Viernes 24/11/2017.

| Palma de Mallorca

Palma de Mallorca

Un fundador de UM coordinó la labor de varios encuestadores del partido sin saber que cobraban del Consell

Asegura que "hubiera armado un cirio al partido" si hubiera sabido que una de las activistas, Francisca Pallicer, estaba contratada
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Uno de los socios fundadores de la extinta Unió Mallorquina (UM), Pedro Mir, ha manifestado ante la jueza instructora del caso Voltor que coordinó la labor de varias personas que antes de las elecciones municipales de 2007 realizaban encuestas en nombre de la formación nacionalista para recoger opiniones sobre mejoras que se podían llevar a cabo en su barrio, si bien ha asegurado desconocer que estos encuestadores estuvieran en realidad, mientras se dedicaban a labores de partido, a sueldo del Consell de Mallorca.

En su comparecencia en calidad de imputado y a preguntas del fiscal anticorrupción Miguel Ángel Subirán, Mir, quien en aquellos comicios concurrió como número 17 en la lista encabezada por el candidato 'uemita' a la alcaldía, Miquel Nadal, ha negado que en el caso concreto de Francisca Pallicer, una de las activistas, desconocía que ésta estuviera contratada por el Consorcio de Informática Local de Mallorca (Cilma) con motivo de la puesta en marcha del proyecto Mallorca Digital. "Me he enterado ahora", ha incidido.

De hecho, el encausado, que era jefe de zona del Secar de la Real y Establiments, ha aseverado que si hubiera sabido "simplemente que Pallicer estaba asegurada, hubiera armado un cirio al partido" puesto que las demás trabajadoras ni cobraban sueldo alguno ni estaban contratadas "y todas tenían el mismo derecho a estarlo, cosa que nunca se hizo". Ello a pesar de que, según las pesquisas, una treintena de agentes electorales de UM fueron colocados en el Cilma pese a que no llegaron a acudir a su puesto de trabajo sino que se habrían limitado a trabajar para el partido nacionalista.

Tal y como ha precisado, los sondeos se realizaban casa por casa y cuando acudían los encuestadores se presentaban diciendo que iban de parte de UM, lo que "era normal porque las encuestas llevaban el anagrama del partido". Mir ha justificado que este trabajo se hacía a fin de trasladar después las opiniones de los ciudadanos a los candidatos a fin de saber qué temas debían abordar en público durante sus mítines.

Al ser preguntado por varios de los numerosos empleados 'fantasma', quienes ya han sido interrogados por la titular del Juzgado de Instrucción número 10, Carmen Abrines, el socio fundador de UM ha asegurado no conocer a ninguno de ellos sino tan sólo a Pallicer, en cuya contratación en el Cilma no intervino "para nada". Tal y como ha precisado, Pallicer asistió posteriormente a distintos eventos que llevó a cabo el partido, a los que, ha recordado que no acudió la expresidenta de la formación Maria Antònia Munar. "Tampoco creo que Pallicer conociera a Munar", ha manifestado.

"CAÑELLAS PEDÍA NO MEZCLAR TEMAS DE PARTIDO CON LOS INSTITUCIONALES"

Finalmente, ante varias preguntas formuladas por Antoni Martínez, letrado del exdiretor insular de Proyectos y exconseller de Juventud y Deportes Mateu Cañellas, Mir ha recordado haber participado en una reunión en la que éste le remarcó que "no debían mezclarse las actividades de partido con las institucionales". "Cañellas lo decía siempre y no creo que supiera que la señora Pallicer estuviera trabajando asegurada", ha remarcado.

La jueza ya interrogó a varios de los empleados 'fantasma' a petición de Subirán después de que el ex gerente del Cilma, Eugenio Losada, aportase a la magistrada un listado y varios correos electrónicos en los que figuraba el nombre de estos trabajadores presuntamente colocados a instancias de los ex altos cargos de UM.

En total, según la documentación entregada por Losada, un total de 34 empleados fueron contratados para trabajar con motivo de la puesta en marcha de los proyectos Infomallorca, EIEL y Mallorca Digital, que habrían servido para camuflar su colocación y cuyo coste, con cargo a las arcas del Cilma, oscilaba entre los 110.000 y los 190.000 euros anuales.

Cabe destacar que otras causas de presunta corrupción política, como Picnic, Maquillaje y Ossifar, también centran sus investigaciones en la contratación de personas afines a UM a través de distintos departamentos públicos y empresas proveedoras a pesar de que realmente se dedicaban a captar votos para el partido nacionalista.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30