la descalificación de las producciones" de viñedos afectados por incumplimiento de la normativa.

Entre las medidas de control tradicionales, cabe destacar la obligatoriedad de pesar las uvas previamente a su entrada en bodega, en presencia de los 'auxiliares de vendimia' que el Consejo Regulador contrata expresamente. Además, los Servicios de Inspección del Consejo controlan los traslados de uvas y vigilan las zonas limítrofes de la Denominación, ya que no está permitido introducir en las bodegas de Rioja uvas de viñedos no inscritos en la denominación.

Además, toda bodega que desee elaborar vino tiene que comunicarlo al Consejo Regulador con antelación. En necesario indicar la fecha de inicio de recogida de uvas, así como los puntos o lugares donde ésta se efectúe e incluso el horario de recepción.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31