Viernes 09/12/2016.

Vigo

La acusada de asesinar a un joven en Coia (Vigo) alega que se defendió para evitar una agresión sexual

Dice que actuó llevada por un "miedo insuperable" y bajo los efectos del alcohol y las drogas
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

La acusada de asesinar a un joven en Coia (Vigo) alega que se defendió para evitar una agresión sexual La acusada de asesinar a un joven en Coia (Vigo) alega que se defendió para evitar una agresión sexual

La mujer acusada de asesinar a un joven en el barrio vigués de Coia, Rosa Alexandra D.A., en agosto de 2008, ha alegado, en el juicio que se sigue contra ella en la Audiencia Provincial, que actuó en legítima defensa para evitar que la víctima la agrediese sexualmente.

Según ha referido la acusada a preguntas de su letrado, ese viernes de agosto de 2008, ambos se encontraban en casa de la víctima, donde habían estado consumiendo alcohol y cocaína y, en un momento determinado, el joven José Fernando B.R. trató de "meterse en la cama" con ella.

"Él no paraba de decir que teníamos que acostarnos", ha señalado en su declaración, y ha asegurado que el joven trató de intimidarla con un cuchillo, y que llegó a causarle un corte en la mano --la única herida que presentaba Rosa Alexandra cuando fue detenida--.

A partir de ese momento, la acusada ha afirmado que no recuerda qué pasó, porque todo "fue muy rápido", y ha señalado que no es consciente de haberle apuñalado en más de 20 ocasiones, tal y como se refleja en el informe de la autopsia. Tras el altercado, la chica acudió a un hospital para ser tratada de su herida y luego volvió al piso, donde fue encontrada por la Policía Local --ya el domingo--.

La mujer ha afirmado que se encontraba "muy mareada" y "asustada", y ha negado que hubiese robado las joyas que desaparecieron del domicilio. "Yo no toqué nada de la casa", ha aseverado, y ha añadido que, en el momento de los hechos, estaba en tratamiento psiquiátrico por problemas de depresión.

La defensa de la acusada ha rechazado las imputaciones de Fiscal y acusación particular --que piden 25 años de cárcel para ella por asesinato y robo con intimidación-- porque "no se aprecia delito" según su versión de los hechos. En caso de que sí se la condene, ha pedido que se apliquen las eximentes de adición, intoxicación plena, miedo insuperable y legítima defensa.

TESTIGOS

En la jornada del juicio celebrada este martes, han prestado declaración los bomberos y agentes de Policía que participaron en la detención de la chica y que acudieron al domicilio donde se produjo el crimen.

La alerta fue dada por un familiar del joven, que llevaba varios días intentando contactar con él sin éxito, y que había intentado entrar en el piso con una llave, sin poder conseguirlo puesto que la puerta estaba cerrada con otra llave por el interior.

Cuando la Policía entró en el domicilio, se encontró al chico muerto en la cocina sobre un gran charco de sangre, con todo el piso revuelto y la presunta asesina, desnuda, durmiendo en un sofá de una sala de estar. En sus primeras manifestaciones, según han testificado varios agentes, Rosa Alexandra "reconoció que había hecho mal, pero que tenía que defenderse porque el chico se había puesto pesado y pretendía obligarla a algo que ella no quería".

Otro de los testigos policiales confirmó que, desde que la joven fue detenida en el piso hasta que llegó a los calabozos de la Comisaría, "hubo varios trayectos", ya que fue trasladada a un centro médico para examinar el corte de la mano. Por ello, "pudo deshacerse de los anillos --supuestamente robados en casa de su víctima-- en cualquier momento".

PELIGROSA

Los propios agentes de Policía que la custodiaron reconocieron que la detenida era considerada "peligrosa" que llegó a formar algún altercado con médicos y enfermeras del centro sanitario, por lo que los funcionarios policiales estaban "más atentos a controlar la tensión que a lo que hacía con los anillos".

Asimismo, uno de los policías explicó que, poco después de que Rosa Alexandra fuese detenida, su hermana se presentó en dependencias policiales para alertar de que era "muy peligrosa", que consumía drogas y que tenía antecedentes de maltrato. De hecho, además de tener dos condenas por maltrato en el ámbito familiar, en el momento del asesinato, la acusada tenía pendiente una orden de arresto e ingreso en prisión, también por maltrato familiar.

El juicio se reanudará este miércoles a las 10.00 horas, en la sala de vistas de la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en la ciudad olívica.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31